29 Nov. 2017

Marketing & Economía Mercados TENDENCIA

Productores mexicanos instan a limitar importación de pavos perus

Productores mexicanos instan a limitar importación de pavos

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

El presidente de la Sección Nacional de Productores de Guajolote de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), Marco Parson, puntualizó que los productores nacionales de pavos solicitan que en las renegociaciones del TLC se pongan cupos a las importaciones de esta ave.

El presidente de la Sección Nacional de Productores de Guajolotes de la Unión Nacional de Avicultores indicó que la demanda mexicana para la época de diciembre será de 3 millones de pavos.

De esta cifra total de pavos que se consumen en diciembre, 3.000.000 de pavos, el aporte de la producción mexicana está entre 1,5 y 1,7 y la diferencia corresponde a la importación de países como Estados Unidos (95%) y Chile (5%).

No obstante, el presidente de la Sección Nacional de Productores de Guajolotes de la Unión Nacional de Avicultores explicó que los productores mexicanos cuentan con la capacidad instalada para producir los tres millones de pavos que demanda el país durante diciembre, pero no pueden al verse afectados por la importación.

Es más, Marco Parson precisó “Los productores nacionales tenemos la capacidad instalada, pero no lo podemos hacer por las importaciones porque pueden entrar lo que se quiera, entonces nos saturan el mercado y eso hace que tú para hacer tu planeación de crecimiento te ves limitado por el temor de cómo se va a comportar”.

Al no tener definidos los cupos de importación se ven detenidas las inversiones para esta industria, lo cual limita el crecimiento de la producción de pavo mexicana. Por lo cual, los productores de pavos de México solicitaron que, en la renegociación del TLC, se establezcan cupos para la importación de pavos al país.

Además, expuso que debido a que los volúmenes de producción de Estados Unidos son mucho mayores, al alcanzar 300 millones de pavos al año, es posible ofertarlos en México con un precio menor entre 20% y 25% respecto al producido en México.

Con respecto a Chile reveló que los pavos provenientes de dicho país llegan a precios 15% menores que los ofertados por la industria mexicana.

En México, la producción de pavos se registra principalmente en el estado de Chihuahua, aunque también se tienen registros de la crianza y comercialización de traspatio de dicha ave en Yucatán, Estado de México, Puebla, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Chiapas, y Guerrero. – UNA.

La principales empresas mexicanas, además de la empresa Pavos Parson, ubicada en Chihuahua y que representa 45% de la producción nacional, el volumen del país también surge de la empresa Pavo Viridiana y Pavo Rey en el estado de Yucatán. -Reforma.

El también director general de Pavos Parson, Marco Parson, resaltó que la calidad del guajolote nacional es mayor, ya que es más fresco, pues puede durar hasta cuatro o cinco meses congelado para ser ofrecido al consumidor, pero el pavo de importación pudo haber estado congelado entre uno y dos años.

El representante de los productores aseveró que la ventaja de los pavos mexicanos es que éstos son más frescos, aunque los productos extranjeros sean ofertados a precios menores.

El pavo o guajalote como se le denomina en México a esta ave, es un producto tradicional para esta temporada navideña y de fin de año y su consumo por lo general se limita a estas fechas.

Deja tu comentario