24 Sep 2019

Peculiaridades y Desarrollo del Aparato Reproductor de la Gallina



AUTOR

Silvia Carné Siles

Diamond V

El aparato reproductor de la gallina presenta un desarrollo totalmente distinto al de los mamíferos y una serie de peculiaridades que lo hacen único.

Algunas peculiaridades del aparato reproductor de la gallina, desde un punto de vista anatómico, es que sólo tienen ovario izquierdo y que el oviducto puede llegar a medir unos 70cm. Tienen un útero especial, el objetivo del cual es la formación de la cáscara del huevo. Estos animales, a diferencia de los mamíferos, no presentan ciclo sexual. Tampoco tienen vejiga urinaria, los uréteres desembocan directamente en el instestino delgado.

Una pollita recién nacida ya tiene los folículos formados en el ovario (entre 2.000 y 12.000), pero aún muy pequeños. A los 7 días de desarrollo embrionario el ovario izquierdo ya de ha desarrollado completamente, y se pueden apreciar reminiscencias del oviducto derecho, superatrofiado.

A los 5 meses de nacer, la gallina ya puede poner huevos; el período de puesta dura aproximadamente unos 12-14 meses, pasado este tiempo ya se suelen llevar los animales a matadero.

Durante el período de recría, unas 20 semanas, la pollita come pero no pone huevos. A las 16 semanas de vida el ovario ya llega a pesar unos 50 gramos.

Cuando la gallina pasa de las 20 semanas y ya pone huevos, el ovario tiene el aspecto de un racimo de uvas, con granos de diferentes medidas. Puede haber yemas de hasta 4cm de diámetro. A esto se le llama jerarquización de los folículos.

Durante los primeros 14 días, el crecimiento del folículo es muy lento. Cuando faltan 4 días para la eclosión, el crecimiento es exponencial.

La yema o folículo está formada por un óvulo microscópico y material nutritivo. En el centro de la yema encontraremos la célula germinal (óvulo) con diferentes capas alrededor. Esta disposición impediría la penetración de los espermatozoides hasta el centro, por lo que hay una emigración del óvulo desde el centro de la yema hasta la periferia. La huella que deja en forma de canal marca su trayectoria.

Al final de la maduración, el folículo va potenciando su color anaranjado por la acumulación de pigmentos liposolubles alimentarios. Por eso, los folículos de las gallinas más jóvenes son más blanquecinos.

Cuando el folículo se rompe, el óvulo se expulsa. La jerarquía hace referencia al orden temporal de eclosión de los folículos y a la expulsión de los óvulos. Esto, probablemente vaya ligado al diferente calibre de los vasos que irrigan a los folículos, cosa que implica una diferencia en el aporte de los nutrientes y de las hormonas.

En el ovario se pueden observar unos puntos blanquecinos poco vascularizados. Éstos corresponden a los puntos de eclosión de los folículos. Debido a esta poca presencia de vasos sanguíneos, las aves no producen hemorragia durante la ovulación.

Respecto a la cubrición, ésta es efectiva durante unos 15 días debido a las condiciones de pH en el oviducto, lo cual permite que los espermatozoides puedan sobrevivir hasta 20 días.

Para una óptima producción en la granja de puesta, se debe tener en cuenta el característico desarrollo del aparato reproductor de la  gallina y sus peculiaridades.

Para conocer el desarrollo del aparato reproductor del gallo haga click aquí

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube