20 Sep. 2019

Manejo & Bienestar

Manejo & Bienestar

Picaje y canibalismo en la Avicultura de Puesta


Escrito por: Silvia Carné Siles

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

El picaje y el canibalismo en la avicultura de puesta son un problema real. Éstos suelen ser consecuencia de algún problema de estrés que padezcan las gallinas.

Los problemas de estrés pueden clasificarse en cuatro grupos:

    1. Deseables: provocados por el crecimiento/producción.
    2. Necesarios: provocados por los tratamientos y/o movimientos.
    3. Inevitables: provocados por el clima y el ambiente interior, temperaturas inadecuadas, cambios bruscos de temperatura, ventilación defectuosa, cama húmeda, exceso de luz…
    4. Evitables: provocados por una alimentación insuficiente, carencia de vitaminas, mal manejo, falta de espacio, mal estado de los alimentos, pocos comederos o bebederos, mala calidad del agua, etc.

También pueden ser de origen patológico: presencia de enfermedades, parásitos externos o internos… De origen diverso son aquellos casos provocados por ejemplo por, sobresaltos, ruidos o encendida de luz nocturna.

Una situación de estrés producida por cualquiera de estos factores puede dar lugar a múltiples problemas de difícil detección y por lo tanto, de difícil solución. Por ejemplo, un proceso de picaje degenerado en su fase más dura, que es el canibalismo. 

Existe un fenómeno llamado «pterofagia» que termina como picaje y que empieza por arrancarse las plumas con el pico las unas a las otras. Se da más en razas ligeras que en razas pesadas. En este fenómeno pueden ayudar muchas causas: error en la formulación del pienso, superpoblación, exceso de temperatura, poca humedad, gallinas al inicio de la puesta e iluminación excesiva. También puede aparecer al final del período de puesta y coincidir con la muda. Los animales se pican en el dorso, la inserción de la cola, la zona de la cloaca y la pechuga. Algunas gallinas pierden por completo las plumas del dorso.

La primera manifestación del picaje es la observación de sangre en alguna parte del cuerpo. Si a dicha gallina no se la separa al momento, el resto se encarnizan con ella hasta llegar a provocarle la muerte.

Cuando la parte afectada es la cloaca, como consecuencia de un mal manejo durante la puesta, esto puede derivar en canibalismo, dando lugar a un gran número de bajas, hasta el 50% de los animales.

El canibalismo como consecuencia de un picaje descontrolado se da casi siempre en la zona de la cloaca, hasta la aparición de hemorragias. Esto se da con más frecuencia en gallinas que inician la puesta. La mucosa de la cloaca de color rojo brillante se hace visible en el momento de la puesta y esto provoca el picaje.

El picaje y el canibalismo en la avicultura de puesta son un problema real, la gallina puede llegar a morir por una intensa hemorragia. Este hecho ha obligado al corte de picos. 

 

Diamond V





Leave a Comment