27 Abr 2015

¿Residuo o subproducto? Transformar un coste en valor añadido mediante la gestión eficaz de los residuos de la sala de incubación

Por Sander Koster, Ingeniero de Proyectos, Pas Reform Hatchery Technologies

El objetivo principal de la sala de incubación es producir el máximo porcentaje de pollitos de un día de calidad a partir de todos los huevos incubables que llegan.

Inevitablemente este proceso genera un flujo secundario de material que como ‘residuos de incubación’ es inherentemente inútil y quizás incluso un generador de costes por su gestión, pero con el potencial de convertirse en un subproducto puede aportar valor y ser una fuente adicional de ingresos para la sala de incubación.

En cualquier caso, ambos términos “residuo” y “subproducto” designan materiales de importancia secundaria y, como con cualquier proceso productivo, podemos aplicar los principios de la ‘Pirámide de Residuos’ en la sala de incubación.

En la cúspide de la pirámide, nuestro primer objetivo es prevenir los residuos. Luego, si se generan residuos, intentamos convertirlos en un subproducto con valor. Finalmente, si no podemos valorizarlos, debemos deshacernos de ellos a un coste o, en el peor de los casos, de forma insostenible, por ejemplo en vertederos. Ésta es usualmente la última opción.

Tratando únicamente con los residuos relacionados con el huevo en este artículo, podemos aplicar la pirámide a la sala de incubación moderna de la siguiente forma:

Prevención de Residuos

Puesto que la cantidad de residuos (sólidos) generados en la sala de incubación depende de la incubabilidad, ésta es la clave en la reducción de residuos. La optimización del manejo en la granja de reproductoras y en la sala de incubación, incluida la creación de las condiciones ideales incubación, incrementará sustancialmente la incubabilidad y por lo tanto reducirá los residuos.

Mientras que mayores incubabilidades producen más cáscaras vacías, estas son más sencillas de tratar que huevos (enteros) no eclosionados, los cuales comportan un mayor volumen y peso.

Identificar subproductos de valor

Los llamados ‘huevos claros’, consistentes en huevos infértiles y huevos con embriones muertos tempranamente y descartados al examen a contraluz, pueden ser un subproducto de valor. Dependiendo de la normativa local, los ‘huevos claros’ pueden venderse como subproducto, ya sea para consumo humano (industria panificadora) o como alimento para animales.

En este caso, los compradores pueden requerir que los embriones más allá de cierto estadio de desarrollo (por ejemplo el anillo de sangre) no se incluyan y que los huevos podridos (= contaminación bacteriana) sean descartados.

Cuando los ‘huevos claros’ no se separan antes de la incubación (es decir, durante la transferencia), pasan de una categoría de residuo a otra, para ser ‘no eclosionados’ más que ‘huevos claros’.

Los ‘huevos no eclosionados’ aún pueden tener valor, por ejemplo para la producción de biogas o para el compostaje en combinación con la yacija de las naves avícolas, o incluso como alimento para animales después de ser tratados en una planta específica.

En la mayoría de salas de incubación, las cáscaras vacías se mezclan con los huevos no eclosionados y con los pollitos de segunda clase en un único flujo de residuos. Sin embargo, cuando las cáscaras vacías se recogen por separado, dependiendo de la normativa local, estas pueden venderse y usarse como fertilizante rico en calcio.

Deshacerse de los residuos con costes

Una de las soluciones menos sostenibles para deshacerse de los residuos de la sala de incubación, su vertido como residuos orgánicos, se está haciendo cada vez más difícil en muchos países, por lo que suele ser la última opción.

Cuando el objetivo es deshacerse de los residuos al menor coste, el impacto de su vertido al medio no puede ser ignorado.

Conocer el proceso es crucial para la optimización, y realizar una análisis de residuos específico para la sala de incubación es una herramienta muy útil, tanto para identificar la forma de manejo de residuos más rentable y sostenible, como para descubrir nuevos flujos de retorno económico para la sala de incubación.

Consejo:

  • Crear conciencia de la posibilidad de obtener valor de los residuos entre el personal de la sala de incubación
  • Optimizar el proceso de incubación para aumentar la incubabilidad de los huevos
  • Identificar y separar los residuos de la sala de incubación en forma de subproductos comercializables, residuos de los que podemos deshacernos sosteniblemente a un coste nulo o mínimo, y verdaderos residuos de la sala de incubación.
  • Búsqueda de formas sostenibles de deshacernos de los verdaderos residuos de la sala de incubación. Puesto que esto implicará un coste económico, la sala de incubación estará minimizando su coste medioambiental.
  • Investigar formas en las que flujos de residuos específicos pueden combinarse con otras fuentes de residuos en la integración (granjas, mataderos, etc.) u otras soluciones existentes (por ejemplo biodigestores próximos).

Pas Reform
PO Box 2
7038 ZG Zeddam
Países Bajos
Teléfono +31314659111
Fax +31314652575
Email info@pasreform.com
Internet www.pasreform.com



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Marzo 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube