31 Ene. 2019

Manejo & Bienestar

Manejo & Bienestar

producción de huevos

Manejo de la ponedora comercial


Escrito por: Daniel A. Valbuena

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

«Una gallina ponedora de buena producción y rentabilidad comienza con una pollita de buena calidad. Los problemas que ocurren durante el período de crecimiento no se pueden corregir después del inicio de la producción de huevo»

Genéticamente se viene trabajando en una tasa de postura mejorada enfatizándose en persistencia de producción, buscando un balance entre:

  • Consumo de alimento
  • Peso corporal
  • Eficiencia y producción de huevos
  • Todo ello acompañado de trabajos específicos sobre calidad interna y externa de la cáscara.

A medida que el ave envejece pierde la capacidad de absorción, metabolización y movilización de nutrientes, además de disminuir su capacidad de fijar sales de calcio y la calidad de emplume y su cobertura se ve afectada

El gran reto de las casas genéticas actuales es poder generar un ave que atienda las necesidades productivas y económicas del avicultor y que sea capaz de adaptarse a los nuevos sistemas de producción, medidores de índices económicos y tendencias mundiales como bienestar animal.

producción de huevos

Figura 1. Interrelación genética-industria-eficiencia económica

Desarrollo de la pollita

La pollita se desarrolla de acuerdo a una secuencia de eventos fisiológicos. Las pollitas que alcanzan o exceden las metas de peso corporal durante las fases de desarrollo tienen mejor oportunidad de alcanzar su potencial genético como ponedoras. El crecimiento interrumpido durante algunas de las fases de desarrollo resultará en aves que carecen de reservas corporales y función de órganos para mantener una producción alta como ponedoras adultas.

producción de huevos

Figura 2. Desarrollo de sistemas del ave durante el crecimiento

0 a 6 SEMANAS DE EDAD

Durante este evento ocurre la mayor parte del desarrollo de los órganos del tracto digestivo (órganos de suministro) y del sistema inmunológico. Los problemas que ocurren durante este periodo pueden tener efectos negativos en la función de estos sistemas. Las aves estresadas durante este período pueden tener dificultades de por vida en la digestión y absorción de los nutrientes alimenticios

La inmunosupresión también puede resultar por causa de problemas durante este período dejando al ave más susceptible a las enfermedades y con menor respuesta a las vacunaciones

6 a 12 SEMANAS DE EDAD

Este es un período de crecimiento rápido y es cuando el ave obtiene la mayor parte de los componentes estructurales adultos -músculos, huesos y plumas-. Las deficiencias de crecimiento durante este período evitarán que el ave obtenga suficientes reservas en los huesos y en los músculos, las cuales son necesarias para sostener un alto nivel de producción de huevo y para mantener una buena calidad de la cáscara del huevo. El 95% del esqueleto está desarrollado al final de las 13 semanas de vida del ave. En este momento las placas de los huesos largos se calcifican y no puede ocurrir mayor crecimiento en el tamaño del hueso.

Cualquier crecimiento compensatorio que ocurra después de las 13 semanas de vida no aumentará el tamaño del esqueleto. La cantidad de reserva mineral disponible para la formación de la cáscara de huevo está directamente relacionada con el tamaño del esqueleto del ave. Las vacunaciones reactivas, el corte de pico, la manipulación y las prácticas de manejo estresante pueden retrasar el desarrollo durante este período de crecimiento rápido

12 a 18 SEMANAS DE EDAD

Durante este período la tasa de crecimiento disminuye y el tracto reproductor madura y se prepara para la producción de huevo. El desarrollo muscular continúa y la proliferación de células grasas ocurren en este período. La ganancia excesiva de peso durante este período puede resultar en una cantidad excesiva de grasa abdominal.

Un peso corporal bajo y los eventos estresantes en este momento pueden retrasar el inicio de la producción de huevo. De 7 a 10 días antes de la ovoposición del primer huevo, el hueso medular que se ubica dentro de las cavidades de los huesos largos puede aumentarse alimentando el ave con una ración de pre – postura con mayores niveles de calcio que la etapa de desarrollo

producción de huevos

Uniformidad del peso corporal

La uniformidad de los pesos corporales de un lote es tan importante como alcanzar la meta del peso corporal promedio.

La meta de uniformidad debe ser del 85% durante el período de crecimiento (es decir, el 85% de los pesos individuales deberán estar dentro del 10% del promedio)

La mala uniformidad del peso corporal dificulta la alimentación correcta del lote tanto en el período de crecimiento como en el de postura. Que las pollonas comiencen el ciclo de producción en diferentes tiempos resulta en una mala uniformidad. Las aves con menor peso de lo normal producirán huevos pequeños.

producción de huevos

Causas de una mala uniformidad

producción de huevos

En los lotes con mala uniformidad puede que sea necesario distribuir las aves por peso y luego alimentarlas por separado. Las aves en piso pueden separarse en corrales por diferentes clases de peso. Cuando no se pueden separar las aves, el lote debe alimentarse de acuerdo a los requerimientos de las aves con menos peso en el lote

Programa de monitoreo

Se debe iniciar un programa de monitoreo de peso cuando el lote tiene 1 semana de edad.

  1. Durante las primeras 4 semanas, cuando las aves aún están pequeñas, pese al azar grupo de 20 aves.
  2. Después de las 4 semanas de edad, se deben pesar individualmente por lo menos 100 aves a la semana.
  3. Continúe pesando semanalmente hasta que las aves alcancen el tamaño corporal maduro a las 32 semanas y después por lo menos cada 2 semanas durante el resto del período de producción.

Para los lotes de aves criadas en jaulas se deben seleccionar jaulas de todos los niveles y localidades dentro de la nave. Todas las aves dentro de estas jaulas deben pesarse por separado y las mismas jaulas seleccionadas deben pesarse cada semana. Seleccione jaulas al principio y al final de las líneas del alimento, al igual que de los niveles altos y bajos

Es preferible monitorear el peso corporal semanalmente, ya que de esta forma el productor puede identificar rápidamente los problemas de crecimiento permitiendo que se tome una acción correctiva a tiempo. Siempre pese las aves antes de cambiar el programa de alimentación, tal como el cambio de alimento iniciador al de crecimiento. Los cambios del alimento siempre se deben basar en el alcance de los pesos corporales meta y no en base a la edad del lote.

Los lotes con aves bajas de peso o con mala uniformidad deben permanecer en una formulación más rica en nutrientes. Los lotes que van a recibir alguna vacunación fuerte que implica la manipulación de las aves para inyectarlas deben colocarse nuevamente en formulaciones de alimento más concentrados para compensar la pérdida del apetito.

producción de huevosDesarrollo del músculo de la pechuga

Hay que examinar el desarrollo del músculo de la pechuga, ya que es un buen indicador que el ave tiene un desarrollo adecuado y se puede predecir la productividad futura de la ponedora.

El músculo contiene glicógeno, una fuente rápidamente disponible de energía utilizada para la producción del huevo.

Las aves que comienzan la producción de huevo con un músculo insuficiente no tendrán suficiente energía disponible para mantener una alta producción de huevo.

Programas de iluminación decreciente

Los programas de iluminación decreciente:

  • Promueven el crecimiento
  • Determinan la edad de la madurez sexual
  • Afectan al tamaño y la masa de huevo (dentro de los límites de la genética).

En un programa típico de iluminación decreciente, las horas de luz disminuyen gradualmente en las primeras 8 a 12 semanas, proporcionando al lote de aves jóvenes en crecimiento horas extras adicionales en el tiempo de alimentación para promover el crecimiento.

La edad de la madurez sexual y el tamaño de huevo no son afectados si el período decreciente es de 12 semanas o menos.

Cuando el periodo decreciente se extiende más allá de las 12 semanas de edad, se retrasa la madurez sexual y aumenta el tamaño del huevo.

Los períodos decrecientes más largos de 12 semanas son apropiados en mercados de huevo comercial que requieren huevos grandes o en lotes de reproductoras que quieren huevos con mayor peso para incubarlos

En los galpones abiertos, los programas de iluminación artificial deben complementar la duración de la luz natural del día. Tras iniciar el programa decreciente en las primeras 12 semanas, las luces artificiales se programan a la duración más larga de la luz natural del día que el lote experimentará durante el período de crecimiento, limitando la influencia que los cambios en la duración de la luz natural del día tendrían en el desarrollo del ave y en la edad al primer huevo.

Manejo tamaño partícula del alimento para aves ponedoras

Las ponedoras actuales de alta producción llegan casi inevitablemente a un estado de balance energético negativo durante el pico de producción. Si la ponedora dispone de una condición corporal óptima, podrá utilizar sus reservas corporales en los periodos críticos y obtener una curva de producción sin altibajos.

Caída de producción en el pico

La caída de producción en el pico es una consecuencia directa de los bajos consumos que presentan las pollitas de poco peso y que para complicar más las cosas se acompaña de un % de grasa en su canal netamente inferior. Para poder obtener de ella en su etapa productiva todos estos atributos se debe generar unas condiciones de uniformidad y peso, las cuales deben lograrse a través del consumo e ingesta de nutrientes con todos los limitantes de materias primas.

Las aves al momento de alimentarse se comportan como granívoras e insectívoras.

Alimento de molienda fina

Un alimento finamente molido genera bajo consumo y bajo desarrollo de la musculatura de la molleja, limitando la capacidad digestiva del ave. La forma en que las materias primas son molidas y su granulometría tiene un impacto directo en el consumo de las aves. Cuando las aves consumen dietas con partículas finas, la molleja actúa más como un órgano de tránsito del alimento, que como órgano de molienda, resultando la granulometría de la dieta un factor determinante en la respuesta productiva.

La granulometría en los alimentos balanceados no es más sino la medición del tamaño de las partículas presentes en un alimento y el cálculo de la cantidad de cada uno de ellas en una escala prevista. El tamaño de partícula se determina por el diámetro geométrico promedio y siempre se debe incluir una medida de dispersión (Nir et al.,1994).

  • Las aves poseen olfato y gusto poco desarrollados (12 papilas gustativas). El pico posee mecano–receptores que responden al tacto con el alimento, prefiriendo tamaños de partícula que se adapten al tamaño del pico.
  • Desde una edad temprana las aves tienden a comer partículas gruesas con colores brillantes, independientemente de la composición nutricional de la partícula.
  • La preferencia de partículas más grandes aumenta con la edad. En las aves, los mecano-receptores son más importantes que los sensores químicos, pues reciben señales de alimentación de estímulos visuales, táctiles y, en menor grado, olfativos. En un alimento de granulometría heterogénea, las aves pueden seleccionar partículas grandes generando desbalance nutricional.

Las partículas más grandes tienen mayor tiempo de exposición en el intestino delgado, provocando una mejor utilización de los nutrientes

¿En qué influye el tamaño de la partícula?

  1. Calidad del Mezclado.
  2. Calidad del pellet.
  3. Aprovechamiento de nutrientes por el animal.
  4. Cantidad y Calidad de vellosidades intestinales.
  5. La Velocidad del paso del alimento por el tracto digestivo.
  6. El Tamaño de la molleja.
  7. La Longitud del tracto Gastro intestinal.

Así mismo el tamaño de la partícula es afectado por:

  • El tipo de ingredientes utilizados.
  • El tipo de molino utilizado.
  • La velocidad de rotación del molino.
  • El tamaño de la criba.

Para obtener la mejor granulometría el proceso de la molienda es fundamental, ya que se encarga de reducir el tamaño de la partícula lo más posible y hacer que la dispersión sea lo menor posible, aumentar la superficie de exposición de los ingredientes a la acción de las enzimas aumentando la digestibilidad de los nutrientes y facilitar el manejo y la mezcla de las materias primas, aumentando la eficiencia de producción y la calidad de la partícula

Es fundamental poner atención cuidadosa en los principios del manejo de las aves para obtener éxito y mejores utilidades de sus lotes de aves ponedoras. El crecimiento de un lote de aves con el peso y la conformación corporal correctas le asegurará un período de postura exitoso. Los problemas tales como bajo número de huevos y mala calidad de la cáscara de huevo durante la postura a menudo están relacionados con problemas ocurridos durante el período de crecimiento.



Deja tu comentario