18 Jul. 2018

Instalación Equipos

Instalación Equipos

Ordenadores de control ambiental en avicultura


Escrito por: Jose Luis Valls

El objetivo del control ambiental en avicultura es mantener a las aves en una ambiente confortable con un mínimo de gasto energético.

control ambiental aviculturaTodos los tipos de aves de producción año a año van consiguiendo gracias a la mejora genética, a la mejora de la nutrición y a la mejora en su sanidad que los parámetros zootécnicos de producción se mejoren y además se acompañen con unas reducciones del consumo de ingestión de piensos. Pero estas mejoras en la producción no pueden lograrse en unas aves cada vez más sensibles si no hubiera un adecuado control ambiental en la nave donde se encuentran.

El objetivo del control ambiental en avicultura es mantener a las aves en una ambiente confortable con un mínimo de gasto energético.

La eficacia del control asegurando un ambiente idóneo, con una calefacción eficaz y una reducción de costes deben ser temas prioritarios.

La calefacción es vital para conseguir una temperatura constante que asegure el buen desarrollo de las aves con una mejora en la asimilación alimenticia y un mantenimiento de la temperatura constante que evite situaciones de estrés en las aves.

El coste energético con su variación según la época del año, representa después del alimento uno de los mayores gastos en la producción avícola.

Para su control el funcionamiento correcto del medio ambiente es muy importante, pues hay que conseguir el precalentamiento del aire exterior que entra en el interior de la nave y la mejora en la distribución del calor interno dentro de la nave. La inversión en el control ambiental es más que rentable, ya que se ahorrará en calefacción, en mano de obra en el manejo de la nave incluido el manejo de la cama. Pero sobre todo se mejorarán los resultados productivos de las aves.

Cada día se desarrollan más tecnologías para alcanzar el adecuado control ambiental de las naves y se instalan nuevos sistemas de medición y control para asegurar el cumplimiento de los parámetros exigidos para una adecuada ventilación.

Es inevitable para controlar todas las actuaciones de un correcto medio ambiente con todos los parámetros solicitados que haya un ordenador que haga cumplir todas las necesidades mínimas exigidas y que garantice tras las órdenes recibidas el cumplimiento de las adecuadas condiciones ambientales en la nave.

Independientemente del tipo de producción animal en el que trabajemos y como consecuencia de la cada vez mayor cantidad de parámetros que se quieren manejar, el ordenador de control ambiental debe de recibir la mayor información posible.

De esta forma podrá valorar la información proveniente de las distintas sondas de medición dispuestas en la nave y que le hacen llegar la información ambiental que hay en la nave en cada momento. Por éste motivo en las instalaciones actuales de producción se instalan modernos ordenadores de control ambiental que han dejado atrás a los autómatas de la ventilación, que fueron los primeros aparatos de control de temperatura y humedad que se utilizaron en la producción avícola.

La colocación de las sondas en las naves por la vital información que tienen que enviar para después ser procesada, es muy importante. Y desde luego no puede tomarse de una forma algo despreocupada su instalación.

La información que van a transmitir al ordenador es la que éste va a valorar para tomar las decisiones de manejo del control ambiental para asegurar las condiciones previamente requeridas. Por la misma razón el mantenimiento adecuado de las sondas y su calibración periódica se hacen imprescindibles, para asegurarse que el envío de la información ambiental al ordenador es en cada momento la correcta. El ordenador actual de control ambiental debe reunir una serie de requisitos básicos, pero la tecnología actual le permite disponer de muchas más posibilidades de entradas de información para efectuar el control ambiental. Se deben aprovechar éstas posibilidades, pues cuanto más información reciba el ordenador, más adecuadas serán las decisiones que tome para conseguir el ambiente deseado de producción y mejorar a su vez el bienestar animal de las aves.

Otro punto importante es el apartado de manipulación del equipo

granjas avícolasCada vez estos aparatos son más intuitivos porque la facilidad de su manejo tiene importancia capital. De nada sirve un mega equipo de control si no somos capaces de regularlo adecuadamente o de introducir las variables a los parámetros con los que trabajar.

Para facilitar la lectura y el manejo diario la pantalla del ordenador tampoco debe ser muy pequeña.

Es conveniente que los ordenadores deban permitir la ocultación de ciertas pantallas para que el usuario menos preparado no entre en ellas y pueda cambiar datos vitales por error para el control del propio ordenador.

 

control ambiental granjas

Para ello el ordenador de la explotación avícola debe de realizar unas funciones, en base a efectuar una ventilación por kilo de carne en la nave o una ventilación por renovación de los metros cúbicos de aire. También tiene que efectuar correcciones de la ventilación mínima por temperatura exterior fría y por exceso de humedad interior, así como efectuar correcciones de la ventilación mínima por temperatura fría en el interior de la nave.

Otras correcciones que tiene que efectuar mínimamente el ordenador es la corrección de las entradas de aire para la equiparación de la temperatura y humedad de las distintas zonas o la corrección del porcentaje de apertura de las entradas de aire según la temperatura exterior. El ordenador tiene que efectuar el cambio automático de los distintos modos de ventilación que hay en cada nave, desde transversal a longitudinal o a túnel según sean las condiciones ambientales y el sistema de ventilación instalado.

La activación de las alarmas por temperatura alta o baja y por humedad alta es imprescindible. En invierno es muy útil la alarma por humedad pues en caso de fallo eléctrico las aves se ahogan en ambientes con el 95-100% de humedad relativa y con temperaturas no demasiado altas.

Hoy en día el funcionamiento en cada momento y el aviso efectuado por la activación de la alarma correspondiente es observable y controlable a través de una pantalla en el propio domicilio del avicultor o en su propio teléfono móvil.

avicultura

 

Diamond V

Deja tu comentario