Francisco Javier Cortazar Palacio, Director Técnico Veterinario Agustín Roig  S.A.

A raíz de la puesta en marcha de la directiva 199/74 CE, todos los productores de los países integrantes de la UE han de cumplir una serie de normas para el alojamiento de las aves, tanto en jaulas ( sistema estándar de siempre ), en aviarios, en sistema de alojamiento alternativo, en el que las aves, además de tener acceso al suelo, también pueden acceder a un parque exterior, adquiriendo así los huevos la calificación de “camperos”, siempre que la dimensión de la finca sea suficiente  (4 m2 por cada gallina alojada).

 Con aviarios, educación y aprendizaje de las aves son indispensable para tener resultados de producción adecuados. 

manejo-aviario-aprendizaje
Figura 1. Norma a cumplir en aviarios.

Partimos de la base que la inversión por ave en la producción en aviarios, es más elevada que en batería. La productividad debe ser parecida, pero el consumo de pienso va a ser algo superior (rondando los 5 a 10 gramos por día) debido a un mayor gasto energético del ave, que en conversión alimenticia puede representar unos 100 gramos más de pienso por docena de huevos.

Para que el arranque en el aviario de puesta sea idóneo, conviene que la recría de ese lote se haya realizado en un sistema idéntico, para que el ave lleve la lección aprendida. Ello conlleva que la persona al mando del lote posea un determinado grado de formación, esfuerzo y dedicación, para la educación y aprendizaje que debe inculcar a las aves, para que éstas puedan desarrollar su máximo nivel de productividad.

El traslado de la recría al aviario de puesta debe realizarse entre la 16 y 17 semana de vida. Previamente, estas aves han tenido que ser educadas para desplazarse con agilidad por todo el aviario (sistema y suelo), a utilizar comederos y bebederos del sistema, a la presencia del granjero sin que les ocasione situación de estrés, y a acostarse en aseladeros y no en el suelo siguiendo el método  “ sunset  and sunrise “ ( atardecer- amanecer ).

Una vez las aves han entrado en aviario, son colocadas dentro del sistema (donde encontramos las cadenas de alimentación, las líneas de agua y los ponederos o nidales), separadas del acceso al suelo por unas mallas, las cuales se irán abriendo progresivamente (como se describirá más adelante).

Aún disponemos  de dos a cuatro semanas para finalizar  el aprendizaje de las aves y conseguir que, una vez abiertas las mallas, se desplacen  por todo el aviario tanto a lo largo como a lo alto, para lo cual debemos de “pastorear” a las aves, es decir, enseñarlas a moverse con agilidad por todas las zonas.

Esto tiene una gran importancia, una vez que tienen acceso al suelo no se pueden “olvidar” de que el alimento sigue estando en el sistema y tienen que subir a él para comer con la misma frecuencia de antes de abrir las mallas, para no demorar su crecimiento corporal y madurez sexual, repercutiendo en un retraso en alcanzar las metas productivas óptimas.

Al mismo tiempo, educaremos a las aves para acostarse reduciendo lentamente la intensidad de luz en un efecto atardecer, así ellas irán buscando el sitio para hacerlo con tranquilidad y fuera del suelo para evitar asfixias. De igual forma, se despertarán aumentando gradualmente la intensidad de luz en un efecto amanecer.

 

Para un control general y diario del aviario hay que tener en cuenta una serie de consideraciones sobre los siguientes aspectos:

 

ALIMENTACIÓN

  • Es fundamental que el peso corporal se encuentre dentro del estándar cuando el ave empiece a poner huevos. Para ello, hay que adecuar las fórmulas al consumo y peso del ave, monitorizando manualmente el peso semanalmente.
  • El aumento de peso entre el 5% de puesta y el pico de producción rondará los  300 gramos.
  • El tiempo y frecuencia de las cadenas de alimento asegurarán que todas las aves tengan opción a comer pienso con la misma calidad de nutrientes, evitando la competencia y el estrés entre ellas, que pueden derivar en nerviosismo y desuniformidad.
  • La granulometría del pienso será constante y se mantendrá en un 80% de partículas comprendidas entre 1-3,5mm, evitando la acumulación de finos en las cadenas.
  • Deberemos evitar factores que puedan disminuir el consumo de pienso, como pueden ser temperaturas altas, en cuyo caso habrá que concentrar más los nutrientes.
  • Al atardecer, durante el período de formación de la cáscara, favoreceremos la ingestión y almacenamiento de calcio.

 

ILUMINACIÓN

  • Partiendo de 12 horas de iluminación, iremos incrementando semanalmente el estímulo lumínico, siempre de acuerdo con su peso corporal y madurez sexual, a razón de ½ ó 1 hora por semana
  • Tener en cuenta que al 50% de puesta hemos de poseer un periodo lumínico de 15 horas.
  • Variaciones de 1 hora de luz, pueden modificar el consuno de pienso de 1,5 a 2 gramos por ave; lo cual es muy importante dependiendo del peso corporal del ave.
  • La intensidad del alumbrado debe ser homogénea y adaptada a las diferentes zonas del aviario. Por ejemplo no se debe poner una intensidad más baja en suelo y pajarera, pues aumentaríamos la puesta de huevos en el suelo. En el sistema, oscilaremos en una intensidad entre 10-20 lux
  • Mantener el estímulo lumínico hasta alcanzar el pico de puesta.
  • Los encendidos de las diferentes zonas del aviario se realizarán en intervalos de 10 minutos, siendo el orden de primero a último: techo, paredes, luces ledsde loscomederos y pajarera.
  • El orden de apagado también será secuencial en los mismos intervalos pero en orden inverso: pajarera, paredes, techo y leds de los comederos.

 

 

TEMPERATURA

  • Mantener la temperatura de aviario entre 20-24º para que el movimiento de las aves sea lo más fluido posible.

 

VENTILACIÓN

 

  • Ajustar los parámetros del aviario de tal forma que se mantenga la diferencia de presión entre dentro y fuera de la nave para evitar la concentración de polvo y gases que afectan negativamente al bienestar y a la productividad del lote, así como evitar también las corrientes de aire que pueden ocasionar problemas patológicos y asfixias.

 

ESTADO DE SALUD DEL LOTE

  •  Monitorizar todos los días el número de bajas y a  la causa de las mismas (al estar en suelo hay que estar mas alerta frente a numerosas patologías como coccidiosis, enteritis, parásitos intestinales, etc.)
  • Control diario de la posible presencia dentro de aviario de otras especies animales , dado que al poseer aberturas al exterior es posible su entrada pudiendo ocasionar problemas patológicos, así como asfixias.
  • Realizar un control serológico periódico del lote para comprobar estado sanitario y el efecto de las vacunaciones realizadas.

 

NIDALES

  •  Permanecerán abiertos durante el día y cerrados durante la noche, para evitar que las aves duerman en ellos y se  puedan asfixiar por aglomeración.
  • La iluminación será tenue pero suficiente para atraerlas y que les sea confortable. Es importante respetar la densidad de nidales por ave, para evitar que se puedan ir al suelo a poner el huevo por falta de espacio o porque les sea más agradable el suelo que el nidal.

gallinas-aviario-mallas
Imagen 1. Gallinas en el sistema sin acceso todavía al suelo del aviario, protegidas por las mallas

APERTURA DE ESPACIOS Y SALIDA AL EXTERIOR

  •  Se realizará por fases y siempre que las aves se encuentren con un peso adecuado a su edad, dado que al tener un mayor espacio de movimiento, en un primer momento su crecimiento diario se ralentizará pues el ave comerá algo menos ante la distracción de explorar “su nuevo territorio”.
  • Sobre la semana 18 de vida, en una primera fase abrir el acceso al suelo al bloque bajo del sistema.
  • A la semana, en una segunda fase abriremos la parte superior del sistema, con lo que ya todas las gallinas tendrán acceso al suelo.
  • Sobre la semana 20 procederemos a la tercera fase o apertura de la pajarera (la parte de abajo del sistema aviario), con lo que ya todas las aves pueden ir de un lado a otro.
  • Durante esta fase de aperturas es fundamental  “pastorear” las aves, enseñándolas y obligándolas a que se muevan de forma fluida, tranquila y continua del suelo al sistema y viceversa.
  • La salida de las aves al exterior ha de realizarse sólo una vez que las aves hayan alcanzado el pico de puesta. Tiene que hacerse diariamente con horarios fijos y después de finalizada la ovoposición en los nidales, o sea, sobre el mediodía.
  • En dichos parques exteriores han de existir pequeños refugios, para que las aves se puedan proteger, tanto en verano como en invierno. (ver imagen 2)

jardin-verano-aviario

Imagen 2. Vista general del jardín de verano.

DURANTE LA FASE INICIAL ES IMPORTANTE «PASTOREAR» LAS AVES, ENSEÑÁNDOLES A QUE SE MUEVAN DE FORMA FLUIDA.

manejo-ponedoras-04

En resumen, para poder lograr datos productivos acordes con el potencial genético que la estirpe nos pueda proporcionar hay que intentar en el aviario:

  1.  Que la recría provenga de un sistema de aviario igual o similar al de puesta.
  2. Un perfecto manejo en la educación al ave de acueste según método “atardecer-amanecer”, para dormir en los aseladeros y para que la puesta mayoritariamente se haga en los nidales.
  3. Que el reparto de las aves por toda la nave sea con fluidez de movimiento, mediante el “pastoreo” y que estén lo más tranquilas posible sin estrés, evitando así el nerviosismo y competencia entre ellas.
  4. Una perfecta monitorización del incremento de peso corporal y estímulo lumínico acorde con su madurez sexual.
  5. Una alimentación acorde a su edad con un consumo en cada estadío.
  6. Una especialización y profesionalidad del granjero o persona a cargo del aviario.

 

 

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube