AUTOR

Hy line internacional

Diamond V

El síndrome hemorrágico del hígado graso – FLHS – es una enfermedad no infecciosa caracterizada por un exceso de acumulación de grasa en el hígado y en la cavidad abdominal causando la ruptura del hígado, hemorragia y muerte súbita en las aves. La muerte es causada por la hemorragia interna.

El síndrome hemorrágico del hígado graso ocurre principalmente en las aves ponedoras alojadas en jaulas. Los lotes afectados pueden experimentar pérdidas económicas significativas tanto por la mortalidad como por la disminución en la producción de huevo.

En una encuesta de epidemiología el 40% de la mortalidad de las aves enjauladas fue asociada con el síndrome hemorrágico del hígado graso. La misma encuesta demostró que FLHS puede ocurrir en sistemas de alojamiento sin jaulas, pero en un grado mucho menor que en los sistemas con jaulas. La mortalidad total debido al hígado graso generalmente no excede del 5%.

Patología

Las aves de los lotes afectados generalmente son obesas (con un sobrepeso de 20% o más) y experimentan una caída repentina en la producción de huevos. Las aves muertas suelen tener la cabeza, barbillas, crestas y la piel pálidas. La necropsia revela hígados agrandados, pálidos, suaves y llenos de grasa. El exceso de grasa en el hígado los hace ver amarillos, suaves y friables.

El hígado afectado pierde la integridad estructural lo cual conduce a una susceptibilidad de ruptura y hemorragia. El hígado puede romperse fácilmente cuando se manipula.

En el abdomen se encuentran coágulos de sangre grandes, originados por la ruptura de la cápsula del hígado. En otras ocasiones, el hígado es amarillo, graso y suave. Generalmente se encuentran presentes abundantes reservas de grasa en el intestino y en el abdomen (mesenterio).

patología avicultura

Histopatología

El examen microscópico del tejido del hígado muestra células hepáticas (hepatocitos) que están llenas de grasa: puede haber hemorragias presentes. La grasa dentro de los hepatocitos se ve como espacios claros (vacuolas) dentro del citoplasma de los hepatocitos. La acumulación de grasa en el hígado debilita la integridad.

patología avícola

Calidad de la cáscara de huevo

Existe una asociación entre el síndrome hemorrágico del hígado graso (FLHS) y la mala calidad de la cáscara de huevo. Una función importante del hígado es activar la vitamina D en su forma metabólicamente activa. Los niveles séricos de calcio en las aves con FLHS son elevados, lo que sugiere una interferencia con la formación de vitamina D activa (1, 25 (OH2) D3), vital en el proceso de la formación de la cáscara del huevo.

Causas posibles de FLHS

No se sabe la causa exacta del síndrome hemorrágico del hígado graso. Se han asociado factores tales como:

  • Nutrición
  • Genética
  • Medio ambiente
  • Influencia hormonal
  • Se cree que la combinación de estos factores puede causar el FLHS

Peso corporal & balance de energía

El consumo de energía en la dieta en exceso de lo requerido se procesa en el hígado y se almacena como grasa corporal. Esto ocurre sin importar la fuente de energía (por ejemplo, grasa vs carbohidratos). Cuando hay un exceso de energía disponible para la síntesis de grasa por el hígado durante un período de tiempo prolongado, se produce la obesidad y hay un aumento en la infiltración de grasa en el hígado.

Síndrome hemorrágico del hígado graso

El síndrome hemorrágico del hígado graso se reconoció por primera vez cuando se introdujeron las dietas con alta densidad de energía en la industria de aves ponedoras. Estas dietas, especialmente aquellas basadas en maíz o trigo, han sido asociadas con una alta incidencia del síndrome hemorrágico del hígado graso.

Las aves alojadas en jaulas tienen menos actividad que aquellas que se encuentran en otros sistemas de alojamiento, por lo que sus requerimientos de energía son menores y están en riesgo de recibir un exceso de la misma

El estrógeno predispone al lote a FLHS

La hormona de estrógeno está asociada con la madurez sexual y estimula al hígado para almacenar más grasa para la síntesis de yema de huevo. Cuando el ave entra en la producción de huevo, el tamaño del hígado aumenta drásticamente en respuesta a los niveles de estrógeno. Una combinación del balance de energía positiva y la influencia del estrógeno predispone al ave ponedora a desarrollar el FLHS, enfatizando la necesidad de evitar el exceso del consumo de energía, especialmente durante el período de postura temprana cuando las aves se encuentran en un estado altamente productivo.

patología avicultura

Micotoxinas

Las micotoxinas, especialmente las aflatoxinas, pueden contaminar los cereales, induciendo la acumulación de lípidos en el hígado y las hemorragias hepáticas. El uso de la harina de colza en la dieta aumenta la incidencia de FLHS, debido a que el ácido erúcico y otros metabolitos tóxicos pueden afectar la fuerza del tejido conjuntivo en el hígado lo que predispone a la ruptura de las células y a una hemorragia hepática

Estrés por calor

La alta incidencia de FLHS ocurre durante los períodos cálidos. Las altas temperaturas ambientales reducen los requerimientos de energía, y conducen a un balance energético más positivo. Las aves dependen del enfriamiento por evaporación durante la respiración para regular su temperatura corporal. El aumento de la grasa abdominal debido al exceso de energía puede interferir con la respiración y el enfriamiento normal, haciendo que estas aves sean más propensas a un infarto por calor y a la ruptura del hígado.

patología aviar
  • Alimente la energía adecuada para sostener y mejorar la producción de las aves, pero nada más.
  • Maximizar el consumo de energía durante el período de postura temprano es esencial para apoyar la productividad; sin embargo, el requerimiento de energía disminuye a través de la postura cuando la producción de huevo disminuye
  • Puede que sea necesario reducir la densidad de la dieta para evitar que las aves aumenten de peso en exceso. Limite el consumo de energía utilizando dietas con menos energía y/o cambiando el manejo de alimentación.
  • El reemplazo de carbohidratos dietéticos con grasa adicional ha demostrado que disminuye la incidencia del síndrome hemorrágico del hígado graso siempre y cuando no se aumente el nivel de energía en la dieta.
  • La grasa adicional deprime la síntesis de los nuevos ácido grasos, lo que significa que el hígado tiene que producir menos grasa para la yema, reduciendo la carga metabólica en el hígado.
  • Evite utilizar alimento en forma de migajas o peletizado en los lotes susceptibles a FLHS.
  • El uso del alimento en migajas o peletizado resulta en un mayor consumo de alimento y un mayor consumo de energía comparado con el alimento en harina.

Estrategias de prevención

Las dietas para ponedoras deben contener niveles adecuados de selenio (0.3ppm) y Vitamina E (50–100I/kg) para asegurar niveles adecuados de antioxidantes para prevenir la rancidez del tejido. La suplementación de agentes lipotrópicos tales como colina (500mg/kg), metionina (0.1%) y vitamina B12 ayudan a movilizar la grasa del hígado y apoyan la recuperación de las aves afectadas.

La deficiencia de calcio ha sido asociada con el síndrome hemorrágico del hígado graso. Esta deficiencia puede corregirse añadiendo en la ración partículas grandes de calcio y vitamina D, lo que permite que las aves coman más calcio sin consumir en exceso el componente energético en el alimento.

Evite cualquier tipo de estrés. El estrés por calor particularmente es una preocupación, ya que esta condición puede precipitar y aumentar la incidencia del síndrome hemorrágico del hígado graso.

Monitorear por señales y factores de riesgo

Uno de los aspectos más importantes para la prevención del síndrome hemorrágico del hígado graso es monitorear por señales y factores de riesgo.

El consumo de alimento también debe monitorearse al igual que la ganancia de peso corporal, la mortalidad y la disminución de la producción de huevo

El chequeo rutinario (por lo menos cada 30 días) del peso corporal y de la uniformidad del lote puede ayudar a revelar si las aves han desarrollado un exceso de peso corporal. Es probable que los lotes con menos uniformidad tengan aves más pesadas con riesgo de desarrollar FLHS. Lleve a cabo exámenes post-mortem para evaluar el estado del hígado y este alerta por si hay algún exceso de deposición de grasa en la región abdominal

Nutrientes lipotrópicos

Los nutrientes lipotrópicos son ingredientes en el alimento que promueven la función hepática saludable y exportan la grasa del hígado. La metionina, colina, inositol, vitamina B12, biotina, L-triptófano, carnitina y selenio son esenciales para que el hígado funcione apropiadamente y para el metabolismo de las grasas. La suplementación de estos nutrientes en la dieta o en el agua para beber ha sido utilizado como tratamiento para el síndrome hemorrágico del hígado graso con un éxito variable.

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Marzo 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube