15 Oct 2021

Vitaminas: consideraciones para generar un plus de ahorro

get_the_title



AUTOR

Máximo Liñeiro

Diamond V

Valorar las fuentes de vitaminas no solo implica contribuir con una nutrición de precisión, sino que además puede redundar en un ahorro en los costos de la alimentación.

RECOMENDACIONES PARA LA SUPLEMENTACIÓN VITAMÍNICA

La suplementación de vitaminas en la producción avícola y porcina es generalmente una recomendación básica de las casas de genética; resultado de investigaciones propias, publicaciones científicas y el feed back de consumidores de todo el mundo.

A su vez, el nivel de suplementación vitamínica es adaptado en función del desafío ambiental, el resultado zootécnico, los costos de producción, etc.

Las casas de genética establecen las necesidades que son inherentes a la producción de aves y cerdos en pos de expresar su potencial genético pero no toman en cuenta lo que aportan los restantes componentes de la dieta.

Tampoco consideran otros factores que influyen sobre su concentración y disponibilidad, como

  • el tipo de materia prima,
  • el proceso de elaboración del alimento y sus parámetros de calidad.

Solo hacen referencia a la biotina y algunas a la niacina, según incorporen maíz o trigo como cereal principal.

Por otro lado, la recomendación de las casas de genética, tal como se observa en la práctica de la industria, establece valores vitamínicos ampliamente superiores a los requerimientos establecidos por el National Research Council de los Estados Unidos (NRC) para aves (1994) y cerdos (2012).

Este advierte acerca de las pérdidas vitamínicas que pueden ocurrir en los núcleos, premix y alimentos completos, como consecuencia de reacciones entre vitaminas y del proceso de elaboración del balanceado, que pueden alterar su disponibilidad. Rostagno et. al, (2017) si bien recomienda niveles de uso ajustados al tipo de alimento balanceado, para optimizar la relación costo beneficio, no contempla el aporte natural

DISPONIBILIDAD DE VITAMINAS EN LAS MATERIAS PRIMAS

El contenido vitamínico de las materias primas varía considerablemente en función del clima, la variedad de cultivo, el sitio geográfico, el paquete tecnológico y sobre todo del tratamiento y de las condiciones de almacenamiento (Albers et al., 2002).

La mayoría de las vitaminas están acomplejadas (NRC, 2012), mayormente con fitatos (BASF, 1993) o en forma de precursores no activos (Mateos y García Jiménez, 1998).

vitaminas

En Argentina, las materias primas que componen la dieta típica en avicultura son: maíz (± 60 %), soja desactivada, expeler de soja y harina de soja (complejo soja) ±40); en menor proporción: sorgo, gluten de maíz, trigo y harina de carne bovina.

En la tabla N°1 se puede observar el contenido de vitaminas disponibles para cada ingrediente, estimado en base a datos personales, con criterio conservador y a las tablas de referencia de Whitehead y Portsmouth 1989, Larbier y Leclercq 1994, Mateos y García Jiménez (1998), BASF (2000), Albers et al. (2002), FEDNA (2003), Sauvant et al. 2004, Leeson y Summers 2005, NRC (2012) y FEDNA (2019).

vitaminas

Dada la complejidad y el alto grado de variabilidad que implica la determinación de la disponibilidad de vitaminas (Mateos y García Jiménez, 1998), se utilizaron los valores teóricos de referencia reportados por Mateos y García Jiménez (1998) y Basf (2002) (en torno al 25-30%), para harinas que no han sufrido proceso térmico de acondicionado y/o peletizado.

Si bien es muy probable que la concentración de vitamina disponible sea mayor para los cultivos de cosecha reciente y cuyos tratamientos poscosecha sean los adecuados, no hay registros disponibles para incluir sus valores como referencia

La vitamina A y D no están incluidas por carecer de datos, tampoco la vitamina K, dado el aporte prácticamente nulo por parte de las materias primas, para aves y cerdos.

vitaminasEn cuanto a la vitamina B4 (colina) del complejo soja, está presente en alta concentración y disponibilidad, alcanzando valores de hasta un 80% en soja extrusada (Mateos y García Jiménez, 1998).

Si el aporte de vitaminas disponibles en cada uno de los ingredientes es ponderado por su participación en la dieta, tal como se representa en la tabla N°2, se obtiene un nuevo margen de seguridad: un plus que nos brinda la dieta.

Con este nuevo margen se puede ajustar, eventualmente, el margen de seguridad calculado para el corrector vitamínico. En caso de utilizar sistemas más complejos de elaboración de balanceados (como retenedores y peletizadores) esta proporción de aportes debería ser más estudiada de acuerdo con los ingredientes que participan, el perfil de vitaminas que aporta, el grado de agresividad del proceso

vitaminas

INFLUENCIA DEL AGREGADO DE CLORURO DE COLINA SOBRE LA DISPONIBILIDAD DE VITAMINAS

vitaminasEl cloruro de colina es la forma habitual de suplementación de colina. Se obtiene a partir del metanol y del amoníaco con posterior reacción con óxido de etileno y ácido clorhídrico.

La calidad de una fuente de cloruro de colina se evalúa por la concentración del principio activo (colina) y del metabolito secundario que deriva del proceso productivo (trimetil-amina). La trimetil-amina puede originarse, además, en el tubo digestivo de las aves a partir de cloruro de colina proveniente de la dieta debido a la fermentación bacteriana (Calderano et. Al., 2015). Este componente es el responsable de generar olor a pescado.

El cloruro de colina se vehiculiza en forma líquida o polvo adsorbida sobre excipientes vegetales o minerales con propiedades comunes como la higroscopicidad.

Es una sustancia estable pero muy reactiva (BASF, 2002) y con frecuencia es aportada por el cloruro de colina que se adiciona como un componente más dentro de los blends.

Su adición en altas cantidades puede reducir la estabilidad y la actividad de numerosas vitaminas (Basf, 2002; Calderano et. al, 2015; Yang et al, 2019).

Debido a esto, se aconseja su incorporación directa al mezclador; especialmente cuando los blends se almacenan por más de 14 días.

La forma líquida es muy corrosiva a altas temperaturas y alto contenido en oxígeno (Mateos y Garcia Giménez 1998), por lo que solo es recomendable para conductos y válvulas de acero inoxidable u otros materiales resistentes a la corrosión.

vitaminasEn el mercado existen alternativas al cloruro de colina, como los aditivos naturales poliherbales, cuya composición principal es colina conjugada de alta biodisponibilidad (Calderano et al, 2015).

No solo reemplazan al cloruro de colina (White et al, 2020) sino que además poseen otros fitoactivos (terpenoides, rutina y timol) que ejercen efectos antiinflamatorios, antioxidantes y mejoradores del metabolismo energético (Matheus et al, 2019; White et al, 2020).

Estos aditivos no son reactivos con el medio (blends y alimentos balanceados) por lo que no reaccionan con otras vitaminas, no poseen actividad corrosiva y en adición soportan la temperatura de peleteado y extrusado.

También existen otras alternativas herbales que por sus propiedades pueden reemplazar totalmente a la vitamina C y parcialmente a la E, con alto poder antioxidante; cualidades a considerar al momento de seleccionar los ingredientes que componen la dieta.

IMPLICANCIAS

Valorar las fuentes de vitaminas no solo implica contribuir con una nutrición de precisión, sino que además puede redundar en un ahorro en los costos de la alimentación.

En otras palabras, el objetivo no debe ser ofrecer menor cantidad de vitaminas, sino valorar lo que se ofrece.

BIBLIOGRAFÍA:

Albers N., Gotterbarm G., Heimbeck W., Keller T., Seehawer J. and Tran T. D. 2002. Vitamins in animal nutrition. AWT (Arbeitsgemeinschaft für Wirkstoffe in der Tierernährung e.V.), GmbH.,78 p.

BASF. 1993. Vitamins-one of the most important discoveries of the century. 5º ed. Basf Corporation, Parsippany, New Jersey.

BASF. 1994. Vitamin Stability in premixes and feeds: a practical approach. In: Keeping Current, KC 9138, Corporation, Parsippany, New Jersey.

BASF. 2000. Vitamins, One of the most important Discoveries of the Century, Animal Nutrition 6th edition.

BASF. 2001. 6th edition, Vitamin Stability in premixes and feeds: a practical approach. In: Keeping Current, KC 9138, Corporation, Parsippany, New Jersey.

