01 Jun. 2018

TENDENCIA

TENDENCIA

¿Los Insectos son fuentes sustentables para alimentos en avicultura?

¿Los insectos son fuentes sustentables para alimentos en avicultura?

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

La alimentación complementaria con insectos y larvas de insectos resuelve constantemente el problema de los altos costos de producción asociados con la crianza de aves en la avicultura.

En Uganda, Emma Naluyima, veterinaria privada y agricultora a pequeña escala, opera un acre de tierras de cultivo en las que ha integrado la agricultura y la ganadería. En su tierra de cultivo de un acre, Emma cría porcinos en un cuarto de la granja y aves en el segundo cuarto. Ella cultiva plátano para cocinar (popularmente llamado matoke, un alimento básico en Uganda) en el tercer cuarto y pescado, forraje para animales y vegetales y frutas en el último cuarto. Ella dice que ha sido capaz de reducir el costo de la producción de pescado y pollo entre 70% y 80% reemplazando los alimentos para pescado y pollo con gusanos y lombrices.

En el terreno donde cría porcinos, Emma cría gusanos y lombrices desde el estiércol de porcino. Ella alimenta a sus pollos con estos gusanos y en cuatro semanas, puede producir pollos que pesan 1,5 kilogramos (kg) cada uno. Utilizando alimento comercial, produce pollos que pesan 1 kg en el mismo período. Curiosamente, Emma gana millones de chelines ugandeses de su tierra de cultivo de un acre.

Los pequeños agricultores continúan dominando la agricultura en muchos países de África y Asia. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 80% de las tierras agrícolas en África subsahariana y Asia son administradas por pequeños agricultores que trabajan en áreas de una hectárea hasta un máximo de diez hectáreas. La mayoría de estos agricultores cultivan solo unos pocos lotes para alimentar a sus hogares y la mayoría de ellos son muy pobres. 1.500 millones de personas, de los 2,5 billones en países pobres cuyo medio de vida es el sector agrícola, son pequeños productores.

En muchas partes de África, la mayoría de los jóvenes que se dedican a la agricultura lo hacen probablemente después de intentos fallidos de asegurar sus trabajos deseados. Otros van a la agricultura para complementar sus ingresos de trabajos mal pagados. Muchos jóvenes no pueden permitirse comprar grandes plantaciones o hectáreas de tierra.

En África Oriental, por ejemplo, las tierras de cultivo a menudo se heredan de los padres y se comparten entre los niños. Un niño que puede haber recibido unos pocos acres de sus padres algún día tendrá que compartir este pedazo de tierra entre sus propios hijos antes de su muerte. Dependiendo de la cantidad de niños en una familia, la porción de tierra disponible para las siguientes generaciones en la familia sigue reduciéndose. Un individuo puede terminar con tan poco como un lote o como máximo, un acre. Este método de propiedad de la tierra contribuye al número cada vez mayor de pequeños agricultores en la región.

Sin embargo, los pequeños agricultores pueden ser muy productivos. El desafío, especialmente para ganaderos y avicultores, es a menudo el costo de alimentar a estos animales. Las aves para avicultura requieren nutrientes adecuados para crecer como los pollos de engorde para la producción de carne o las ponedoras para la producción de huevos. Los requisitos de alimentación difieren ligeramente para pollos de engorde y ponedoras. Pero ambos requieren fuentes de proteínas y energía, así como minerales y vitaminas.

Estos alimentos, especialmente las fuentes de proteínas, como el pescado, la soja y la carne, pueden ser bastante caros. Y además del costo de los medicamentos y la inmunización, muchos avicultores apenas obtienen ganancias. No es sorprendente por qué la mayoría de los pequeños agricultores, especialmente los agricultores del ‘plan B’, generalmente no se dedican a la ganadería o la avicultura. Para alentar a más agricultores a dedicarse a la avicultura, ganadería y piscicultura, se necesitan fuentes alternativas baratas de proteínas.

Según Emma, indica en el Financial Nigeria, el requisito de alimentación más grande y más caro para sus pollos es la proteína. Los gusanos y las lombrices de tierra la ayudan a resolver este problema. En cuatro o cinco días después de permitir que las moscas domésticas pongan huevos en el estiércol de cerdo, surgen gusanos jugosos para que sus pollos se alimenten.

Las aves de corral generalmente disfrutan alimentándose de insectos, especialmente aquellas que pastan. Sobre una base de masa seca, la proteína es un componente principal de los insectos con valores que oscilan entre el 21% y 80% de la masa seca. Varios ensayos de campo con diferentes insectos como saltamontes, grillos, pulgones, etc. han demostrado que la calidad de la proteína de los insectos es similar a la de la harina de soja o harina de pescado.

Otro contenido de insectos frescos es la humedad. El contenido de humedad oscila entre 55% y 85% de la masa seca. Y se sabe que los insectos con bajo contenido de humedad son ricos en grasas. El contenido de grasa de los insectos varía de 2% a 60%.

Debido a la expansión de la industria avícola en los países en desarrollo en los últimos tiempos, ahora los insectos se crían sobre una base comercial para formular alimentos para la avicultura.

Las cucarachas, los saltamontes, los grillos, los piojos, los escarabajos, las orugas, las moscas, las avispas y las hormigas se han utilizado para complementar el alimento de las aves de corral. Las termitas también se han utilizado como alimento para pollos y gallinas de guinea en Togo y Burkina Faso durante décadas.

De hecho, un estudio realizado por un grupo de investigadores del Centro Internacional para la Gestión del Ecosistema de la Meseta Tibetana y la Facultad de Ciencia y Tecnología Agrícola Pastoreo, Universidad de Lanzhou en China, muestra que la carne de pollos de engorde alimentados con saltamontes tenía más antioxidante potenciales y mayor vida de almacenamiento cuando se compara con el grupo de control alimentado con dieta basal (alimento comercial).

Para estar seguros, los insectos tienen un exoesqueleto rico en proteínas. Pero su contenido mineral es relativamente bajo; de ahí la necesidad de complementar con calcio cuando se alimenta con insectos y gusanos. Sin embargo, aparte del contenido de proteínas, alimentar a los pollos y otras aves de corral con insectos tiene otros beneficios. Por ejemplo, la quitina, un polisacárido (carbohidrato complejo) que se encuentra en el exoesqueleto de los insectos, puede ayudar a estimular el sistema inmunitario de las aves de corral, reduciendo así la necesidad de antibióticos.

A diferencia de los insectos, los gusanos como las larvas (la larva de la mosca doméstica común) y las lombrices son más fáciles de producir en grandes cantidades a partir de estiércol u otros desechos orgánicos, incluyendo lodo animal en un corto período de tiempo. A menudo vemos gallinas sacar gusanos y larvas de la tierra vegetal. Entonces, alimentarse de gusanos es muy natural para las aves de corral.

Los gusanos tienen una materia seca de 30% y alrededor de 54% de proteína cruda. Se pueden comer frescos o como productos secos para facilitar su almacenamiento y transporte. Las granjas avícolas locales, especialmente las granjas pequeñas, pueden confiar en los gusanos para obtener proteína.

Algunos estudios también han revelado que el reemplazo de 15% a 25% de la harina de pescado con harina de larvas en la dieta avícola puede mejorar el rendimiento del crecimiento y la calidad de la carne de los pollos de engorde. Otros gusanos que se han usado como fuente de proteínas son los gusanos de seda y gusanos de harina, al igual que las larvas se pueden producir en desechos orgánicos de bajo contenido nutritivo.

El cultivo de larvas del estiércol de los animales es sostenible y ambientalmente útil. Como las moscas domésticas se alimentan del estiércol de los animales y lo descomponen, ponen huevos que se convierten en larvas y  éstas también se alimentan del estiércol. Esto ayuda a convertir los desperdicios de ganado desagradables en materiales útiles (larvas).

Emma mencionó que juega con el ciclo de vida de la mosca doméstica para asegurarse de que las larvas estén disponibles a diario. “Solo necesitamos agregar suplementos de calcio porque las larvas no contienen calcio. Si se necesitan granos, solo un poco servirá “, agregó en el Financial Nigeria.

Además, añadió que las moscas domésticas no son las únicas moscas capaces de producir larvas. Las moscas negras también lo hacen. Una mosca soldado negro puede producir 500 a 1500 larvas en cuatro a cinco días. Además, una pupa de mosca negra seca contiene hasta 42% de proteína y 35% de grasa. Se ha demostrado que respaldan un excelente crecimiento en pollos, porcinos, bagres y tilapia.

En la mayor parte del mundo, el uso de insectos en la alimentación de peces no es muy apreciado. Solo el 5% de los agricultores en Uganda, por ejemplo, usan termitas para alimentar a los peces. Para Emma, después de recoger gusanos de su estiércol de porcinos, introduce lombrices que se alimentan del estiércol y se reproducen. Y eso es de lo que se alimentan sus peces.

Aunque las oportunidades que los insectos pueden crear para avicultura y la acuicultura aún no se han aprovechado al máximo, existe otra ventaja sin explotar en la agricultura de insectos. Esto implica criar insectos en un área designada, es decir, una granja, y controlar los factores necesarios para su crecimiento, como la dieta y la calidad de los alimentos y las condiciones de vida.

Los insectos criados bajo esta condición podrían ser procesados con fines comerciales. Venderlos a los productores avícolas orgánicos como alimento complementario o para la industria de alimentos para mascotas podría crear algunas oportunidades de trabajo para los jóvenes. Por ejemplo, el gusano de la harina y los grillos se crían principalmente como alimento para mascotas en América del Norte, Europa y partes de Asia. También se puede alentar la cría de insectos para este fin en el África subsahariana.

Para aumentar la producción de carne hasta en 70% para alimentar al mundo en 2050, los agricultores deben arreglárselas con enfoques innovadores para criar ganado, pollos de engorde, gallinas ponedoras y peces. La alimentación complementaria con insectos y larvas de insectos resuelve constantemente el problema de los altos costos de producción asociados con la cría de animales de granja. También es más rentable económicamente que usar alimentos comerciales.

Fuente: Financial Nigeria

Deja tu comentario