29 Dic. 2017

Manejo & Bienestar Reproducción Reproducción y genética

reproductora

Puntos críticos en el manejo de reproductoras pesadas


Escrito por: Jorge E. Amado

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

Con los avances en la eficiencia alimenticia de los pollos de engorde y la mejora de los rendimientos, la atención de las acciones a tomar en relación a las reproductoras pesadas se convierten en un punto muy importante.


Hay aspectos del manejo que, si se controlan durante la recría (0-24 semanas de edad) y en condiciones normales de nutrición y salud, ayudarán a lograr un rendimiento productivo y reproductivo alto y persistente en los lotes de reproductoras. Este artículo revisa una serie de prácticas claves en el manejo durante el período de recría de las reproductoras que garantice que se alcancen sus máximos rendimientos productivos y reproductivos.

Perfil de crecimiento

El conocimiento de mecanismos fisiológicos que ocurren durante el desarrollo es muy útil para comprender el perfil de crecimiento.

Así, al final del período de cría (4 a 5 semanas de edad), el ave ha alcanzado aproximadamente el 50% de su tamaño esquelético, y entre las 10 y 12 semanas de edad ha alcanzado más del 90% de su crecimiento esquelético (Figura 1).

manejo de las reproductoras pesadas en avicultura

Figura 1. Principios del crecimiento y desarrollo de las aves

Otro punto muy importante es garantizar un cambio en la dirección del perfil de crecimiento de las reproductoras alrededor de las 15 semanas de edad. A partir de esta edad, incrementa el aumento de peso corporal, con el fin de acumular reservas y lograr una buena condición corporal.

manejo avicultura

Tasa de crecimiento

Entre las 21 y las 25 semanas de edad, la tasa de crecimiento de las hembras aumenta rápidamente (más que en cualquier otro momento durante la vida del lote) puesto que se preparan para el inicio de la puesta.

En los machos, este aumento ocurre entre las 19 y 24 semanas de edad.

Pubertad

Con el cambio en el perfil de crecimiento en la pubertad, las hembras también comienzan a “engrosar la pechuga”:

  • Cambia de la forma “V” a las 15 semanas
  • Cambia a la forma “U” a las 21 – 22 semana

Al menos el 80% de las hembras deben exhibir esta conformación cuando llegan a la fase reproductiva Cambia a la forma “U” a las 21 – 22 semanas 40

 

Clasificación & uniformidad

¿Cómo lograr uniformidades más altas desde una edad temprana?

Una estrategia práctica para lograr uniformidades más altas desde una edad temprana es aumentar gradualmente el área de cría a partir de los 3 días de edad, con la eliminación completa de los anillos de cría en 5-7 días

Aumentar gradualmente el área de cría a partir de los 3 días de edad garantiza que las aves tengan un buen acceso al pienso y el agua durante la primera semana de vida, lo que ayuda a promover una buena uniformidad.

Para garantizar el crecimiento de las aves es fundamental proporcionar un espacio de alimentación adecuado según la edad, siendo uno de los puntos vitales para lograr mejores uniformidades desde edades tempranas

También es esencial garantizar que la uniformidad y la velocidad de distribución de la alimentación sean óptimas, independientemente del tipo de alimentador (alimentadores de bandeja o platos, alimentadores cadena o tolvas de suspensión) (Tabla 1). El alimento se debe distribuir a todas las aves en menos de 3 minutos, lo que se puede conseguir con el uso de tolvas de alimentación adicionales

espacio comederos reproductoras

Tabla 1. Espacio de alimentación recomendado en función de la edad de la reproductora

Uniformidad del lote

A los 28-35 días de edad, se debe calcular la uniformidad del lote (CV%) cuando se pesan las aves. Puede ser necesario separar el lote en 2 o 3 subpoblaciones, según el CV% (CV% <10 = 2 subpoblaciones, CV%> 12 = 3 subpoblaciones). En Latinoamérica, muchas empresas con altas productividades prefieren clasificar el lote (de ambos sexos) en 5 o 6 subpoblaciones.

Propósito

El propósito de separar el lote en subpoblaciones es reducir el rango de peso de cada grupo. De esta forma efectivamente se reduce la competencia, debido a la homogeneidad del grupo (Figura 2). También puede haber una ventaja adicional puesto que se puede alimentar a cada subpoblación de manera más efectiva de acuerdo con su perfil de peso corporal.

estudio manejo reproductoras

Figura 2. Ejemplo de un plan graduado con separación de subpoblaciones basado en el peso corporal

 

Tiempo de reparto de la alimentación

El tiempo de reparto de la alimentación debe vigilarse de cerca para garantizar que todas las aves reciban una ingesta adecuada de nutrientes, manteniendo la competencia al mínimo. Tamaños de subpoblaciones de aproximadamente 1000 hembras por corral ayudan a reducir aún más la competencia, lo que también puede ayudar a la uniformidad de la población.

No se recomienda volver a clasificar el lote después de las 10-12 semanas de edad, ya que su esqueleto ya está formado

Los círculos resaltados muestran la uniformidad anticipada a las 10, 15 y 21 semanas de edad, que coincide con un 90% de crecimiento esquelético a las 10 semanas, un cambio en la dirección del aumento de peso corporal a las 15 semanas y nuevamente a las 21 semanas.

manejo reproductoras

Figura 3. Objetivos prácticos de uniformidad en las hembras

Nutrición semanal y acumulada

En hembras, controlar el desarrollo de grasa abdominal (grasa) en relación con el peso corporal también es una buena forma de evaluar el programa de alimentación en la recría.

manejo alimentación avesEl porcentaje de almohadilla grasa adecuado ayudará a mantener la producción persistente de huevos. Se recomienda confirmar que se satisfacen los requisitos de ingesta semanal de proteínas y kilocalorías por ave. Al comparar la ingesta real con los niveles teóricos recomendados, las diferencias entre los dos pueden tener un efecto perjudicial sobre el desarrollo del perfil de crecimiento.La ingesta acumulada de nutrientes a las 20 semanas de edad debe ser de al menos 23.000 kilocalorías y 1200 gramos de proteína para las hembras.

Nutrición semanal y acumulada

¿Cómo garantizar el aumento apropiado del peso corporal?

Para garantizar el aumento apropiado del peso corporal de las hembras entre 15 y 24 semanas de edad, y teniendo en cuenta la administración de vacunas intramusculares entre el período de 15-18 semanas, es posible que se necesiten mayores aumentos semanales de alimentación, con incrementos más pequeños entre 21 -24 semanas de edad. Mayores aumentos semanales de alimentación, con incrementos menores de alimento entre las 21-24 semanas de edad ayudarán a mantener ganancias importantes de peso corporal en esta delicada etapa de la vida.

El desarrollo de los tejidos reproductivos ocurre después de la fotoestimulación y la incapacidad de lograr un aumento de peso adecuado durante la pubertad es una causa común de:

  • Arranque tardío de la puesta
  • Alteraciones en el tamaño inicial del huevo
  • Producción en el pico de puesta reducida
  • Pérdida de sincronización sexual entre machos y hembras

Otros aspectos a considerar en el desarrollo de las aves

Implementación de un programa de iluminación apropiado durante el período de cría. La duración del día idealmente debería ser de 8 horas de duración con una intensidad de luz de 10-20 lux, debiéndose alcanzar a partir de los 10 días pero antes de los 21 días de edad. Debe mantenerse hasta al menos las 21 semanas de edad para disipar la foto-refracción juvenil.

El aumento de la duración del día (fotoestimulación) se debe administrar a los 147-154 días de edad, dependiendo de la uniformidad del lote. Las hembras y los machos deben mezclarse en una proporción de 9.5-10%. Es esencial que solo gallos y gallinas con la misma madurez sexual estén emparejados o, de lo contrario, dará lugar a una fertilidad temprana pobre y un número reducido de pollos.

La gestión de las granjas de recría de reproductoras mejorará si se presta atención a una serie de puntos específicos. Nada podrá reemplazar a un operario de granja objetivo y experimentado para evaluar y analizar constantemente el entorno de las aves, aunque, con una comprensión de las áreas clave discutidas, es posible alcanzar y superar los objetivos de rendimiento.La atención a la nivelación para la uniformidad, la correcta ingesta de nutrientes, los programas de iluminación adecuados y el tiempo correcto de apareamiento juegan un papel esencial en el éxito del lote. La reevaluación continua de las prácticas de cría dará lugar a un rendimiento de producción de reproductoras de pollos de engorde predecible y persistente

 

Diamond V


Deja tu comentario