zoetis avicultura
get_the_title



Diamond V

Los días 18, 19 y 20 abril la Universidad de Gante (Bélgica) acogió una nueva edición del Seminario de Salud Intestinal Avícola de Zoetis, un encuentro que la compañía de salud animal organiza periódicamente para profesionales del sector de la avicultura procedente de diferentes localizaciones de Europa, con el fin de favorecer el intercambio de conocimientos y experiencias entre colegas de profesión.

De carácter teórico-práctico, los profesionales asistentes, además de actualizar conocimientos y recibir formación teórica, realizan prácticas a nivel laboratorial, aprendiendo a realizar contajes de los diferentes ooquistes, necropsias en broilers, así como otro tipo de talleres o workshops en los que se abordan diferentes supuestos prácticos para el debate y la discusión conjunta.

La patología que centró en su mayoría el seminario fue la coccidiosis, enfermedad parasitaria causante de importantes pérdidas económicas en las granjas debido a a que puede generar elevada mortalidad y, especialmente al descenso de la producción que genera la coccidiosis subclínica y a la dificultad de su control en las explotaciones avícolas.

Debido a la elevada mortalidad que puede generar pero sobre todo al descenso de la producción que genera la coccidiosis subclínica, es fundamental tomar mediadas para la prevención de resistencias a los anticoccidiósicos, un aspecto en el que se profundizó en el encuentro

También se abordaron las enteritis bacterianas, enfermedad importante en la producción avícola, especialmente las disbacteriosis, de la que se estima que al menos el 50% de las naves están afectadas. Su origen es multifactorial con varios factores predisponentes (entre ellos la coccidiosis) que son fundamentales eliminar para garantizar la prevención.

seminario

Coccidiosis – Eje central del seminario

La coccidiosis, causada por protozoos pertenecientes al género Eimeria, se transmite por la ingestión oral de ooquistes que han sido liberados por las heces al ambiente.

Este protozoo tiene especificidad de huésped, siendo así cada especie de Eimeria patógena para especies aviares específicas, además de presentar también una especificidad en la presentación de las lesiones, debido a que afectan a determinadas zonas del intestino.

La forma clínica, caracterizada por diarrea, deshidratación, sangre en heces o la muerte del animal, es tan solo una pequeña parte de esta enfermedad, siendo la forma subclínica la que mayor repercusión tiene en las explotaciones avícolas y en su rentabilidad, dado las grandes pérdidas económicas que ocasiona por un menor rendimiento de las aves.

El parásito daña las células epiteliales entéricas de las aves, provocando una reducción de la absorción de nutrientes y, en consecuencia, una reducción en la ganancia de peso y un incremento del índice de conversión (IC)

Coccidiosis Importancia económica

La coccidiosis es una de las enfermedades avícolas de mayor importancia, estimándose un coste total de 0,05 euros por pollo afectado, y siendo el 70-80% debido a la coccidiosis subclínica.

Así, por ejemplo, en una nave de 20.000 broilers, el coste ascendería a 1.000 euros (Waldenstedt, Williams). Estimaciones recientes adaptadas al mundo actual de la producción (basadas en broilers de 2,2 kg) muestra que la coccidiosis supone entre 2,5-3 billones de dólares al año.

En el caso de Reino Unido, se estimó que el daño por coccidiosis en esta industria avícola ascendía a 38,6 millones de libras, un 46% debido a las ganancias de peso reducidas y un 34% debido a peores conversiones (Williams, R.B. 1999, A compartmentalised model for the estimation of the cost of coccidiosis to the world’s chicken production industry. International Journal for Parasitology, 29, 1209 /1229).

Podríamos asemejar la coccidiosis a un iceberg, donde la pequeña fracción que visualizamos representa la coccidiosis clínica, que está en gran medida controlada, pero la fracción mayor, la que permanece sumergida y oculta, representa la coccidiosis subclínica, que nos resta beneficios en cada lote y que suponen al año importantes pérdidas económicas.  Alberto Giner, Responsable técnico de avicultura de Zoetis

coccidiosisHerramientas de monitorización & diagnóstico

Para monitorizar la coccidiosis, durante el seminario se realizaron técnicas de contaje de ooquistes por gramo (OPG) en heces, mediante el uso del microscopio y una cámara de McMaster de contaje.

Lo que facilita el diagnóstico a nivel de granja es la especificidad de localización y las características de las lesiones en el aparato digestivo

 

El diagnóstico puede realizarse a partir de las valoraciones de estas lesiones, puntuándolas de cero a cuatro dependiendo de la severidad de las mismas.

Dada la complejidad, en la actualidad existen guías de ayuda y apoyo técnico de laboratorios, como Zoetis, para realizar esta valoración, que requiere tiempo de trabajo y objetividad.

Coccidiosis Reglas de oro para su correcto abordaje

La coccidiosis es un desafío que nunca desaparece y que sigue causando pérdidas significativas, tanto en tasa de crecimiento, como en índice de conversión.

Por ello es responsabilidad de la industria el utilizar las herramientas disponibles de la forma más racional

vacunasAdemás de un correcto manejo: salud intestinal, dieta, cama, ventilación y calefacción…

Para un control efectivo de la coccidiosis, es necesario hacer un uso impecable de los coccidiostatos que empleemos; esto asegura la futura eficacia de los mismos, manteniendo los niveles de producción. Alberto Giner, Responsable técnico de avicultura de Zoetis

Cuatro reglas de oro a la hora de utilizar anticoccidiósicos

  • No utilizar el mismo anticoccidiósico durante demasiado tiempo: su uso excesivo puede provocar una reducción de la eficacia.
  • Dejar descansar un producto por un tiempo suficiente después de haberlo usado. Las siguientes prácticas ayudan a restablecer la sensibilidad de los coccidios:
    • No volver a utilizar un mismo ionóforo, o cualquier otro de la misma clase, durante los próximos seis meses.
    • En caso de emplear un producto químico durante tres meses en un programa completo, lo aconsejable es no volver a emplearlo durante al menos un año. Durante este periodo de descanso se pueden emplear otros químicos, ya que no hay riesgo de resistencia cruzada entre ellos.
  • Realizar una rotación entre distintos tipos y clases de productos logrará minimizar la aparición de resistencia cruzada y aumentar la sensibilidad de los coccidios. Valorar la utilización de vacunas como parte del programa de rotación.
  • Realizar una limpieza química una vez al año: contribuye a reducir la carga infecciosa, por lo que es muy interesante su uso antes de comenzar a utilizar una vacuna. Después de la vacunación no es recomendable una limpieza química, ya que destruirá las propias Eimerias de origen vacunal penalizando el trabajo conseguido con la misma.
seminario zoetis
vacunas coccidiosis

 

 

 

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube