30 Ene. 2019

Manejo & Bienestar Patología & Salud animal

Manejo & Bienestar Patología & Salud animal

vacunas avicultura

Uso adecuado de Bacterinas en reproductoras de carne


Escrito por: Rodrigo Espinosa

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

Este trabajo es una guía practica para inducir niveles óptimos de inmunidad y minimizar el riesgo de efectos adversos asociados con el uso de bacterinas en las reproductoras de pollo de engorde.

Un buen programa de vacunación, aunado a un manejo apropiado y buena bioseguridad juegan un papel clave para promover la salud, el bienestar y la productividad de las reproductoras de pollo de engorde

Las bacterinas o vacunas bacterianas inactivadas pueden ser una herramienta valiosa en los programas de vacunación para estimular altos niveles de inmunidad contra patógenos como:

  • Salmonella spp.
  • Pasteurella multocida (cólera)
  • Escherichia coli (E. coli)
  • Avibacterium paragallinarum (coriza)
  • Ornithobacterium rhinotracheale (ORT)

Principios generales de las bacterinas

  • Las bacterinas deben ser usadas bajo supervisión de médicos veterinarios especializados
  • Es importante usar productos de manufactura confiable Su almacenaje y manejo deben ser adecuados
  • Las bacterinas deben estar a una temperatura correcta antes de su administración
  • Estos productos requieren manejo y aplicación por personal entrenado
  • El proceso de vacunación debe estar bajo auditoria constante
  • La inspección visual de la técnica y el sitio de inyección es el mejor método para evaluar su administración
  • Es imprescindible vacunar a todas las aves.
  • Una ave no vacunada no podrá desarrollar la inmunidad deseada a estos productos inactivados
  • El objetivo es inducir niveles de anticuerpos altos y duraderos

Características de las Bacterinas

  • Las bacterinas constan de dos componentes, una fase líquida y un adyuvante mezclados formando una emulsión. La fase líquida contiene el o los antígenos de bacterias específicas y el adyuvante es una sustancia que ayuda a reforzar y prolongar la respuesta inmunológica del ave.
  • El antígeno puede ser parte de la bacteria o componentes de la misma.
  • En el caso del adyuvante, el hidróxido de aluminio y el aceite mineral son los más comúnmente usados. Las emulsiones simples consisten de una fase líquida rodeada por una fase de aceite continua, referidas como emulsión agua en aceite (Ag/Ac).
  • Las emulsiones dobles (Ag/Ac/Ag) son elaboradas al dispersar agua en aceite y luego dispersar esta emulsión Ag/Ac en agua con el fin de que sean menos densas y se facilite su inyección.
  • La reacción en el sitio de inyección de las bacterinas de emulsión en aceite es más severa que la reacción causada por vacunas virales inactivadas. Esto se debe a ciertos componentes bacterianos potencialmente tóxicos, como lipopolisacáridos o endotoxinas.
  • La reacción a las bacterinas en emulsiones con aceite tiende a ser mas severa y producir niveles mayores de anticuerpos comparadas con emulsiones en hidróxido de aluminio.

Edad de Administración

Debido al potencial de las bacterinas para causar una fuerte reacción, éstas se administran generalmente entre las 8 y 10 semanas de edad cuando las reproductoras para pollo de carne tienen suficiente peso y masa muscular para poder asimilarlas. Una segunda dosis es recomendada entre las 18 y 20 semanas para que las parvadas se sobrepongan a la reacción sin comprometer su peso, uniformidad, desarrollo sexual e inicio de la producción de huevo.

Procedimientos de Preparación, Manejo & Administración

Es recomendable retirar a las bacterianas del refrigerador alrededor de 24 horas antes de su administración para atemperarlas .

vacunas en avicultura

Para evitar romper la emulsión, es muy importante no congelarlas y evitar que se sobrecalienten. El sobrecalentamiento puede resultar en la liberación de endotoxinas que pueden causar reacciones muy severas y mortalidad (síndrome hemorrágico post-vacunación).

reproductoras
vacunación en avicultura

El sitio de inyección no tiene un mayor efecto en la respuesta inmune, sin embargo, lo mas más importante es que se haga con precisión.

El éxito de las bacterinas y la severidad de la reacción depende de los siguientes factores:

  • Buena planeación y manejo adecuado antes de su administración
  • Técnica adecuada de aplicación
  • Administración de una dosis completa
  • No pasar por alto o dejar aves sin vacunar
  • Estado físico (edad, peso) y salud de las parvadas para lograr buena inmunidad con un mínimo de reacciones adversas
  • Entrenamiento del personal involucrado y auditorias de los métodos de manejo y administración
  • Seguir las recomendaciones del fabricante

En general, cuando las bacterinas son aplicadas correctamente por la vía subcutánea (SC) hay una menor reacción que con la inyección intramuscular (IM).

vacunación avicultura

Inyecciones SC

Es indispensable usar agujas nuevas estériles y reemplazarlas periódicamente (al menos una vez cada 500 aves). Para las inyecciones SC, se recomienda usar agujas del calibre 18 -19 y de 10 a 12 mm (de 0,4 a 0,5 pulg.) de largo. Para inyecciones IM, se recomienda agujas de calibre 18 y de 6 mm (0,25 pulg.) de largo. Agujas despuntadas o con biseles dañados deben ser reemplazadas inmediatamente para no causar daño en los tejidos del ave.

Inyecciones IM

Cuando se usa la ruta IM, el músculo de la pechuga es el mejor sitio posible ya que su grosor ofrece una buena amortiguación de la inyección. Cuando se inyecta en la pechuga es necesario asegurarse que la aguja se localice de 2,5-3,8 cm (1-1,5 pulg.) lejos del esternón o hueso de la quilla (Figura 5) y colocar la aguja en el tercio superior de la pechuga, en dirección hacia abajo en un ángulo de 45°, previniendo la aplicación de la vacuna dentro de la cavidad abdominal

La aplicación de bacterinas en los músculos de la pierna no es común en las reproductoras de carne y en general debe ser evitado para prevenir reacciones adversas.

vacunas en avicultura

La inspección visual de la técnica de administración (en el momento) y localización de la vacuna en el sitio correcto es el mejor método para determinar la precisión de la inyección

Métodos de Verificación

La inspección de la localización se recomienda dentro de una hora después de la vacunación.

Las plumas húmedas indican que la vacuna fue mal aplicada. Para evaluar visualmente el procedimiento después de la aplicación intramuscular (IM) se sugiere sacrificar algunas aves que son errores de sexado (usando un método adecuado) para inspeccionar el sitio de inyección.

vacunación avícola

Respuestas & Reacciones a las Bacterinas

Si las aves se muestran deprimidas y letárgicas por algunos días debido a la reacción se recomienda hacer un ajuste de la cantidad de alimento para estimular y dar a la parvada una cantidad adicional de energía. Esto ayuda a mantener la uniformidad de peso y ayuda a las aves a sobreponerse de la reacción tanto de los tejidos como sistémica. El síndrome hemorrágico post-bacterina que se presenta en algunos casos es una reacción adversa que se debe posiblemente la presencia de endotoxinas en algunas bacterinas.

vacunación reproductoras

En estos casos es común encontrar una reacción inflamatoria en el sitio de inyección de la vacuna en la pechuga. Para evitar o disminuir la incidencia de estos problemas es imperativo tener una buena planeación de la vacunación, manejo y administración de las vacunas y edad de las aves (evitar la administración de bacterinas separadas por pocas semanas). Así mismo es recomendable evitar bacterinas causantes de reacciones muy severas.

Las cicatrices en el sitio de inyección seguida de la aplicación en la pechuga pueden resultar en problemas de decomiso cuando las aves son procesadas al termino del ciclo de producción. Estas cicatrices tienden a ser mas visibles cuando se usan bacterinas emulsionadas en aceite comparadas con vacunas virales inactivadas.

vacunas avicultura

Con el fin de reducir reacciones adversas algunos fabricantes tienen disponibles bacterinas con volúmenes menores (botellas de 250 ml, 0,25 ml por dosis) con la misma concentración de antígenos que los productos convencionales (botellas de 500 ml, 0,5 ml por dosis).

Deja tu comentario