16 Jun. 2017

Nutrición Animal Otros Reproducción y genética

Microfracturas en huevos fértiles


Escrito por: Winfried Bakker

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

La incidencia de microfracturas en huevos puede oscilar desde 0.5% hasta 10%. Estas microfacturas son importantes pues pueden causar disminución de la tasa de nacimientos, contaminaciones, mala calidad de pollitos y mayor mortalidad en los primeros 14 días.

  • Una incidencia de 0.5% de microfracturas es relativamente normal hasta las 50 semanas de edad.
  • Posteriormente se incrementarán gradualmente hasta alcanzar 0.75% en las últimas 15 semanas de vida.
aves reproductoras

Figura 1. Incidencia esperada de microfracturas en huevos fértiles

La Tabla 1 resume la tasa de nacimientos y calidad de pollitos que pueden esperarse a partir de huevos intactos, en comparación con huevos con microfracturas. Existen seis principales áreas que requieren atención como se puede observar en la tabla 1

reproductoras avicultura

Tabla 1. Tasa de nacimientos y calidad de pollitos a partir de huevos intactos en comparación con huevos con microfracturas

FACTORES INHERENTES A LAS GALLINAS

reproductoras pesadas aviculturaLas gallinas picotean los huevos.

CAUSA

Común en galpones con piso de rejilla o cuando hay postura en el piso. Este problema se exacerba con insuficiente acondicionamiento durante la crianza, en galpones mal configurados con piso de rejilla de plástico mal diseñado o cuando los nidos no atraen a las gallinas

RECOMENDACIÓN

Asegurar una correcta cantidad y distribución de nidos, evitar la postura en el piso y asegurar que los nidos sean confortables

Algunas de las gallinas pueden poner huevos fuera del nido.

CAUSA

Insuficiente desarrollo y preparación antes de recibir la fotoestimulación.

RECOMENDACIÓN

Asegurar una condición y desarrollo suficiente, particularmente desde las 16 semanas hasta la fotoestimulación

PROBLEMAS DE PERSONAL

Puede haber demasiados huevos acumulados en los nidos, sobre la cinta recolectora o sobre las mesas de recolección.

RECOMENDACIÓN

Incrementar el número de recolecciones

En nidos mecánicos puede haber cintas transportadoras que transitan demasiado rápidamente, provocándose ruptura de huevos.

RECOMENDACIÓN

Estar presente lo más posible dentro del galpón para detectar estos problemas y supervisar a los empleados

No permitir el acúmulo de más de 3 huevos en los nidos, ni permitir demasiadas gallinas intentando utilizar el mismo nido simultáneamente, lo que puede sugerir nidos insuficientes o condiciones heterogéneas en el galpón

Asegurar un número suficiente de nidos y que las gallinas utilicen ambos niveles de nidos, asegurando una altura correcta y que no haya nidos cerrados

reproductoras avicultura

DAÑOS MECÁNICOS

Los cojinetes de los nidos pueden estar demasiado desgastados

RECOMENDACIÓN

Reemplazar los cojinetes

Las mini-cortinas de nidos comunitarios pueden requerir mantenimiento

RECOMENDACIÓN

Reemplazar o reposicionar las mini-cortinas conforme sea necesario

Los huevos pueden desplazarse difícilmente sobre las cintas

RECOMENDACIÓN

Verificar la correcta instalación de los cojinetes, que las bandas recolectoras no estén deformadas y que los clips sujetadores mantengan la banda en su lugar

Cuando la cinta recolectora no es suficientemente ancha puede no soportar una gran cantidad de huevos

RECOMENDACIÓN

Aumentar la frecuencia de recolección

Si la velocidad de la banda recolectora es demasiado alta los huevos pueden romperse al llegar a la mesa de recolección

RECOMENDACIÓN

Ajustar la velocidad de transporte de huevos y evitar el acúmulo de huevos en la mesa de recolección

Desajustes en la tensión de la banda transportadora

RECOMENDACIÓN

Tensionar la banda correctamente para que los huevos queden bien distribuidos sobre la banda. En sistemas con doble cinta al centro entre dos filas de nidos no debe haber un espacio excesivo (Figura 1)

reproductoras avicultura

Figura 1. Ejemplos de sistemas de recolección automática.

Dos cintas paralelas que se observan en la fotografia a; o una sola banda central de plástico en la fotografia b.

El ancho de la banda de plástico es normalmente 50 cm; o 2 x 25 cm en las cintas dobles de fibra

incubadoras

Frecuencia de recolección insuficiente

RECOMENDACIÓN

Aumentar la frecuencia de recolección para evitar que haya demasiados huevos en el sistema y que con ello no se golpeen los huevos entre sí

Microfracturas excesivas en sistemas que cuentan con una sola banda transportadora al centro compartida por nidos a ambos lados

aviculturaRECOMENDACIÓN

En sistemas mal ajustados los huevos pueden rodar hacia el centro golpeándose unos a otros o quedar atrapados en el espacio entre las dos cintas.

Los nidos deben tener la configuración correcta y las cintas la separación adecuada entre sí

Diferencias entre cintas transportadoras de fibra y bandas plásticas

RECOMENDACIÓN

Las cintas pueden desajustarse provocando que los huevos queden atrapados en algunos puntos ensuciándose y rompiéndose. Esto es menos frecuente en las bandas anchas y de plástico que en las de fibra

Daños durante el transporte

RECOMENDACIÓN

El manejo brusco durante el empacado y transporte de huevos es una causa común de microfracturas. Supervisar a los empleados evitando manejos bruscos y concientizando a los conductores sobre la fragilidad de los huevos

Carritos de huevo en mal estado

RECOMENDACIÓN

Verificar la integridad de las ruedas de los carritos y sustituirlas cuando sea necesario

nutrición animal

PROBLEMAS NUTRICIONALES

Diversos problemas nutricionales pueden afectar la calidad del cascarón. El análisis frecuente de la gravedad específica permite establecer estándares de referencia en cada empresa. La Gráfica 1 muestra los parámetros esperados para huevos fértiles de reproductoras Cobb 500 para varias edades.

Las cifras en la Gráfica 1 son solamente una guía, mas no una garantía de que todos los lotes de esta línea genética se comportarán exactamente igual

aviculturaGráfica 1. Valores esperados de gravedad específica promedio para huevos Cobb 500 a diversas edades.

En la Gráfica 1 los números representan el promedio de por lo menos 100 huevos en cada muestreo, con desviaciones esperadas por encima y por debajo del promedio. Un valor igual a o superior a 1.080 refleja una calidad de cascarón adecuada. Se recomienda siempre obtener una muestra de por lo menos 100 huevos en cada muestreo. Es en la incubadora donde existen las mejores condiciones para hacer esta prueba. El procedimiento puede simplificarse usando una sola solución de sal que detecte una gravedad específica de 1.080.

Sólo cuando hay un porcentaje significativo de huevos con una gravedad específica inferior al estándar de la edad correspondiente será necesario preparar varias soluciones de sal para determinar diferentes gravedades específicas (el procedimiento para medir la gravedad específica se presentará en un artículo por separado).

nutrición

Cuando la calidad del cascarón se deteriora considerablemente es difícil corregirla por completo

Es importante prevenir caídas drásticas de la gravedad específica mediante constantes mediciones, asegurando la disponibilidad de calcio, granulometría correcta para el calcio, niveles adecuados de fósforo disponible y su balance con el calcio y niveles recomendados de vitamina D3.

El calcio de partícula gruesa es importante para mejorar su utilización durante la tarde y noche, que es cuando se forma el cascarón. Se recomiendan partículas de 2-3 mm de diámetro, que permanecerán en el ave al menos 24 horas.

En climas fríos o durante el invierno puede alimentarse a las gallinas 7-8 horas después del inicio del fotoperiodo para permitir que el calcio sea utilizado para la formación del cascarón durante la tarde.

avicultura

Figura 2. Proceso de formación de la cáscara

RECOMENDACIONES PARA LA ADQUISICIÓN DE ROCA CALIZA

Adquirir un volumen suficiente que justifique el costo de análisis de laboratorio. Recurrir a proveedores que garanticen los niveles y solubilidad de calcio y hacer verificaciones de laboratorio 1-2 veces por año. Comprar directamente del productor original y evitar intermediarios. Si las microfracturas son un problema crónico será mejor utilizar carbonato de calcio en lugar de roca caliza.

Ocasionalmente hay problemas con la biodisponibilidad de calcio. La roca caliza puede variar en su dureza y solubilidad. La roca caliza dolomítica puede contener altos niveles de magnesio (>10%), que compite con el calcio por sitios de absorción en el intestino, además de puede actuar como laxante. Por estas razones la roca caliza dolomítica debe evitarse en la nutrición de reproductoras

Los desbalances de calcio, fósforo y vitamina D3 pueden inducir cascarones débiles. Los niveles bajos de calcio o variables debido a problemas de mezclado también ocasionan microfracturas.

El calcio en partículas demasiado finas o una alta proporción de calcio fino en el alimento también puede favorecer microfracturas. Este problema es bastante más común con alimento en pellets o en migajas derivadas de pellets, pues es más difícil adicionar calcio en partícula gruesa en el alimento pelletizado. En estos casos, debe suministrarse alguna fuente de calcio por separado.

Compuestos químicos como las micotoxinas y la contaminación accidental del alimento con nicarbazina (en concentración mayor a 3-5 ppm) pueden afectar la coloración del cascarón. El uso prolongado de altas dosis de clortetraciclina en el alimento (>400 ppm) puede deteriorar la calidad del cascarón.

PROBLEMAS AMBIENTALES & DE VENTILACIÓN

El estrés calórico y/o los problemas de ventilación que resulten en altas temperaturas pueden causar hiperventilación en las gallinas, alcalosis respiratoria y una calidad del cascarón deficiente.

DESAFÍOS SANITARIOS

Desafíos sanitarios como la bronquitis infecciosa, Newcastle, influenza aviar y otras enfermedades afectan al oviducto y en consecuencia la calidad del cascarón. Los huevos incubables de buena calidad deben presentar una buena coloración y apariencia brillosa, reflejo de un buen estado de salud y nutricional.

En resumen, son muchas las posibles causas de microfracturas del cascarón, y entre las más importantes se incluyen algunos factores inherentes a las gallinas, problemas de personal, daños mecánicos, problemas nutricionales, deficiencias en la calidad del medio ambiente y la ventilación, y desafíos sanitarios. Aunque estas causas no son las únicas, en realidad representan algunos de los factores de riesgo que más frecuentemente ocasionan incrementos en la frecuencia de microfracturas.

incubadora

Deja tu comentario