Calderano A.A, Nunes N. V., Barbosa Rodrigueiro R. J. y César R. A. 2015. Replacement of choline chloride by a vegetal source of choline in diets for broilers. Ciência Animal Brasileira. v. 16, n. 1, pp. 37-44.

Coelho, M. 2002. Vitamin Stability in Premixes and Feeds A Practical Approach in Ruminant Diets. In Proceedings of the 13th Annual Florida Ruminant Nutrition Symposium, Gainesville, FL, USA. pp. 127–145.

FEDNA. 2003. Blas De C., Mateos G., G. y Rebollar P. G. Tablas de composición y valor nutritivo de alimentos para la fabricación de piensos compuestos. Fundación Española para el Desarrollo de la Nutrición Animal, 2da edición. Capítulo X, pp. 171-190.

FEDNA. 2019. Blas De C., Rebollar P. G., Gorrachategui M. y Mateos G. G. Tablas de composición y valor nutritivo de alimentos para la fabricación de piensos compuestos. Fundación Española para el Desarrollo de la Nutrición Animal, 4ta edición. Capítulo X, pp. 604.

Larbier, M y Leclercq B., 1994. Nutritional and Feeding of poultry. Translated and edited by Julian Wiseman. Nottingham University Press.

Leeson S. y Summers J.D., 2005. Commercial Poultry Nutrition, 3rd Edition, 2005. University Books. P. O. Box 1326. Guelph Ontario.

Mateos G. G., García Jiménez, M y Gracia Lorenzo, M. 1998. En: XIV Curso de Especialización FEDNA. Eds. P. García, C. de Blas y G.G. Mateos Capitulo X Composición micromineral y vitamínica de correctores comerciales de premezclas para porcinos. Capítulo XVII. pp. 313-340.

Mateos G.G. y García Jiménez M. 1998. En: XIV Curso de Especialización FEDNA. Eds. P. García, C. de Blas y G.G. Mateos Capitulo X. Uso de premezclas en fabricación de piensos. Características y composición de las materias primas utilizadas en macrocorrectores. pp. 171-190

Matheus D. Baldissera, Carine F. Souza, Bernardo Baldisserotto, Fernando Zimmer, Diovani Paiano, Tiago G. Petrolli, Aleksandro S. Da Silva. 2019. Vegetable choline improves growth performance, energetic metabolism, and antioxidant capacity of fingerling Nile tilapia (Oreochromis niloticus), Aquaculture Vol. 501, pp. 224-229.

NRC 1994. National Research Council. Nutrient Requirement of Poultry, Ninth Revised Edition, 1994 The National Academy of Sciences.

NRC 1998. National Research Council. Nutrient Requirements of Swine 10th Revision Edition, 1998. The National Academy of Sciences

NRC 2012. Nutrient Requirements of Swine . 11th ed. Washington, DC: National Academy Press.

Rostagno H. S., Albino L. F. T., Hannas M.I., Donzele J. L.,Sakomura N, K., Perazzo F. G., Saraiva A., Teixeira M. L., Rodrigues Borges P., Oliveira R. F., Barreto S. L. T. and Oliveira B, C . 2017. Brazilian tables for poultry and swine: composition of feedstuffs and nutritional requirements.4 th ed. Viçosa, Brazil: Universidade Federal de Viçosa.

Sauvant D.; J.-Marc Perez y T., Gilles, 2004. Tablas de composición y de valor nutritivo de las materias primas destinadas a los animales de interés ganadero. Cerdos, aves bovinos, ovinos, caprinos, conejos, caballos y peces. Ediciones Mundo Prensa.

Whitehead C.C. y Portsmouth, J.I., 1989. Vitamin requirements and allowances for poultry. In:Rencent Avances in Animal Nutrition, Eds Haresign, W and Cole, D.J.A., Butterworth, London, pp 35-86.

Yang P. Wang, H., Zhu, M., Ma Y. 2019. Effects of Choline Chloride, Copper Sulfate and Zinc Oxide on Long-Term Stabilization of Microencapsulated Vitamins in Premixes for Weanling Piglets. Animals 9, 1154.

Diamond V



REVISTA AVINEWS +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Septiembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



logo