25 May 2021

Manejo y control de infestaciones de moscas en explotaciones avícolas

get_the_title



El control de las infestaciones de moscas es una problemática importante y muy común en todas las explotaciones ganaderas, resaltando la importancia en las granjas avícolas.

Uno de los impactos principales en las explotaciones es a nivel económico para la explotación ya que es un vector de propagación de multitud de enfermedades, suponen un estrés en las aves que generan una reducción en la producción o daños en la calidad del huevo, entre otras problemáticas.

Resulta muy recomendable tener una comprensión básica del ciclo de vida de la mosca y de cómo interactúan en su medio ambiente para poder desarrollar estrategias para reducir el impacto que producen.

 

PATRONES BIOLÓGICOS: REPRODUCCIÓN Y DESARROLLO DE LAS MOSCAS

Las moscas pasan por cuatro etapas en su ciclo de vida: huevo, larva, pupa, y mosca adulta. Los huevos pueden eclosionar 9 horas después de la ovoposición y pueden tardar hasta 7-10 días en completar la fase de huevo a adulto en condiciones ideales.

Sin embargo, un clima más fresco, un medio más seco y la escasez de alimento pueden prolongar este periodo de desarrollo.

Figura 1 – Ciclo de vida de la mosca doméstica

Debido a su rápido desarrollo y al gran número de huevos producidos por las hembras, las poblaciones crecen rápidamente desde principios mediados de la primavera hasta principios de otoño.

El ciclo de vida de la mosca desde el huevo hasta la edad adulta generalmente es de 2-3 semanas, pero puede variar dependiendo de varios factores: factores abióticos (la temperatura, la humedad, etc.) y factores bióticos (organismos vivos: animales, las plantas y los microorganismos naturales).

Además de los factores ya mencionados resulta muy necesario resaltar la importancia del microclima presente en el interior de las explotaciones de producción animal intensiva ya que se alteran considerablemente el medio que contienen. La concentración de animales, de su gallinaza, presencia de piensos, etc. crean una situación que acentúa e incrementa las poblaciones de moscas en las mismas.

 

PRINCIPALES ESPECIES DE MOSCAS EN EXPLOTACIONES AVÍCOLAS

Para llevar a cabo un correcto manejo y control, resulta interesante tener conocimiento acerca de las especies de moscas que normalmente nos encontramos en las explotaciones avícolas. En la Tabla 1 se muestran propiedades y características a destacar de cada una de ellas:

 

Tabla 1 – Especies moscas presentes en explotaciones avícolas

 

TRANSMISIÓN DE ENFERMEDADES

La presencia de estos insectos representa un alto riesgo sanitario, ya que transmiten un gran número de enfermedades en las aves como: Newcastle, Influenza, Bronquitis, Laringotraqueitis y enfermedades bacterianas como: Colibacilosis, Campylobacter, Pasteurelosis, Coriza Infecciosa, Micoplasmosis, Salmonelosis, entre las más importantes.

En el caso de las gallinas ponedoras, la presencia de estos insectos puede afectar a la producción de huevos, incrementando el porcentaje de huevo sucio debido a que las excreciones y las regurgitaciones de las moscas provocan manchas en los mismos.

Las formas en las cuales las moscas pueden transmitir patógenos son:

  • Por ingestión/excreción patógenos

  • A través de superficies corporales como son las patas o partes bucales

  • A través de la regurgitación del alimento

 

MANEJO Y CONTROL

Desde Raesgra & Biojuneda consideramos que uno de los pilares fundamentales para conseguir controlar esta problemática reside en buen manejo diario y constante en el interior de la explotación teniendo en cuenta una higiene exhaustiva de camas, acumulación de deyecciones, manejo de la gallinaza, materia orgánica en descomposición, acúmulos de agua, etc.

La cama que se retire en el vacío no se debe almacenar en la granja, sino que resulta muy importante gestionarlo con la mayor inmediatez posible.

Otro de los puntos que tienen una gran importancia y muchas veces son los grandes olvidados en las explotaciones son lugares como almacenes de huevos, almacén técnico/vestuario o contenedores de cadáveres de los animales en los que resulta de suma importancia establecer tanto un buen manejo como un buen plan de acción frente a la presencia de moscas en los mismos.

 

PLAN INTEGRAL DE CONTROL DE MOSCAS

Aparte de la importancia del correcto manejo durante la producción y en el vacío sanitario por parte de los ganaderos, resulta necesario implantar un plan integral de Control de moscas, en un periodo que abarca desde mediados de primavera hasta principios de otoño, cuando las temperaturas son superiores a los 15ºC, diferenciando varios tipos de controles:

Control biológico: incluye uso de especies depredadoras de estos insectos (descartado por bioseguridad), uso de bacterias entomopatógenas, inocuas para los animales, como es Bacillus thuringiensis, uso de extractos vegetales con función repelente o tóxica en las moscas, o productos de origen biológico, como las tierras de diatomeas, que perforan el exoesqueleto de los insectos y los desecan.

Control físico: pantallas y ventiladores que dificulten a moscas la entrada en granja, así como insectocaptores (equipo de control de insectos voladores mediante luz UV). Su distribución debe ser estratégica en el interior de las naves a una altura entre 2-2´5 m.

Control químico: el más efectivo y extendido en granjas industriales. Diferenciaremos tratamiento enfocado a formas adultas, y el enfocado a formas larvarias.

Es necesaria la combinación de ambos, o no lograremos romper el ciclo vital.

 

TRATAMIENTO QUÍMICO EN LAS NAVES DURANTE LA PRODUCCIÓN:

INTERIOR DE LAS NAVES

Tratamiento Larvicida:

Se debe aplicar algún producto larvicida debajo de los slats. Este tratamiento resulta indispensable para controlar la población larvaria de moscas y evitar incremento de adultos a posteriori. En avicultura que la gallinaza suele encontrarse sólida, el producto se debe de aplicar pulverizado para poder penetrar más homogéneamente y en profundidad logrando el efecto deseado.

Tratamiento Adulticida:

Como tratamiento adulticida la recomendación es usar un producto insecticida en polvo para aplicación en pintado sobre placas específicas que se colocan en zonas interiores de las naves a las que no tienen acceso las aves. Su persistencia y efectividad es mucho mayor y al poder ubicarse en dichas placas su control es mucho más satisfactorio.

En caso de presencia de alta infestación durante la producción para poder mantener bajo control la población de moscas se recomienda utilizar productos no biocidas que actúan por inmovilización física en base a una tecnología 3D – IPNS red estructural de inmovilización polimérica con la que se cubre e inmoviliza todos los estadíos de desarrollo de la plaga evitando completar su ciclo productivo, su desarrollo y proliferación.

 

EXTERIOR DE LAS NAVES

En el exterior de las naves, a modo de refuerzo, la opción más adecuada es la colocación de trampas de capturas de mosca cada 15-20 metros por todo el perímetro exterior de las naves.

Estas trampas son ecológicas en base a ingredientes alimentarios 100% y desechables con una capacidad de captura de unas 20.000 moscas.

Zona almacenamiento de la gallinaza:

En esta zona se debe realizar aplicación de insecticida (Adulticida/Larvicida) durante los meses desde mediados de primavera hasta principios de otoño.

Zona contenedores cadáveres de animales:

Instalación de trampas de captura mediante feromona alimentaria durante los meses de Abril/Mayo – Setiembre/ Octubre.

Aplicación de insecticida (Adulticida/Larvicida) durante los meses desde Abril/Mayo hasta principios de Octubre.

 

TRATAMIENTO QUÍMICO EN EL INTERIOR DE LAS NAVES DURANTE EL VACÍO SANITARIO

Esta etapa resulta indispensable realizar un correcto control para lograr mantener controlada la infestación durante la etapa de producción.

Para esta fase se recomienda realizar una desinsectación química a través de termo nebulización húmeda en el interior de las naves, generando un humo con cierto grado de humedad que permite acceder a lugares de acantonamiento que son inaccesibles con las pulverizaciones convencionales, interfiriendo en su ciclo vital. Este tipo de tratamiento se recomienda su aplicación usando un producto insecticida con doble acción (tanto larvicida como adulticida) en base a cipermetrina y tetrametrina que sean IGR químicos, es decir, son biocidas que imitan la acción de la hormona juvenil y mantienen al insecto en su estadio inmaduro, impidiendo su mudación hacia la fase adulta.




REVISTA AVINEWS +


Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Septiembre 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


EVONIK
BIOPLAGEN
Logo Ceva
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



logo