AUTOR

Pedro Villegas

Diamond V

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

Los virus que causan enfermedades inmunodepresoras lesionan los tejidos y órganos del sistema inmunocompetente, disminuyendo así los mecanismos de defensa frente a otros patógenos.

Virus aviares más conocidos

Estos son los virus aviares más conocidos e importantes por su efecto inmunosupresor:

  • El virus de la enfermedad infecciosa de la bolsa (Gumboro)
  • El virus de la anemia infecciosa aviar
  • El virus de la enfermedad de Marek

Estos virus pueden considerarse como agentes cuyo efecto primario se ejerce principalmente sobre las células del sistema inmunológico o los linfocitos.

Los virus que hacen parte del complejo leucósico aviar también tienen efecto sobre el sistema inmune, aunque junto con el virus de la enfermedad de Marek son frecuentemente considerados como agentes causantes de tumores en diversos tejidos.

Existen otros virus que, aunque su efecto inicial no se ejerce directamente sobre el sistema inmune, los resultados secundarios causan una disminución de la respuesta inmune, posiblemente debido al estrés que se presenta en este tipo de infecciones. Los reovirus y adenovirus pueden clasificarse en este grupo, aunque se conoce que algunos adenovirus que infectan los pavos tienen efecto sobre el sistema inmune, como es el caso de los virus de la enteritis hemorrágica de los pavos causada por un adenovirus del grupo 2.

De toda esta lista de virus inmunosupresores, el virus de Gumboro es definitivamente el más común en la industria avícola mundial, constituyéndose en el virus presente en todas las explotaciones avícolas comerciales. El virus de la anemia infecciosa aviar, aunque también está presente en las explotaciones comerciales del mundo, en muchos casos se le ha dado menor importancia puesto que los casos de enfermedad clínica son relativamente escasos, a pesar de que tiene un efecto sobre los parámetros productivos de las parvadas. El amplio uso de las vacunas comerciales en las reproductoras y abuelas ha resultado en el control de los casos clínicos por anemia infecciosa aviar.

Inmunosupresión

Dohms y Saif definen este término como “Un estado temporal o permanente de disfunción de la respuesta inmune que resulta del daño al sistema inmune y que conduce a un aumento en la susceptibilidad a enfermedades”.

El daño del sistema inmune conduce naturalmente a una respuesta disminuída en los niveles de anticuerpos contra otros organismos, lo mismo que a la aparición de infecciones de tipo secundario que, en los casos de aerosaculitis, perihepatitis o pericarditis resultantes de la infección por agentes coliformes que no son considerados agentes inmunosupresores, son la causa final de la muerte del ave.

Efectos principales de los estados de inmunodepresión

Los efectos principales de los estados de inmunodepresión se pueden agrupar de la siguiente forma:

  1. Aumento en la susceptibilidad a otras enfermedades infecciosas, como es los casos de los problemas de tipo respiratorio observados frecuentemente en parvadas de aves (pollos principalmente), donde debido a la inmunosupresión, los virus de tipo respiratorio (vacunales y de campo) tienen una mayor facilidad para multiplicarse y causar lesiones, resultando en cuadros clasificados como enfermedad respiratoria crónica.
  2. Reducción de la respuesta a las vacunas aplicadas, como es el caso del virus vacunal de Newcastle que disminuye su capacidad de protección cuando las aves están inmunodeprimidas. Las respuestas contra bronquitis y otros virus también se ven disminuidas.
  3. Reducción de los parámetros de rendimiento, observándose aumento en las conversiones alimenticias, decomisos y mortalidad.

 

laboratorios veterinarios

 

Papel del Gumboro & la anemia infecciosa aviar

La bolsa de Fabricio es el órgano donde “maduran” o se diferencian las células o linfocitos B. Las células precursoras de los linfocitos migran desde el saco amniótico a la bolsa de Fabricio durante la embriogénesis.

La diferenciación entre linfocitos B y células plasmáticas, que son las productoras de anticuerpos como respuesta a la presencia de antígenos, ocurre en la bolsa de Fabricio, haciendo por lo tanto que este órgano sea vulnerable cuando se encuentra infectado con organismos como el virus de Gumboro que causa disminución linfocitaria de la bolsa (depleción linfoide) resultando en inmunosupresión principalmente cuando el ave se infecta durante las primeras 2-3 semanas de edad.

La inmunosupresión causada por el virus de Gumboro resulta en la incapacidad de responder adecuadamente contra otros antígenos, siendo el virus de Newcastle el antígeno más extensamente utilizado para evaluar el efecto del virus de Gumboro sobre el sistema inmunológico.

La presentación de la enfermedad de Gumboro en el mundo ha sufrido una evolución considerable: en las décadas de 1960 y 1970 la forma clásica de la enfermedad predominó en el mundo, caracterizándose por la presencia de una bolsa de Fabricio edematosa al inicio, con presencia de fibrina en su parte externa, exudado caseoso en las folias internas, y con hemorragia o necrosis de la bolsa.


 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Marzo 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube