09/12/2016
Bioseguridad

Limpieza y desinfección en las granjas

Limpieza con espuma en granjas

Dentro de las medidas de bioseguridad que cada vez se van incorporando con más fuerza a todo proceso productivo de una granja, el evitar la entrada de gérmenes es de las más necesarias.

Leer artículo en PDF

Por eso una correcta limpieza y desinfección de las superficies y de los utensilios utilizados en una crianza, garantizan que en las siguiente partamos de un punto inicial de carga microbiana lo más cercana a cero 0 y no comencemos ya la crianza hipotecados con una presión de gérmenes sobre nuestros animales que puede mermar su capacidad productiva.

Para que el uso de un desinfectante garantice que el proceso se ha realizado con éxito, las condiciones deben de ser correctas, porque si no conseguiremos que la actividad del producto quede reducida y su aplicación sea improductiva.

Por tanto, además de elegir el producto adecuado y a la dosis correcta es necesario que haya una limpieza previa (retirada de materia orgánica y lavado correcto) y que el producto actué el tiempo necesario para cumplir su objetivo.

Es aquí donde se aconseja el uso de detergentes que arrastran más materia orgánica que el agua sola.

La dosis dependerá del tiempo de contacto ya que todo producto necesita un tiempo y una concentración para poder actuar eficientemente.

El mínimo de tiempo de contacto es 5 minutos.

Si una superficie está mojada porque se acaba de lavar, esos restos de agua diluirán la concentración de los desinfectantes, por lo tanto, o esperamos a que se seque o aumentamos la dosis de producto empleado, normalmente el doble de dosis.

La aplicación recomendada será:

  1. Retirar la materia sólida
  2. Proceder a un remojado de la superficie a limpiar
  3. Aplicar el detergente y dejarlo actuar un tiempo
  4. Posteriormente aclarar dejando la superficie a tratar limpia.
  5. Cuando esta se haya secado usar el desinfectante y dejarlo actuar

Periódicamente debe de hacerse un control de la dosificación. Este se realiza con unas tiras reactivas que se mojan un segundo en el agua y esto nos permitirá saber que hay producto en el sistema, es decir, hay actividad desinfectante.

Se recomienda periódicamente hacer un cultivo microbiológico de las superficies tratadas para asegurarse de la efectividad de tratamiento y corregir o actualizar protocolos.

Condiciones de correcto uso

Se requiere mojado completo de toda la superficie para garantizar la desinfección.

Recomendación

  • 1 litro de dilución / 3 m2 de superficie rugosa
  • 1 litro de dilución / 4 m2 de superficie lisa

Se requiere una correcta conservación de los productos para garantizar su eficiencia (mantenerlo protegido de las inclemencias del tiempo).

La calidad del agua empleada en la dilución puede condicionar el tiempo de estabilidad del producto.

Estaremos más tranquilos si usamos productos 100% biodegradables.

Se aconseja preparar la dilución madre cada día, aunque algunos pueden garantizar su estabilidad durante algo más de tiempo. Durabilidad aproximada 24 horas, pero depende mucho de la calidad del agua.

Con estas pautas conseguiremos 2 importantes beneficios:

  • Ausencia de gérmenes en las superficies tratadas.
  • Mejora en la bioseguridad.

Los usos aconsejados son la limpieza y desinfección de superficies de instalaciones destinadas al uso ganadero

Retirar previamente la materia solida orgánica existente.

También sirve para la limpieza y desinfección de utensilios y pequeño material por pulverización directa.

Precaución muy importante

  • Manipular los desinfectantes con la atención necesaria ya que se trata de productos químicos y su mal uso puede derivar en accidentes laborales.
  • Leer previamente las fichas de seguridad, sobre todo cuando hacemos desinfección de Coccidios donde las dosis superan el 2%.
  • La persona responsable de la aplicación es clave en que esta se haga de manera eficiente, por tanto, es necesario informarle correctamente.
limpieza de las naves

Para la limpieza de las instalaciones debemos utilizar material específico para tal fin

Otro punto muy interesante a controlar, por tratarse de una vía de entrada de gérmenes son las visitas.

Así pues, debemos asegurarnos de que tanto los vehículos como las personas que entran en la granja, lo hagan suponiendo el menor riesgo posible de infección.

En lo referente a las personas que visitan a nuestra granja son todos potenciales infectadores y no debemos de descuidar la guardia en ningun caso.

Si dudamos de que la persona esté “limpia de gérmenes de otras granjas” debemos de impedir su entrada. Y lo recomendable en todo caso es que deje su ropa y use la propia de la granja.

Debemos de garantizar unas instalaciones (ducha y vestuario limpios y temperatura correcta) y un material de calidad (ropa y botas limpias).

Si es posible es mejor que se duche y si no que se lave las manos. Y en todo caso se aconseja el uso de guantes

Respecto a las botas que le demos han de ser tambien propias de la granja y limpiarlas cada uso para que no sean un foco de cultivo y multilicación de gérmenes.

Leer artículo en PDF

Biocidas Biodegradables ZIX

  • Pasaje Baleares 4, Oficina 1
    22004 Huesca
    España
  • +34 974 230 381
  • www.bbzix.com

BBZIX América Latina

  • Pasaje Baleares 4, oficina 1
    22004 Huesca
    España
  • +34 670 210 100 / +34 974 230 381
  • +34 974 218 751
  • www.bbzix.com

Acerca del autor

Equipo Técnico BBZIX

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, cookies de terceros de análisis y publicidad. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Para configurar pinche en el siguiente enlace: Como configurar. ACEPTAR

Aviso de cookies