28 Feb. 2019

Marketing & Economía

Marketing & Economía

Carne de pollo brasileña registra alza de 10,8% en ventas acumuladas 2019

USDA: Prevé crecimiento de 1,8% para producción de pollo de Brasil en 2019


Escrito por: Priscila Beck

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

Conforme al informe del USDA, Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la producción de carne de pollo brasileña tendría un crecimiento de 1,8% en 2019, llegando a los 13,6 millones de toneladas. La proyección del organismo estadounidense es un poco más optimista que las proyecciones divulgadas por la ABPA, Asociación Brasileña de Proteína Animal, a finales de 2018: crecimiento de 1,39% – 13,2 millones de toneladas.

A pesar de ser más optimistas que las expectativas de la ABPA, las 13,6 millones de toneladas proyectadas por el USDA en su informe de 13/2 representan una reducción en la producción anteriormente proyectada por el organismo de 13,9 millones de toneladas. Según el USDA, el movimiento de los productores brasileños para el ajuste del mercado interno fue uno de los puntos considerados para la reducción de esa expectativa.

«La previsión más baja también refleja las preocupaciones de los exportadores por las restricciones en los mercados tradicionales de importación, principalmente de Arabia Saudita y de la Unión Europea», destaca el informe del USDA.

Por otro lado, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos apuesta que el crecimiento económico brasileño estimado para 2019, de 2,5%, y el control de la tasa de inflación podrían estimular la recuperación de la demanda interna por carne de pollo. La proyección del USDA es de un crecimiento de 2% de la demanda doméstica brasileña por carne de pollo.

El organismo también apunta a expectativas de menores aumentos de los costos de producción en 2019 comparado al de 2018, cuando Brasil enfrentó el segundo mayor costo de producción ya registrado. El USDA recuerda que durante el año 2018 el costo de producción de carne de pollo en Brasil aumentó en cerca de 15%, teniendo como principal causa el aumento de casi 12% en los costos de nutrición, seguido por el aumento en el costo de los pollitos de un día.

En 2018, las perspectivas para la carne de pollo brasileña, según el informe del USDA, fueron rebajadas tanto para producción, como exportación y consumo interno. El informe rescata las diversas dificultades enfrentadas por el sector durante el año 2018 como la «inesperada huelga nacional de camioneros» que generó pérdidas estimadas en US$1 billón.

El organismo estadounidense también cita las restricciones a las exportaciones brasileñas de carne de pollo a China (medidas antidumping), la Unión Europea (prohibición de importaciones de grandes frigoríficos en Brasil debido a fraudes en pruebas de laboratorio) y Arabia Saudita. Según el USDA, tales factores «causaron una gran caída en las exportaciones de pollo por primera vez en décadas».

 

Exportaciones 2019

A pesar de una revisión hacia la baja de la previsión de la producción brasileña de carne de pollo para 2019, el USDA apunta que las exportaciones deberán crecer cerca de 1,3%. El pequeño aumento en las exportaciones de carne de pollo, según el Departamento, se debe principalmente a los mayores embarques proyectados para nuevos mercados como Corea del Sur, Chile y México, además de la mayor demanda de carne de pollo por parte de China.

La menor volatilidad esperada de la tasa de cambio prevista para 2019 también contribuye, según el USDA, para hacer el producto brasileño más competitivo en el mercado mundial.

China / Hong Kong – Fuentes vinculadas a la industria avícola brasileña proyectan la continuación de la expansión de las exportaciones a China en 2019. El optimismo se debe al aumento del número de plantas aprobadas para exportar a China y el último acuerdo para la disputa antidumping con China, que entró en vigor el 19 de febrero pasado, en el que se establece un precio mínimo para todas las exportaciones de carne de pollo a China.

«Traders locales están optimistas sobre una recuperación en las importaciones de Hong Kong, principalmente de las alas de pollo», señala el informe.

Arabia Saudita – Las previsiones para el comercio con Arabia Saudita no son buenas. En 2019, la expectativa es que Brasil deje de exportar entre 65 mil y 75 mil toneladas de carne de pollo a Arabia Saudita. Las repetidas investidas del mercado árabe contra el producto brasileño, como en el tema del aturdimiento de aves y la deshabilitación de exportadores, serían parte de un plan estratégico del gobierno de Arabia Saudita para reducir su dependencia de carne de pollo importada, con medidas para proteger la industria local.

En 2018, las exportaciones brasileñas de carne de pollo a Arabia Saudita cayeron 17%.

Mercados del Medio Oriente – Hay rumores en Brasil que vinculan la reducción del número de plantas brasileñas habilitadas para exportar carne de pollo a Arabia Saudita debido a la intención del gobierno brasileño de trasladar su embajada en Israel desde Tel Aviv a Jerusalén. Según el informe del USDA, la expectativa es que la iniciativa también afecte a otros importadores de proteína animal brasileña del Medio Oriente.

«Actualmente, esa es la gran preocupación de los exportadores de pollo brasileños que están haciendo lobby para que el gobierno brasileño acabe con el cambio en la embajada, que formó parte de la campaña presidencial de 2018 por el actual gobierno», apunta el USDA. «La Unión de las Cámaras de Comercio Árabes se ha manifestado contra esa idea, lo que podría ser un gran obstáculo para los exportadores de pollo para los mercados del Medio Oriente», concluye.

Unión Europea – La Unión Europea sigue restringiendo la importación de carne de pollo brasileña debido a denuncias de fraudes de laboratorio relacionados con riesgos de salmonela en el producto brasileño. El bloque mantiene la suspensión de 20 plantas procesadoras brasileñas, afectando a la mayoría de los tradicionales y grandes productores brasileños.

 

Exportaciones 2018

En 2018, Brasil exportó carne de pollo a 163 países, 15% por sobre el año anterior. Las exportaciones se concentran en 10 grandes mercados, que representan casi 70% de todas las exportaciones.

El volumen total exportado en 2018, incluidas las categorías no cubiertas por los datos del USDA, disminuyó 5,2% a un poco más de 4 millones de toneladas.

La carne de pollo in natura fue responsable de 68% de todas las exportaciones, seguida por las partes de pollo, con 28%. La carne de pollo procesada, con 2,5%, y la carne de pollo salada, con 2,4%, representaron las exportaciones restantes de carne de pollo. – Fuente: USDA.

El mayor índice de caída en las exportaciones de carne de pollo en 2018, en comparación con el año anterior (34% menos), se dio en la carne de pollo de alta calidad (31% menos) y carne de pollo entero (11% menos).

Los ingresos totales de las exportaciones brasileñas en 2018 alcanzaron casi US$ 6,5 billones, una caída de 4,2% con respecto al año anterior.

Diamond V

Deja tu comentario