get_the_title
  • Avinguda La Selva, 135 Amer-Girona 17170
    España
  • +34 972 43 06 60
  • 34.gs/hipra



AUTOR

A.; Van Erum; Dardi

Girona (Spain)

J. 1 Veterinari Practice Galluvet

Lummen (Belgium) 2 HIPRA

M.; Rubio2

Ronsmans1

S.; Flament1

Diamond V

INTRODUCCIÓN

La resistencia a los antimicrobianos se ha convertido en un problema de salud pública mundial que afecta a personas y animales de producción. Como consecuencia de ello, la Unión Europea decidió establecer una política sostenible para el uso de antibióticos en el sector veterinario.

En 2010, el gobierno holandés pidió que el consumo veterinario de antibióticos se redujera en un 50% en 2013, en comparación con el 2009.

Además, las autoridades sanitarias de los Países Bajos recomendaron limitar el consumo veterinario de antibióticos específicos a fin de conservarlos para la medicina humana -fluoroquinolonas y β-lactámicos-.

En Bélgica se ha establecido como objetivo para 2020 una reducción del 50% de su uso global y una reducción del 75% del uso de los antibióticos más esenciales.

La Coccidiosis sigue siendo una enfermedad con un impacto considerable en la producción de broilers siendo la más importante en términos económicos.

Las pérdidas se deben a la mortalidad y al deficiente rendimiento técnico de los pollos que sobreviven, así como al coste del control de la enfermedad mediante químicos (Williams, 1999).

La Coccidiosis es uno de los factores predisponentes para la enteritis bacteriana (Timbermont et al., 2011) repercutiendo en la prevalencia de otras enfermedades entéricas o sistémicas.

La vacunación frente a la Coccidiosis también podría tener un efecto indirecto sobre las enfermedades relacionadas con el aparato digestivo (disbacteriosis, enteritis necrótica, septicemia tras fuga intestinal) y, por tanto, podría modificar el consumo de antibióticos.

Se ha constatado que la aplicación de una vacuna frente a la coccidiosis en un programa rotacional procura una mejora significativa de los resultados zootécnicos (Ronsmans et al., 2014).

La vacunación frente a la Coccidiosis podría modificar el uso de antibióticos

 

Figura 1. Medidas de reducción del uso del antibiótico aplicadas por varios países de la Unión Europea

OBJETIVOS

El objetivo de este estudio consistió en determinar si la vacunación de broilers con una vacuna viva(1) frente a coccidiosis tenía efectos sobre el uso de antibióticos en estos animales.

La hipótesis era que si se mejoraba la salud intestinal, también mejoraría la salud global en las granjas de broilers.

RESULTADOS

El presente estudio muestra el efecto del uso de una vacuna frente a la coccidiosis sobre el uso de antibióticos en 21 granjas (56 naves en total) de Bélgica.

  • Esto dio lugar a un total de 5.404.000 broilers vacunados.
  • Cada nave se estudió por separado.
  • Las granjas tenían antecedentes de brotes de coccidiosis clínica graves.

Antes de la vacunación para la Coccidiosis, se llevó a cabo un programa “clean up” con un coccidiostato químico que no se había empleado recientemente en aproximadamente la mitad de las naves, con el objetivo de reducir la presión de infección inicial por coccidiosis y aumentar al máximo las probabilidades de que las cepas de la vacuna repoblasen la nave.

Después de la vacunación frente a la Coccidiosis, todas las granjas volvieron a su programa anticoccidial original basado en ionóforos monovalentes y/o nicarbazina

TODOS LOS RESULTADOS SE CLASIFICARON EN 3 GRUPOS

  1. Resultados de ciclos antes de la vacunación («CAV»; 5,15 ciclos por nave, de promedio)
  2. Resultados de ciclos durante la vacunación («CDV»; 4,02 ciclos por nave, de promedio)
  3. Resultados de ciclos tras la vacunación («CTV»; 3,87 ciclos por nave, de promedio)

Se tuvieron en cuenta todos los tratamientos excepto los tratamientos iniciales aplicados durante la primera semana y se clasificaron:

  • Tratamientos para la Coccidiosis
  • Tratamientos gastrointestinales
  • Tratamientos NO digestivos (poliserositis, infección respiratoria y/o artritis)

Para cada uno de ellos se calcularon los días de tratamiento por ciclo y la cantidad de molécula activa por kg de pollo (peso promedio).

Los promedios globales pueden consultarse en la Tabla 1.

4

Tabla 1. Promedios globales de los tratamientos antes, durante y tras la vacunación

 

TRATAMIENTOS PAR A LA COCCIDIOSIS

En Bélgica se utilizan habitualmente gr principio activo / kg p.v. cinco medicamentos distintos.

