03 Dic. 2015

Marketing & Economía Procesado

Marketing & Economía Procesado

Un grave problema por resolver en la producción de alimentos


Escrito por: Jose Luis Valls

El 20 de agosto de 2013 rebasamos la línea a partir de la cual el consumo anual de recursos supera la capacidad del planeta de producción de alimentos. Para 2030 necesitaremos el doble de los recursos generados en el planeta para satisfacer nuestras necesidades en la producción de alimentos.

Tenemos que aumentar nuestras producciones para satisfacer la demanda de alimento, pero debemos incrementarlas con menos recursos.

Ejemplo anómalo de lo que no debe suceder, es lo que está ocurriendo hoy en día con la producción global mundial de huevos, cuando entre las presiones sociales, la proliferación de normativas de bienestar y las enfermedades hacen que dicha producción mundial de huevos se haya reducido casi en un huevo por gallina y año, después de varias décadas de aumento.

Si seguimos con el modelo actual, necesitaremos 12.600 millones de gallinas -casi el doble de los 6.500 millones actuales- además de un consumo masivo de recursos para mantenerlas y satisfacer la demanda del 2050. Debemos instaurar un plan de actuación donde confluyan soluciones innovadoras que existen hoy en día, para proporcionar la alimentación necesaria en el futuro.

  • La innovación con productos, junto con prácticas y aplicaciones de la genética, ayudarán a producir más alimentos de un modo más sostenible. Los expertos científicos señalan que esta vía representa el 70% de la solución al problema de la escasez de alimento.
  • Una segunda solución viene porque los productores necesitan elegir las prácticas adecuadas para sus operaciones. Los consumidores necesitan elegir los alimentos que mejor se adapten a su bolsillo, paladar y a sus necesidades nutricionales. Y todos necesitamos que los políticos y los legisladores tomen decisiones con una base científica.
  • La tercera solución se tiene que basar en producir alimentos donde resulte más económico y sostenible y enviarlos a quienes lo necesitan.

Por muchas vueltas que demos, los alimentos deben desplazarse desde las zonas más productivas a las menos productivas en aras de suministrar alimento a la mayor cantidad posible de personas.

Lástima que esos mismos políticos no dejen actuar a los organismos mundiales responsables de enviarles multitud de informes, comunicándoles la situación que se está creando porque el mundo está creciendo y las personas que viven y que vivirán en él, además querrán hacerlo con una mayor calidad de vida.

Deja tu comentario