get_the_title
  • Rua Do Rocio, 199 – 62 - Vila Olímpia SP 04552-000
    Brasil
  • +55 11 2872-4035
  • www.ceva.com.br

get_the_title



AUTOR

José A. Linares

Diamond V
  • La bronquitis infecciosa (BI) es una enfermedad viral aguda y altamente contagiosa en aves gallináceas (pollos, ponedoras y reproductores). El virus puede infectar aves de todas las edades y está distribuido a nivel mundial. Esta es una de las principales enfermedades causante de perdidas en la producción carne de pollo y huevos a nivel mundial.

El siguiente mapa ilustra algunas de las cepas de BI circulando actualmente.

La enfermedad está caracterizada por síntomas respiratorios como el jadeo, estornudos, tos y secreción nasal, enfermedad renal (cepas nefrotrópicas) y trastornos del oviducto causando una marcada disminución en la producción de huevos de hasta 50% y los efectos en gallinas pueden durar de 6-8 semanas.

En el campo la presentación de la enfermedad puede variar dependiendo de variables en las interacciones entre el ave, el virus, otras enfermedades, el manejo y las condiciones ambientales.

POLLOS

Por ejemplo, en pollos, es común tener casos subclínicos que causan pérdidas en el desempeño y decomisos en la planta de faena. Interesantemente, en los Estados Unidos, el virus DMV1639 causa aerosaculitis “silenciosa” En otras palabras, no hay jadeo, estornudos o tos, pero resulta en pérdidas por decomisos en la planta de faena. Otras veces se ve un incremento en mortalidad tardía asociada con infecciones secundarias con bacterias

REPRODUCTORAS Y PONEDORAS

En reproductoras pesadas y ponedoras comerciales no siempre se ve una caída severa en la curva de postura.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, el efecto en la postura puede durar 4-5 semanas, con bajas de producción de 10% en su punto más bajo y la pérdida acumulada de 2-5 huevos por gallina

EL VIRUS

El virus de bronquitis infecciosa es un coronavirus con sub-clasificación gamacoronavirus los cuales tienen especificidad aviar.

Su genoma está basado en acido ribonucleico (ARN) por lo que tiene una enorme capacidad de cambio tanto por mutación espontánea como por recombinación genética. Como resultado existe gran variación antigénica entre las cepas del virus de la bronquitis infecciosa (IBV).

El IBV es bastante lábil y puede ser destruido por calor, detergentes y desinfectantes comunes.

El virus tiene tropismo hacia los epitelios mucosos en los tractos respiratorio, reproductivo y urinario dependiendo de la cepa como se muestra en la Tabla 1:

Tabla 1. Tropismo de diferentes virus de bronquitis por epitelios en los tractos respiratorios, reproductivos y urinarios.

 

LA ENFERMEDAD

La transmisión del virus ocurre por la inhalación de aerosoles que pueden acarrear el virus por una distancia considerable. Aunque el virus es lábil, puede persistir en instalaciones contaminadas durante aproximadamente 4 semanas o más en condiciones favorables (frio y humedad).

Factores que favorecen la transmisión de los aerosoles con el virus son deficiencias en la ventilación/calidad del aire y la proximidad a otras granjas o aves infectadas.

  • El virus se multiplica en la mucosa del tracto respiratorio.
  • A las 48 horas, la mucosa se engrosa, se secreta un exceso de moco, los cilios en la tráquea son destruidos y esta combinación de lesiones causa los síntomas respiratorios en la fase aguda de la infección.
  • Una vez el virus accede al torrente sanguíneo, entonces se propaga a epitelios mucosos en el tracto reproductivo y/o urinario.
  • Luego de la fase aguda el virus puede permanecer en las tonsilas del ciego por meses lo que permite la excreción prolongada del virus.

La mortalidad es variable y depende de factores como la cepa viral, la edad de las aves, condiciones ambientales e infecciones simultaneas con otros agentes infecciosos.

MORTALIDAD POLLOS

La mortalidad puede llegar al 25% en pollos jóvenes. La mortalidad puede aumentar con complicaciones como deficiencias en la calidad del aire (amoniaco y polvo), inmunosupresión (causada por los virus de Gumboro y Marek’s) y la colibacilosis.

PONEDORAS

En ponedoras, dependiendo de la cepa del virus, la infección en el oviducto entre 1 día y 20 días de edad puede causar el síndrome de ponedoras falsas. En estos casos el ovario es funcional pero la infección causa un daño irreversible en el oviducto. Al llegar a la madurez sexual la gallina aparenta estar en postura, pero no puede producir huevos.

  • Casos de este síndrome pueden ser causados por la cepa QX y fueron documentados en Europa desde el 2004.
  • Recientemente se han reportado casos de ponedoras falsas en los Estados Unidos relacionados con la cepa DMV1639.

Los diagnósticos diferenciales de bronquitis infecciosa incluyen la problemas respiratorios causados por Mycoplasma gallisepticum, las formas suaves de la enfermedad de Newcastle y laringotraqueítis infecciosa, la influenza aviar de baja patogenicidad, y la colibacillosis.

LESIONES

La aparición y propagación del DMV1639 en los Estados Unidos desde 2014 ha tenido un impacto severo en la producción avícola. Ha afectado principalmente a los pollos, pero también se han reportado casos en las ponedoras y reproductoras.

En pollos, la lesión más común y de mayor importancia es la aerosaculitis (figuras 1 y 2). Esta lesión afecta negativamente el desempeño de las aves y también tiene un impacto económico significativo por el aumento de decomisos en la faena.

Figura 1. Aerosaculitis aguda causada por la cepa DMV1639 (Dra. Matilde Alfonso, Ceva)

Figura 2. Aerosaculitis crónica causada por DMV1639 (Dra. Matilde Alfonso, Ceva)

Las cepas nefrotrópicas como QX y DMV1639 causan inflamación aguda en el riñón que puede progresar a fallo renal y mortalidad, principalmente en pollos.

Como se muestra en las figuras 3 a 5 la cepa del virus DMV1639 es capaz de causar lesiones severas en el tracto urinario de pollos de engorda.

Figura 3. Inflamación renal aguda causada por la cepa del virus DMV1639. Los lóbulos del riñón usualmente tienen una superficie llana y en este caso son prominentes con una superficie convexa (Dr. Jose Linares, Ceva)

Figura 4. Daño renal crónico (palidez y patrón tubular prominente); causado por la cepa del virus DMV1639 (Dr. Jose Linares, Ceva)

Figura 5. Deshidratación severa (musculatura oscura y rojiza) en un ave muerta. Esta lesión resulta de la diuresis causada por la cepa del virus DMV1639 (Dr. Jose Linares, Ceva)

 

En gallinas infectadas durante la crianza, el virus DMV1639 puede dañar el oviducto (figuras 6 y 7) lo que al llegar a la edad de producción puede causar el síndrome de la ponedora falsa.

Figura 6. Ponedora falsa. Oviducto cístico: lesión concurrente con la aparición de DMV1639 en los Estados Unidos (Cortesía de Dr. Sherrill Davison, Universidad de Pennsylvania

Figura 7. Daño parcial en el oviducto; quistes parciales; concurrente con la aparición de DMV1639 en los Estados Unidos (Cortesía de Dr. Sherrill Davison, Universidad de Pennsylvania)

En gallinas infectadas durante la postura, además de bajas de postura, la bronquitis infecciosa puede causar alteraciones en la calidad del cascaron como se muestra en la figura 8.

Figura 8. Trastornos en la calidad del cascaron típicos de bronquitis infecciosa, principalmente deformación y arrugas (foto cortesía de AAAP)

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico preliminar se puede hacer basado en los signos clínicos y hallazgos de necropsia. La confirmación del diagnóstico se puede hacer mediante el aislamiento del virus o su detección utilizando la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR).

  • Innovaciones recientes en el uso de la prueba RT-PCR para el diagnóstico, tipificación del virus, vigilancia y evaluación de la vacunación serán el tema de un siguiente artículo.
  • Los tejido preferidos para la toma de muestras y el diagnóstico durante la fase aguda son tráquea, pulmones, sacos de aire y riñones. Las tonsilas del ciego son útiles particularmente cuando la colección de tejidos ocurre después de 1 semana o más después de la infección.
  • Si no hay acceso a pruebas de virología y/o pruebas moleculares, un diagnóstico preliminar se puede hacer mediante la serología.

Generalmente se usa la prueba ELISA comparando los títulos de anticuerpos en muestras de suero pareadas (fases aguda y convaleciente) y recolectadas con 2-3 semanas de diferencia. Un aumento de los títulos al comparar los sueros de la fase aguda de los títulos de la fase convaleciente indica que ha ocurrido un desafío.

La prueba de ELISA demuestra el desafío pero no nos dice que cepa es responsable. La prueba inhibición de hemaglutinina (HI) es más específica pero desafortunadamente los anticuerpos de referencia requeridos no están disponibles para todas las cepas ni la prueba se puede realizar en todos los laboratorios.

TIPIFICACION DE CEPAS

La tipificación del virus se puede hacer mediante identificación del serotipo y/o genotipo. Las pruebas serológicas son la neutralización viral y la inhibición de la hemaglutinina (HI). Este tipo de pruebas requieren anticuerpos específicos de referencia los cuales no están disponibles para todas las cepas.

El genotipo se determina mediante el uso de técnicas moleculares como la RT-PCR y la secuenciación del genoma. El uso de este tipo de pruebas en muy común hoy en día.

La prueba de RT-PCR añade la posibilidad de obtener resultados en pocas horas. La sensibilidad y especificidad de las pruebas de RT-PCR han mejorado significativamente en los últimos años por lo que se han convertido en la técnica preferida no solo para la tipificación del virus, sino también para el diagnóstico y el monitoreo rutinario.

Por ejemplo, en nuestro laboratorio tenemos una prueba de RT-PCR para determinar la presencia de bronquitis infecciosa y pruebas más específicas para detectar a las cepas Mass, Conn, Ark, GA08, GA13 y DMV1639 entre otras.

Cuando la prueba de bronquitis infecciosa es positiva pero las pruebas específicas de cepas son negativas entonces se procede a la secuenciación del genoma viral y comparación con secuencias ya disponibles. El uso rutinario de este tipo de pruebas ha aumentado significativamente la posibilidad de descubrir cepas nuevas o emergentes.

CONTROL Y PREVENCION

El control y prevención de la bronquitis infecciosa tienen su base en la bioseguridad y la vacunación.

Aunque la bronquitis infecciosa fue descubierta en los años 30, hoy en día la inmunidad contra IBV no se comprende completamente. Sabemos que la partícula viral tiene picos de glicoproteína en la superficie y estas inducen la producción de anticuerpos neutralizantes contra el virus.

Desafortunadamente, los anticuerpos neutralizantes inducidos contra una cepa no reaccionan de forma cruzada contra otras cepas.

  • La vacunación es efectiva siempre y cuando la vacuna o vacunas provean protección contra los virus causantes de los desafíos de campo.
  • La estrategia más simple es el uso de vacunas que contengan cepas homologas o la misma cepa causante del desafío. Desafortunadamente no siempre tenemos vacunas homologas y la alternativa es la estrategia de protección cruzada utilizando una vacuna o combinación de vacunas de otras cepas.
  • Aunque entendemos que los anticuerpos neutralizantes inducidos contra una cepa no reaccionan de forma cruzada contra otras cepas, inferimos que la protección cruzada trabaja en base a semejanzas entre las proteínas estructurales compartidas por todas las cepas.

Por ejemplo, una estrategia de protección cruzada ya bien establecida es el uso de la combinación de vacunas Mass y 793/B. Asimismo y desde el 2015, hemos utilizado la combinación de Mass y nuestra vacuna de la cepa GA08 para combatir al virus DMV1639 en los Estados Unidos.

Es muy importante entender que la protección cruzada no se puede predecir por la composición genética del virus o la serología. La única forma de confirmar la efectividad de la estrategia de protección cruzada entre cepas de bronquitis infecciosa es mediante pruebas de desafío.

El propósito de la vacunación es la inmunización uniforme de los lotes antes del desafío, por lo que más allá de asperjar la vacuna, ahora tenemos formas de confirmar que la vacuna se administró correctamente a los pollitos.

Si bien el uso de un colorante en el diluyente es una forma de visualizar el patrón de aspersión, desde 2015 utilizamos la RT-PCR para determinar si la vacuna llegó al tracto respiratorio superior de los pollitos. Esto se logra haciendo pruebas a partir de hisopos coanales tomados cinco días después de la vacunación.

Los detalles de esta metodología y otras innovaciones serán el tema de un artículo siguiente.

RESUMEN

  • La bronquitis infecciosa es una enfermedad viral en aves gallináceas que puede afectar los tractos respiratorio, urinario y reproductivo.
  • La mejor forma de controlar esta enfermedad es prevenirla mediante la vacunación.
  • La prevención requiere el uso de vacunas que proveen protección efectiva contra el desafío de campo.
  • Innovaciones recientes en el uso de RT-PCR para el diagnóstico, tipificación del virus, monitoreo y la evaluación de la vacunación serán descritas en un artículo siguiente.




REVISTA AVINEWS +


Noticias sectoriales

 
 

MONOGRÁFICOS

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Marzo 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA

img13

Por Felipe Lino Kroetz Neto

Ver más


 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.