Dos de ellos se basan en aceites esenciales de origen vegetal. Estos últimos no poseen una actividad anticoccidial directa. En lugar de ello, aumentan el recambio de las células intestinales y, por consiguiente, la recuperación intestinal.

En el Gráfico 1 se muestra la evolución de de la cantidad de molécula activa por kg de pollo (peso promedio).

La cantidad activa se reduce un 76,47% y 64,71%, respectivamente, durante y después de la vacunación en comparación con los ciclos antes de la vacunación.

Los datos de molécula activa para los compuestos fitoterapéuticos no se evaluaron porque carecían de un nivel bien definido de sustancia activa.

Los productos en base a aceites esenciales de origen vegetal, NO interfieren en el ciclo de vida de Eimeria sino que aumentan el recambio de las celulas intestinales. Se pueden emplearse en manadas vacunadas para reforzar la integridad

TRATAMIENTOS GASTROINTESTINALES

En este apartado se evalúan todos los antibióticos que se administran actualmente en Bélgica.

El Gráfico 2 muestra la evolución de su uso antes (CAV), durante (CDV) y tras (CTV) la vacunación frente a la coccidiosis. En el gráfico se puede consultar el detalles para cada tipo de antibiótico.

2

Figura 2. Fase reproductiva del ciclo de vida de Eimeria Spp. en el epitelio intestinal

Después de la aplicación de la vacuna frente a la Coccidiosis, la dosis de antibiótico administrado se reduce en un 30,43%

TRATAMIENTOS NO DIGESTIVOS

Por último, en el Gráfico 3 se evalúan los antibióticos utilizados para indicaciones no entéricas.

Durante la vacunación (CDV), la cantidad de antibióticos por kg de pollo se mantiene igual en comparación con los ciclos antes de la vacunación (CAV).

Cuando se comparan los ciclos antes y después de la vacunación (CTV), la cantidad de sustancia activa/kg de pollo aumentan en un 27,17%, respectivamente.

Tres antibióticos son los principales responsables del aumento de cantidad de sustancia activa/kg de pollo: ENROFLOXACINO, AMOXICILINA y DOXICICLINA.

El ENROFLOXACINO se utiliza para el tratamiento de las infecciones de la yema de huevo durante la primera semana, de modo que la vacunación frente a la coccidiosis no puede tener ningún efecto sobre esta enfermedad.

La AMOXICILINA y la DOXICICLINA se utilizan principalmente para la artritis bacteriana (bacterias de los géneros Enterococcus y Staphylococcus). En las granjas comerciales belgas, observamos una prevalencia más elevada de artritis bacteriana en verano.

Los datos (CTV) de este estudio se recopilaron durante la primavera y el verano, lo que explicaría en parte el mayor consumo de amoxicilina y doxiciclina.

La vacunación frente a la Coccidiosis ayuda a mantener la salud intestinal. Suponemos que tiene un efecto positivo indirecto sobre la microbiota y la integridad de la pared intestinal, impidiendo que los patógenos invadan el torrente sanguíneo (Williams, 2005

1

Gráfico 3. Consumo de antibióticos no entéricos

 

CONCLUSIONES

El principal objetivo de la vacunación frente a la Coccidiosis es prevenir la enfermedad, aunque cabe esperar un efecto positivo indirecto de la vacunación sobre otras enfermedades debido a una mejora de la integridad intestinal.

No se observaron casos de enteritis necrótica durante este estudio en contra de la creencia popular relacionan una mayor aparición de enteritis necrótica y disbacteriosis en manadas vacunadas a causa de la ausencia del efecto anticlostridial de los ionóforos.

Asimismo, la cantidad de antibióticos utilizados para enfermedades entéricas disminuyó durante la vacunación coincidiendo con la revisión de Williams (2005).

La vacunación no ejerce ninguna influencia sobre los tratamientos no digestivos.

Sin embargo, se observa una reducción del tratamiento con antibióticos tras la vacunación frente a la coccidiosis (64,71%) y los tratamientos intestinales (30,43%). Además, la cantidad de amoxicilina y β-lactámicos utilizados para la enteritis también es significativamente inferior (24,45%).

Todos estos datos demuestran que la aplicación de una vacuna viva frente a la coccidiosis en un programa rotacional para el control de la enfermedad podría ser una de las soluciones para responder a las expectativas políticas relativas a la resistencia antimicrobiana.

avinews_junio_2015104

 

 

Diamond V



REVISTA AVINEWS +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Septiembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



logo