15 Nov. 2018

Incubación Manejo & Bienestar Reproducción y genética

Puntos vitales en el arranque de las pollitas reproductoras

Cuando hablamos de arranque de pollitas reproductoras siempre acudimos a los manuales de arranque del pollo de carne. Las condiciones ambientales son fundamentales, pero el manejo de la alimentación conviene hacerse pensando que son pollitas reproductoras y no pollos de carne.

En el manejo del arranque de reproductoras nuestro objetivo no es conseguir un excesivo peso temprano que nos haga tener animales muy voraces, con una gran facilidad de ganar peso por su mejora en la conversión alimenticia e, incluso, un excesivo rendimiento que se traduciría en un mayor desarrollo de la pechuga

El objetivo en el arranque de las reproductoras es tener unas pollitas uniformes sin exceder los pesos recomendados, lo que nos permitirá poder hacer incrementos semanales de pienso que aporten las necesidades nutricionales de las pollitas en cada fase de la recría sin provocar ganancias excesivas de peso.

Control de la temperatura

La descarga de las pollitas a la llegada a la granja es un proceso delicado que debe realizarse con rapidez, evitando que los carros queden mucho tiempo a la intemperie, pudiendo provocar en las pollitas perdida de temperatura o estrés

reproducción avicultura

La temperatura de la granja a la llegada debe garantizar que las pollitas mantengan su temperatura corporal, pues durante los primeros 5 días de vida pasan de animales poiquilotermos a homeotermos.

reproducción avicultura

Para conseguir unas temperaturas óptimas, es necesario precalentar las naves entre 21-48 horas antes, dependiendo de la época el año

Una humedad relativa ≤30% hace que la sensación térmica sea baja y que las pollitas sientan frío, en estas condiciones hay que subir 0,5-1ºC la temperatura de la nave y si la humedad relativa es alta ≥ 50% se debe reducir la temperatura en 0,5-1ºC. La temperatura efectiva de la nave junto con el comportamiento de las pollitas nos ayudará a ajustar la temperatura adecuada

Ventilación

La ventilación no debe funcionar antes del alojamiento de las pollitas para evitar pérdidas innecesarias de calor. A veces es preferible precalentar la nave sin la cama extendida sobre la superficie; una vez el suelo haya alcanzado la temperatura de 28 grados, se extenderá la cama lo más uniformemente posible

reproducción avicultura

Las pollitas procedentes de madres de menos de 30 semanas de edad, tienen uno o dos grados menos de temperatura cloacal durante los primeros 7 días que las que proceden de madres mayores de edad a igualdad de condiciones ambientales. Estas pollitas más pequeñas, pueden requerir temperaturas de recepción uno o dos grados más elevadas que el resto

Control de la temperatura cloacal

Controlando la temperatura cloacal de las pollitas sabremos si el manejo, tanto de descarga como de la temperatura de arranque, ha sido correcto. Durante las primeras 24 horas la temperatura debe oscilar entre los 40,4 y los 40,6 ºC (entre 40 y 40,8 ºC es aceptable). Para obtener temperaturas correctas, durante los primeros días de vida se pueden realizar pequeños parques (especialmente para las pollitas procedentes de madres más jóvenes) aunque la densidad no debe sobrepasar las 30 aves/m2.

Hay que tener en cuenta que la temperatura cloacal a partir de los 4 días de edad se incrementa fisiológicamente un grado respecto a la de los tres primeros días de vida, hasta los 41-42 grados, lo cual no significa que estemos sobrecalentando

Si no disponemos de termómetro cloacal, podemos sentir la temperatura situando las patas de las pollitas sobre la palma de la mano o la mejilla

Manejo de la ventilación

Es frecuente que durante los primeros días de vida no se ventile o que se haga insuficientemente para evitar pérdidas de calefacción. Una renovación de aire insuficiente provoca un aumento de los niveles de CO2 que es inodoro y nos puede pasar desapercibido. Los niveles de CO2 aumentan por efecto de la respiración y por la combustión de la calefacción y cuando estos niveles están por encima de 3.000 ppm además de interferir con el desarrollo del sistema cardiovascular hace que el consumo de agua y pienso pueda ser irregular y favorecer la desigualdad en el arranque de las pollitas.

Ventilación mínima

La ventilación mínima debe evitar corrientes de aire a la altura de los animales y, como dice su propia denominación, proporcionar una calidad de aire óptima para evitar pérdidas de calor.

gestión ambiental reproductoras avicultura
  • Dirección del aire

Las entradas de aire tienen que ir dirigidas hacia la cumbrera; así, se evitará que haya corrientes a la altura de los pollitos y pondrá en contacto el aire frío del exterior con el aire caliente que se encuentra en la cumbrera.

  • Presión negativa

La presión negativa de la nave determina la velocidad de entrada de aire, que será la necesaria para que el aire que entra llegue a la cumbrera; dependerá, a su vez, de la anchura de la nave.

reproducción avicultura

Temporización

Se tiene que ventilar con temporización haciendo ciclos de 5 minutos con un tiempo de funcionamiento de los ventiladores del 20%, para que durante el tiempo que los ventiladores no estén funcionando el aire caliente se vaya acumulando en la cumbrera y se mezcle con el aire frío que entra del exterior.

Cantidad de renovación de aire

La cantidad de renovación mínima dependerá del volumen de aire de la granja; siguiendo esta dinámica, estamos renovando 1,5 veces todo el volumen de aire de la nave cada hora. Una forma muy eficaz de valorarlo es mediante sondas de CO2 y, sobre todos en los primeros días, nos puede ayudar a ajustar la ventilación mínima para que haya la menor perdida de calor.

Manejo del pienso

Hay que proporcionar suficiente espacio de alimentación en el área de recepción cubriendo el 50% de la superficie con papel y combinándose con bandejas de primera edad durante los primeros 7 a 10 días. Habrá que utilizar 1 bandeja por cada 50 pollitas y deben de ser ubicadas entre las líneas principales de comederos y bebederos para facilitar el acceso al alimento. Es importante no colocar los platos directamente debajo o cerca de la calefacción, donde el calor excesivo puede alejar a los pollitas del alimento.

Los comederos nunca deben quedarse vacíos y el pienso siempre debe estar fresco. Esparcir el alimento en pequeñas cantidades varias veces durante el día estimula el consumo. Después de los primeros 2 o 3 días, las bandejas de alimento se deben acercar gradualmente al sistema de comederos, y posteriormente se deben retirar poco a poco en un periodo de varios días.

Hay que distribuir unos 25-30 g de alimento de arranque por pollita con la textura de migaja tamizada (diámetro de 1,0-2,0 mm), para optimizar el comportamiento de picoteo en el primer día y asegurar el consumo uniforme de todo el pienso. Así se reduce la selección por el ave y las pérdidas por mermas, aunque existen otras formas como harina y micro-gránulo de 2 mm de diámetro

producción avícola

Características nutricionales del pienso

Las características nutricionales del pienso pueden variar según las estirpes y líneas genéticas. En la formulación de estos piensos habrá que favorecer las materias primas nobles, de alto valor energético y proteico pero también muy digestibles, y con unos valores muy reducidos de factores anti nutricionales. El uso de las enzimas exógenas (Beta-glucanasas, Xylanasas, fitasas,…) en el pienso, ayuda a mejorar la digestibilidad del mismo hasta que empieza la secreción de las enzimas endógenas.

Al ser una cantidad de pienso moderada, podemos arrancar con parques más pequeños que nos ayudarán a que el pienso este fácilmente disponible para las pollitas y, poco a poco, ir aumentando el tamaño del parque de arranque hasta llegar a la densidad recomendada.

Aunque en ocasiones hablamos sobre alimentación ad libitum los primeras días, este ad libitum debe ser controlado y pesando las cantidades de pienso que repartimos cada día, de otra manera crearíamos aves muy voraces y con mucho sobrepeso ya desde las primeras semanas de vida, y derrames de pienso sobre la cama que consumirían las pollitas cuando empiezan la restricción de pienso. La Tabla 2 nos puede servir de ayuda para saber cuántos gramos por ave debemos repartir diariamente desde el primer día de vida. Para conseguir una buena uniformidad desde el inicio, hay que asegurar que todas las pollitas comiencen a comer y beber en las primeras 24 horas después de la descarga. Esto puede comprobarse tocando los buches a las 8 y/o 24 horas y tendría que detectarse si hay agua y pienso en el 60 y 95% de las pollitas, respectivamente.

Actualmente a las pollitas en incubadora se las somete a un tratamiento del pico mediante infrarrojos. Hay que vigilar que la zona marcada por el tratamiento de picos no se acerque a las narinas: debe limitarse a la zona más externa del pico. En ciertas ocasiones, especialmente en aves procedentes de madres jóvenes, pueden tener dolor en la zona del pico lo que inhibe o reduce el consumo de pienso y agua, y provocar desigualdad en el arranque de las pollitas. Para evitar desigualdad en el arranque de las pollitas se las puede tratar con ácido acetil salicílico en agua de bebida, que actuará como analgésico

producción avícola

Manejo del agua

El sistema de bebederos más frecuente es el de bebederos de tetina (8-10 aves/tetina), pero también nos encontramos el de tipo campana (1 por cada 80 aves). Debemos controlar la temperatura del agua antes de recibir a las pollitas para evitar un sobrecalentamiento del agua por la alta temperatura de la nave en el arranque, de manera que se provoque la disminución del consumo. La temperatura ideal de agua de bebida debe oscilar entre los 10 y 14 ºC, para ello durante los primeros días debemos purgar la línea de agua, al menos un par de veces al día. Las aves deben consumir 1 ml/hora durante sus primeras 24 horas con un caudal de 30 ml/min.

Una elevada presión no tiene por qué corresponder con un elevado consumo de agua. Cualquier cantidad superior de la que la pollita puede contener en el pico supondrá más derrames de agua que incidirán en más lesiones en la almohadilla plantar y una mayor carga de amoniaco en el ambiente de la granja. Una presión demasiado baja puede reducir el consumo de agua hasta en un 20%.

avicultura

Las aves pasan la misma cantidad de tiempo bebiendo tanto si el volumen es alto o bajo. Para determinar la configuración correcta de presión de agua, es una buena práctica examinar las condiciones de la cama debajo de la línea de la tetina.

En la recepción, la tetina debe estar ligeramente más alta que el nivel del ojo. A medida que el lote crece, un ángulo imaginario de 45 ° entre la tetina y la espalda de la pollita asegurará la mejor ingesta de agua. El manejo diario de la altura de la línea del bebedero le ayudará a mantener una ingesta de agua óptima.

producción avicultura

Manejo de la luz

Las primeras 24 horas en granja debemos suministrar 24 horas de luz. Durante los 6 días siguientes podemos bajar el número de horas de luz progresivamente hasta las 12 horas a los 7 días de edad y 8 a los 14, en función de la cantidad de pienso existente en los comederos.

La intensidad de luz debe ser superior a 20 lux en la nave durante los primeros 5 días de vida. Para evitar un consumo irregular de pienso y una distribución desigual de las pollitas, la variación de la intensidad de luz debe ser inferior al 20% en diferentes puntos de la nave.

Las pollitas deben distribuirse de manera homogénea sobre toda la superficie disponible. La formación de grupos pueden ser indicativos de corrientes de aire, bajas temperaturas o variación de la intensidad lumínica. Aves acumuladas junto a las paredes puede ser consecuencia de:

  • Exceso de temperatura bajo las calefactoras
  • Déficit de ventilación (se sitúan bajo las entradas de aire), o de la atracción que ejercen sobre las pollitas las gotas de agua condensadas sobre la parte inferior de la pared.
reproducción avicultura

3 Comentarios

  • Fantástico artículo sobre el arranque de las pollitas. Quiero agregar que la cantidad de corrales dentro de cada galpón o nave dependerá de la cantidad total de aves ingresada y que ello facilita una mejor distribución del alimento con el objetivo de obtener una mejor uniformidad del lote.

    Atte: Ing. Mg. Carlos Ernesto Benito Guardamino

    • Estimado Carlos,

      Muchas gracias por ser un permanente lector de nuestras publicaciones.

      Asimismo, agradecemos su aporte ya que éste es muy importante para nosotros.

      Saludos cordiales,

      María de los Angeles Gutiérrez

    • Estimado Carlos,

      En relación a mi respuesta anterior, reitero los agradecimientos a que ponga sus conocimientos a nuestra disposición. Por lo cual, lo invitamos a participar con alguna publicación suya para incluirla en nuestra web.

      Estaremos atentos a su respuesta.

      Muchas gracias.

      Saludos cordiales,

      Ma. Angeles

Deja tu comentario