12/08/2017
Legislación Manejo & Bienestar Marketing & Economía Mercados TENDENCIA

UE: Aumentan países afectados por ingreso de huevos contaminados

Alarma por huevos contaminados en la UE

Los países afectados por la entrada de huevos contaminados por fipronil han aumentado a diecisiete. Por lo cual, se efectuará una reunión en la búsqueda de gestionar una solución y tranquilizar a los consumidores.

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

La Unión Europea realizará una reunión extraordinaria en Bruselas, a fines del próximo mes, sobre el creciente escándalo de huevos contaminados, ya que reveló que los productos contaminados con un insecticida se han extendido a 17 países.

Los países afectados por la contaminación de huevos con el pesticida fipronil pertenecientes a la Unión Europea (UE) se congregarán en Bruselas para buscar una solución a esta delicada circunstancia.

Millones de huevos han sido destruidos o retirados de las estanterías de los supermercados desde el 20 de julio, cuando se hizo público que el pesticida Fipronil, que es peligroso para la salud humana, fue mezclado con otro tratamiento pulverizado en pollos para garrapatas, pulgas y piojos, conocido como Dega 16.

Casi todas las pruebas de laboratorio muestran que sólo se han detectado niveles muy bajos de Fipronil – siete a diez veces más bajos que los máximos permitidos – en los huevos de las ponedoras tratadas, aunque una prueba en Bélgica estaba por sobre el límite europeo.

El envenenamiento por dosis pequeñas tiene pocos efectos y requiere un tratamiento leve. La exposición considerable y prolongada puede dañar los riñones y el hígado o causar convulsiones.

El escándalo ha causado grandes consecuencias políticas, entre los países vecinos -Bélgica, Holanda y Alemania- discutiendo sobre quién tiene la culpa, y quién sabía, qué y cuándo.

Los productores avícolas de estos países han sido los más afectados, y están culpando a la industria química por comprometer su negocio y exponer a los consumidores al peligro.

La Comisión Ejecutiva de la UE dijo este viernes que se han encontrado huevos contaminados en productores de cuatro países; Bélgica, Francia, Alemania y Holanda.

Los huevos u ovoproductos de esos productores han llegado a Austria, Gran Bretaña, Dinamarca, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumania, Eslovenia, Eslovaquia y Suecia, así como Suiza y Hong Kong fuera de la UE.

La Comisión Europea anunció que tiene previsto llevar a cabo conversaciones entre los ministros de la UE y las agencias de seguridad alimentaria interesadas el 26 de septiembre, 2017.

La vocera de la Comisión Europea, Mina Andreeva, explicó “El objetivo es sacar las lecciones pertinentes y discutir las formas de mejorar continuamente la eficacia del sistema de la UE para hacer frente al fraude alimentario”. Además, agregó que “la prioridad de la UE es gestionar la situación, continuar coordinando y tranquilizar a nuestros ciudadanos”.

En Francia, el ministro de Agricultura, Stéphane Travert, dijo que las pruebas sobre huevos importados contaminados con pesticidas no muestran ningún riesgo para la salud pública.

El ministro Travert dijo en la radio de RMC que unos 244.000 huevos importados de Holanda y Bélgica y vendidos en Francia fueron afectados. También indicó que los resultados de las pruebas recibidas de la agencia francesa de seguridad alimentaria sobre los huevos afectados y productos de huevo mostraron que “el nivel de contaminación no presenta un riesgo para el consumidor”.

Francia también ha confirmado que se descubrió que una granja de la región Nord-Pas de Calais había utilizado Fipronil y ahora está bloqueada de vender huevos.

El Ministerio de Agricultura dice que la granja francesa informó el 28 de julio, a medida que el escándalo salía a la luz, que Dega 16 había sido utilizado en la granja por un subcontratista belga, y el Ministerio afirma que no se han vendido huevos en cuestión –AP.

Las autoridades danesas de seguridad alimentaria dijeron que en los últimos meses se vendieron 20 toneladas de huevos hervidos y pelados vinculados al escándalo de pesticida a un distribuidor en Dinamarca, que a su vez los vendió a cantinas, cafeterías y empresas de catering del país.

La agencia dijo el jueves que el distribuidor danés, Danaeg Products, recibió la orden de retirar los huevos porque “el contenido es ilegal”, pero “no peligroso”.

La portavoz del Ministerio de Agricultura alemán, Jennifer Reinhard, dijo el viernes que “los hechos necesitan ser investigados rápida y completamente”. Es más, señaló que existen sistemas de alerta rápida que deberían utilizarse si los consumidores están en riesgo.

Asimismo, Reinhard enfatizó “No debe haber compromisos cuando se trata de seguridad alimentaria”. Por lo cual, señaló “La información debe compartirse sin demora entre los estados miembros de la UE”.

En Polonia, Jan Bondar, el vocero de la Inspección General de Sanidad, dijo que aproximadamente 40.000 huevos potencialmente contaminados se han importados pero no se han vendido a los consumidores.

Él dijo que los huevos provinieron desde Holanda y fueron entregados por una compañía alemana. No se ha confirmado la contaminación, pero provenían de granjas donde se encontraron huevos contaminados. Adicionalmente, dijo que los huevos serían destruidos o devueltos al productor.

En el Reino Unido, la preocupación por los huevos crece a medida que los supermercados extraen productos de las estanterías. Por lo que cuatro supermercados han retirado productos de sus estanterías, ya que el FSA señaló que 700.000 huevos de las granjas holandesas implicados en escándalo de contaminación habían sido distribuidos a Gran Bretaña.

La Agencia de Estándares Alimenticios (FSA) dijo que el número de huevos contaminados estimado que ingresó a Reino Unido era muy superior a los 21.000 que fueron supuestos en un principio, y que las ensaladas de huevo de Sainsbury, Morrisons y Asda, asi como los sándwiches de Morrisons y Waitrose habían sido retirados.

La FSA agregó que aún creía, a partir de sus investigaciones sobre el incidente de contaminación con fipronil en Europa, que era muy improbable que los huevos representaran un riesgo para la salud pública.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha asegurado hoy que hasta el momento no se han distribuido en España huevos contaminados por el insecticida fipronil, como ya se han encontrado en varios países europeos.

En la página web de la entidad se comunica que “De la información aportada por las autoridades europeas, se confirma que hasta el momento no se han distribuido productos implicados en España”.

La Comisión Europea realizó un comunicado, el día 10 de agosto de 2017, con respecto a su posición sobre esta situación que afecta a la Unión Europea
La Comisión Europea sigue de cerca las últimas novedades sobre el hallazgo de fipronil en los huevos. Para esta Comisión, la salud pública y las cuestiones relacionadas con la inocuidad de los alimentos siempre se consideran una prioridad y se tratan como tales. El Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF) es una herramienta destinada a intercambiar rápidamente información entre las autoridades nacionales sobre los riesgos para la salud relacionados con los alimentos y piensos. Un país miembro de la red que identifica un peligro para la salud informa al resto de la red del sistema sobre el producto afectado y las medidas adoptadas para hacer frente al riesgo. Este rápido intercambio de información permite a todos los miembros de RASFF comprobar en tiempo real si también se ven afectados y si es necesaria una acción urgente. Las autoridades de los países afectados tienen la responsabilidad de adoptar las medidas de emergencia necesarias, incluida la información directa al público, la retirada de los productos del mercado y la realización de controles sobre el terreno. Los Estados miembros tienen la responsabilidad primordial de realizar las investigaciones y adoptar las medidas. La Comisión ha adoptado y sigue adoptando todas las medidas disponibles para ayudarles en esta tarea.

Este escenario se informó la semana pasada por aviNews, cuando el escándalo sólo afectaba a tres países de la Unión Europea. Al día de hoy, hay 17 países afectados por la contaminación de huevos con el pesticida Fipronil. Por lo cual, se ha hecho eminente una reunión extraordinaria en la UE para enfrentar el creciente escándalo, gestionando y coordinando la situación, y asegurando la seguridad alimentaria de los consumidores.

Acerca del autor

María de los Angeles Gutiérrez

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. ACEPTAR

Aviso de cookies