30 Oct. 2018

Patología & Salud animal

Patología & Salud animal

infecciones por eimeria en pollos

Vacunación contra coccidiosis en pollos de engorde y reproductoras


Escrito por: Andrés Montoya

Los productores avícolas reconocen fácilmente problemas sanitarios obvios. Sin embargo las enfermedades subclínicas, que pueden pasar desapercibidas, llegan a degradar silenciosamente el rendimiento económico al ocasionar problemas como

  • Mala digestión
  • Absorción
  • Utilización de nutrientes o desvío de energía hacia una respuesta inmune en lugar de utilizarla para el crecimiento

Efecto de Eimeria en las reproductorasLos programas anticoccidiales que emplean ionóforos o los programas “duales” (químico-ionóforo) resultan con frecuencia en lesiones subclínicas por lo general entre los 24 y 49 días de edad, dependiendo de la eficacia del anticoccidiano empleado, la densidad de aves y las condiciones ambientales.

En el caso de las reproductoras, los efectos adversos de la coccidiosis subclínica durante la etapa de crianza y levante se traducen en tasas de crecimiento y conversión alimenticia pobres.

En lotes afectados se observa:

  • Pérdida de uniformidad
  • Un menor número y menor calidad de huevos fértiles, afectándose indirectamente el desempeño de la progenie

En cualquiera de los dos tipos de producción, la coccidiosis subclínica es muy costosa y predispone a las parvadas a otros problemas de salud que afectan los parámetros productivos, incrementando los costos de producción.

Ante el aumento progresivo de resistencia que provocan los programas anticoccidiales tradicionales, el desarrollo de inmunidad a través de la vacunación se presenta como una opción muy atractiva para el manejo de la coccidiosis.

La vacunación tiene como objetivo principal inocular a las aves a una edad temprana con un número preciso de organismos (ooquistes esporulados), con el desarrollo eventual de una respuesta inmune sólida

Los siguientes factores son críticos para lograr una inmunización exitosa en los pollos de engorde y reproductoras:

EN LA INCUBADORA

Manejo apropiado durante el almacenamiento y la administración de la vacuna

(Importante: evitar temperaturas de congelación) (Figura 1).

Aplicación adecuada de la vacuna para lograr una amplia cobertura (Figura 2).

Iluminación y condiciones de temperatura ideales que promuevan la actividad de los pollitos y la ingestión de la vacuna depositada sobre el plumón después de su administración (ingestión de ooquistes de las diferentes especies incluidas en la vacuna).

la vacunación contra coccidiosis

Figura 1. Imagen térmica de un refrigerador donde se conserva la vacuna.

Las vacunas contra coccidiosis nunca deben ser congeladas

Figura 2. Imagen térmica durante la aplicación.

Se puede observar una aplicación uniforme y una cobertura total de las aves al momento de la aplicación en la incubadora

DURANTE LA RECEPCIÓN DE LAS AVES EN LA GRANJA

DENSIDAD DURANTE LA CRÍA

La densidad inicial es un factor crítico para el posterior reciclaje de los ooquistes presentes en la vacuna.

Una alta densidad implica la concentración de cantidades elevadas de ooquistes en un área determinada de la cama, con unos índices de esporulación elevados asociados a la humedad presente en las heces.

La exposición de la parvada a cantidades excesivas de ooquistes de coccidia esporulados puede resultar en una patología intestinal y un bajo desempeňo.

En contraste, una densidad baja puede significar una uniformidad pobre en el grado de exposición y un desarrollo de inmunidad lento.

En general, las vacunas comerciales con especies de coccidia no atenuadas requieren una densidad aproximada de 21 aves/m2 durante los primeros siete días postvacunación para iniciar el segundo reciclaje de los ooquistes.

Posteriormente, se recomienda disminuir la densidad a niveles aproximados de 16.5 aves/m2 con el fin de evitar el exceso de humedad y una exposición excesiva de ooquistes.

Es importante obtener un equilibrio entre los factores asociados al reciclaje de ooquistes:

  • Densidad adecuada de las aves durante las primeras semanas de vida.
  • Condiciones ambientales que favorezcan el proceso de esporulación. Dichos factores aseguran el desarrollo rápido y uniforme de la inmunidad adquirida mediante la vacunación contra coccidia.
  • Es importante no sacrificar el espacio de los comederos y bebederos recomendados de acuerdo a la edad de las aves debido a que esto puede estimular el consumo de material de cama y como consecuencia esto puede interrumpir el desarrollo de la inmunidad contra coccidiosis.

MANEJO DE LA CAMA

Se recomienda emplear una cantidad adecuada (10 a 15 cm de espesor) de un material seco y absorbente, como la viruta de madera u otro tipo de material absorbente.

Igualmente, se debe mantener la humedad de la cama entre el 25% y el 35% con el fin de promover una esporulación adecuada de ooquistes.

TEMPERATURA EN EL ÁREA DE RECEPCIÓN

Las diferentes líneas o cruces genéticos requieren de condiciones específicas durante su crianza (recibimiento en la totalidad o en la mitad de la caseta) y es aconsejable seguir las recomendaciones de las empresas de selección genética.

Se deben tener en cuenta los siguientes factores:

  • Precalentar la caseta durante 24 horas antes de que los pollitos lleguen a la granja para mantener una temperatura adecuada y uniforme (24 °C aproximadamente) en todo el galpón.
  • Cuando los pollitos lleguen a la granja la temperatura inicial debajo de las criadoras debe ser 32 °C, y posteriormente debe reducirse la temperatura gradualmente a razón de 3 °C por semana, dando como resultado una temperatura ambiental de 22-23 °C a los 21 días.
  • No se debe confiar únicamente en los controles automáticos o termostatos. Es necesario observar el comportamiento de los pollitos para poder atender sus necesidades reales.

USO SUPLEMENTARIO DE COMEDEROS Y BEBEDEROS

Infecciones por eimeria en pollosDebe permitirse el acceso continuo a alimento y agua para estimular la liberación de esporozoitos en el tracto digestivo.

El consumo de alimento se encuentra altamente correlacionado con el consumo de agua (un ave no consumirá la cantidad adecuada de alimento si el consumo de agua es deficiente o viceversa). Los comederos adicionales son importantes para ayudar a las aves jóvenes a tener un buen comienzo, especialmente durante los primeros 7 a 14 días de edad.

Deben ser eliminados gradualmente para prevenir incrementos grandes de mortalidad o disminuir al máximo posible el consumo de cama.

Es importante favorecer el consumo de alimento y desestimular el consumo de cama

Las aves que consumen cama (reciclada especialmente) no solo consumen una cantidad excesiva de ooquistes, sino también bacterias dañinas (Clostridium spp.), las cuales pueden resultar en una reacción vacunal excesiva o enteritis necrótica, con pobre rendimiento y uniformidad de la parvada.

No se recomienda el uso de amprolio como tratamiento rutinario para pollos de engorde o reproductoras vacunadas mientas se desarrolla la inmunidad

El uso rutinario de amprolio ocasiona un reciclaje inconsistente o la eliminación completa de la producción de ooquistes durante los periodos de replicación, causando un desarrollo subóptimo de inmunidad contra coccidias.

La determinación del uso de amprolio como tratamiento debe basarse en el examen post-mortem de las aves o de un continuo monitoreo de aves sanas para determinar el tipo de lesión que se está presentando en las aves.

Evoluación de la mortalidad coccidosis

Las condiciones del galpón y la atención al reciclaje deben ser mantenidas durante por lo menos las primeras cuatro semanas de edad, periodo durante el cual se espera el desarrollo de la inmunidad.

En reproductoras vacunadas, las especies necatrix y brunetti producen pocos ooquistes durante su ciclo normal de replicación, por lo que requieren reciclajes adicionales para el estimular el desarrollo de una inmunidad completa.

Los factores más importantes para lograr una inmunidad sólida contra coccidiosis a largo plazo son:

  • Almacenamiento, manejo, reconstitución y administración apropiadas de la vacuna en la incubadora.
  • Suministro constante de alimento y agua para favorecer la liberación de los esporozoitos vacunales.
  • Mantenimiento de niveles de humedad en la cama adecwuados para favorecer la esporulación de ooquistes.
  • Prácticas de manejo adecuadas para promover el reciclaje, logrando la exposición de las aves a por lo menos 3 ciclos completos de las diferentes Eimerias presentes en la vacuna.

Los programas sostenibles empleando vacunas comerciales requieren una correcta administración en la incubadora y la implementación de prácticas de manejo que favorezcan el desarrollo de inmunidad y el desempeño esperado de los lotes.

vacunación pollos contra coccidiosis

msd



Deja tu comentario