29 Ago. 2019

Marketing & Economía

Marketing & Economía

México: Alta demanda de carne de pollo impulsa a industria avícola nacional

México: Alta demanda de carne de pollo impulsa a industria avícola nacional

La alta demanda de carne de pollo sigue impulsando el crecimiento continuo de la producción avícola mexicana, según el último reporte publicado en agosto de 2019 por el Departamento de Agricultura de EE.UU., USDA.

Producción de Carne de Pollo

El pronóstico para la producción de carne de pollo en 2019 es de 3,6 millones de toneladas métricas, TM, y se prevé para 2020 una producción de 3,7 millones de TM.

De acuerdo a la Unión Nacional de Productores Avícolas de México, UNA, la industria avícola de este país crecerá 3,0% durante el resto de 2019 y en 2020.

La integración vertical de las granjas, la mejora en la cadena de producción, las inversiones en bioseguridad y una mayor eficiencia continuarán ayudando a la industria avícola nacional a expandir su producción en el próximo año.

 

México depende en gran medida de las importaciones, principalmente de los Estados Unidos, para la genética. Aunque hay esfuerzos para desarrollar una línea genética fuerte y confiable a nivel nacional en México, las importaciones seguirán siendo la principal fuente de genética para los próximos años.

La producción de carne de pollo se concentra en cinco estados- Jalisco, Veracruz, Aguas Caliente, Queretano y Durango, que en su conjunto representan el 53% de la participación total de producción de carne de pollo.

La carne de pollo domina la producción nacional de proteínas en México, con 38% de la producción total en 2018. La industria avícola nacional espera que esta cuota se mantenga durante los próximos dos años.

El pollo vivo se vende a un promedio de 23,8 pesos/kg en junio de 2019, lo que representa una disminución del precio de 9,4 % para el mismo período del año pasado, 2018. Las canales de pollo se venden a un promedio de 33,8 pesos/kg, observándose una disminución del precio de 3% para el mismo lapso del año anterior. Esta estabilidad en los precios refleja tanto la estabilidad de la producción avícola mexicana como la relativa estabilidad en los precios de los alimentos.

Conforme a la industria de alimento mexicana, en 2018 se produjeron 40 millones de TM de alimentos, de los cuales el 55% fue utilizado por la industria avícola. Por cada TM de carne de pollo producida, 72,5% del costo involucrado es de alimento.

La producción nacional de granos no es suficiente para cubrir las necesidades de alimentación animal de México, por lo que el sector avícola depende en gran medida de las importaciones de granos, principalmente de EE.UU.

Consumo de Carne de Pollo

El pronóstico para el consumo de carne de pollo en 2019 es de 4,4 millones de TM y se estima que para 2020 será de casi 4,6 millones de TM, a medida que continúa la fuerte demanda de los consumidores y la industria de procesamiento.

La carne de pollo continúa siendo la proteína animal preferida por el consumidor mexicano, ya que es la proteína más asequible para las clases económicas bajas y medias. La carne de ave representa 60% del consumo de proteínas animales de los consumidores en México.

Según la UNA, el consumo aumentará 3,3% en 2019. Sin embargo, para 2020, la industria avícola nacional espera que el consumo disminuya un poco y se estabilice en 3%.

Los consumidores a menudo eligen entre la carne de aves o porcina en función del costo, pero la preferencia por el consumo de carne de pollo ha aumentado recientemente debido a las preocupaciones relacionadas con la peste porcina africana (PPA)

La producción nacional no puede satisfacer la demanda tanto de los consumidores como de la industria de procesamiento. Si bien la producción nacional abastece en promedio 80% de la demanda, las importaciones de carne de pollo siguen siendo necesarias para cubrir la demanda, particularmente en el sector de procesamiento. 

Según la UNA, la carne de pollo en México se comercializa de cinco maneras diferentes: animales vivos, 37%, mercados públicos, 9%, grandes minoristas, 3%; asado, 37%; y productos de valor agregado, 14%. Estas cifras tienden a cambiar según el efecto de la oferta y la demanda en el costo de la carne de pollo.

Importaciones

El pronóstico para 2019 es de 850.000 TM, y se prevé que para 2020 sea  de 870.000 TM
Las importaciones son una vía para satisfacer la creciente demanda de productos avícolas que la producción nacional no puede abastecer. Estados Unidos continúa siendo el principal exportador de carne de pollo a México con 86% de participación del mercado. Las principales importaciones desde EE.UU. son cuartos de pierna de pollo y carne deshuesada mecánicamente (MDM).

Brasil se ha convertido en la segunda fuente más importante de carne de pollo para México, proporcionando principalmente pechugas congeladas (sin hueso y con hueso) y alas. Aunque la participación de Brasil en el mercado aún es pequeña, de 12,7%, su participación ha crecido 77% desde 2016.

A pesar que los procesadores mexicanos prefieren productos frescos, están ajustando sus procesos industriales para usar o mezclar productos congelados. Sin embargo, aunque la participación de EE.UU. ha bajado del 90% de las importaciones totales en 2016, continúa representando alrededor del 86% de las importaciones de México en los últimos dos años.

Exportaciones

El pronóstico de exportación para 2019 es de 6.000 TM y para 2020 es de 7.000 TM.
Las exportaciones mexicanas siguen siendo muy limitadas, debido a su estado sanitario tanto para la Influenza Aviar como para la enfermedad de Newcastle.

México solo puede exportar productos avícolas procesados que hayan sido sometidos a un tratamiento térmico. Incluso con estas restricciones, el 61% de las exportaciones mexicanas totales están destinadas a EE.UU.

Actualmente, México reconoce los tres estados de la península de Yucatán (Yucatán, Campeche y Quintana Roo), así como Sonora y Sinaloa (estados del norte), libres de enfermedades aviares.

El gobierno mexicano ha eliminado los subsidios a las instalaciones de sacrificios inspeccionadas federalmente (TIF) elegibles para la exportación desde diciembre de 2018, lo que ha frenado tanto la inversión privada en nuevas instalaciones como la cantidad de solicitudes de las instalaciones para obtener nuevas certificaciones y aprobaciones de TIF para la exportación.

Sin estos subsidios gubernamentales, la industria avícola nacional cree que menos instalaciones solicitarán la certificación TIF en los próximos años, reduciendo aún más la probabilidad de crecimiento en el sector de exportación de carne de ave.

México aumenta la cuota de importación de carne de ave para terceros países

Brasil ha podido aumentar su participación en el mercado avícola de México utilizando la cuota arancelaria de México para terceros países. México pacto el contingente arancelario cero, libre de arancel, en 2013 para 300.000 TM de carne aviar como una forma de desarrollar nuevos proveedores de carne de ave en otros países.

Aunque esta cuota estuvo casi sin usar hasta 2017, la aprobación de México de 46 plantas brasileñas para exportación permitió a Brasil poder usar la cuota. El contingente arancelario vence el 31 de diciembre de 2019, pero se utilizó por completo en marzo de 2019.

El 24 de mayo de 2019, el Secretario de Economía de México anunció que aumentaría la cuota arancelaria en 55.000 TM adicionales, elevando el monto total de libre de arancel a 355.000 TM.

Aunque la industria de procesamiento nacional necesita el producto para sus propias necesidades de crecimiento, la industria avícola de México ha protestado por la extensión del contingente arancelario a la Secretaría de Economía de México, argumentando que las importaciones avícolas representan una competencia desleal para el productor mexicano.

Actualmente, Brasil utiliza 80% del contingente arancelario, y el 20% restante lo utilizan Chile, Argentina y Canadá.

 

Diamond V


Deja tu comentario