11 Oct 2016

La polémica de los huevos sin jaulas

bem-estar animal

Alberto Ramírez Moreno- Asesor Independiente
Dr. en Medicina Veterinaria
MsC. Procesos Gerenciales

 

Hemos estado siguiendo en los últimos años noticias que toman notoriedad en el ámbito de la avicultura mundial y no deja de llamarnos a la reflexión, una que cada vez se hace de mayor connotación no solo en la prensa escrita de muchos países o a través de las redes informativas digitales o de trabajos de investigación sino que ya ocupan espacio de debate, en algunos foros científicos…

EL MOVIMIENTO SIN JAULAS.

El uso de las jaulas para gallinas en batería convencionales está prohibido o está siendo eliminado gradualmente bajo leyes o regulaciones a lo largo de la Unión Europea, cinco estados de EE.UU., Nueva Zelanda y Bután. La mayoría de los estados en India (el tercer mayor productor de huevo en el mundo) han declarado que el uso de las jaulas en batería viola su legislación nacional de bienestar animal y el país se encuentra, debatiendo una prohibición nacional.

En los EUA, presionadas por los propios consumidores, grandes cadenas estadounidenses como McDonald’s, Starbucks, Costco, Panera Bread y más recientemente Burger King y Walmart, han empezado a exigir a sus abastecedores de aves y productos avícolas que dejen de criarlas en jaulas durante la próxima década.

Asimismo, los principales abastecedores de huevos en Estados Unidos -Rose Acre Farms, Cal-Maine Foods de Mississippi y Rembrandt Foods de Iowa- están adoptando equipos sin jaulas para la próxima década.

Y si vemos que productores enormes como Nestlé y McDonald’s, que sirven más de dos mil millones de huevos por año, se comprometen a criar animales sin jaula y los consumidores compran huevos de animales no enjaulados, la tendencia aumentará. Para octubre de 2015, casi 24 millones de gallinas ponedoras estaban libres de jaulas, el doble que en 2009.

En el Reino Unido, se ha sumado al movimiento “sin jaulas” después que varias cadenas de supermercados nacionales anunciaran en este tiempo que eliminarán gradualmente la venta de huevos producidos en jaula.

Solamente en el mes de julio, Aldi, Tesco, Iceland y Morrisons hicieron anuncios públicos en los que indicaban a los consumidores que dejarían de proveer huevos producidos en jaulas a partir de 2025. Se suman así a Sainsbury’s, Co-op, Waitrose y Marks & Spencer que ya venden únicamente huevo producido en sistemas alternativos a la jaula.

Otra gran empresa internacional, Sodexo, con operaciones en 80 países, anunció también hace algunas semanas que para el año 2025 se abastecerá únicamente de huevos (líquido y cascarón) producidos sin jaulas. Se une así a otros grandes de la industria alimentaria mundial como McDonald’s, el Grupo Bimbo, Nestlé, Walmart o Burger King.

En América Latina (región que aún no posee legislación que regule el bienestar de las ponedoras) el Grupo Toks de México, anunció ya que se abastecerá únicamente de huevo y carne de cerdo libres de jaula en toda su cadena de suministro.

Por medio de un comunicado, la empresa anunció la nueva política en conjunto con su aliado Humane Society International (HSI), una de las organizaciones de protección animal más grande del mundo, con esto, el grupo, que cuenta con 226 restaurantes en el país, incluyendo Toks, Panda Express, Cup Stop, Restaurantes California y Beer Factory, se convierte hoy en la primera empresa restaurantera mexicana en adoptar una política “libre de jaula” en su cadena de suministro para huevos y cerdo.

Ya en Chile, la empresa Ecoterra, que desarrolló su proyecto de producción de “huevos free range” con el apoyo de FIA, ha sido galardonada con el premio “Good Egg Award”, otorgado por la Compassion in World Farming en Berlín, primera empresa avícola chilena y en Latinoamérica en recibir este reconocimiento tan importante.

El premio a una empresa chilena le fue conferido por su sistema productivo de buenas prácticas en el cuidado y bienestar animal, sumado a la certificación en “comercio justo”, lograda en 2015.

Aunque estas transformaciones que se comienzan a ver, tarden algún tiempo más -desde que se anuncian hasta que se materializan- no es menos cierto que estamos ante un cambio que involucrará muchas variables en la producción avícola de muchos países, sobre todo en los ámbitos de las normativas de producción, sanitaria, de bienestar animal, de producción de alimentos para las aves, de normativas medioambientales, de inocuidad y por supuesto, que con elevado impacto en el comercio mundial de huevos y productos del huevo.

LA GÉNESIS E INTERPRETACIÓN DEL MOVIMIENTO ¨SIN JAULAS¨

La Unión Europea aprobó la Directiva 1999/74/CE de 1999, sobre normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras, en la que se estableció la prohibición de la cría de gallinas ponedoras en jaulas no acondicionadas, a partir del 1 de enero de 2012.

Esto fue el preámbulo a la introducción de jaulas acondicionadas, que reemplazan los sistemas de jaulas convencionales. Las jaulas acondicionadas en sus dimensiones específicas disponen de un nido, útiles aseladeros y una yacija que permite picotear y escarbar.

Dado este primer paso un estudio publicado comparando el estado físico y fisiológico de las aves en cuatro sistemas diferentes de alojamiento de gallinas ponedoras en el Reino Unido, arrojó como conclusión el hecho de que estas normas de bienestar de las aves se cumplían de manera más satisfactoria en los sistemas de cría en jaulas acondicionadas que en cualquier otro sistema (Sherwin, Richards y Nicol, 2010).

Se defiende con estas transformaciones una conducta natural de las gallinas, basada en la importancia de proveerles nidos, aseladeros y áreas para picotear y escarbar, comportamientos que las gallinas de las razas de aves de corral no pierden siquiera por la modificación genética a la que se someten.

No es menos cierto que las gallinas en las jaulas convencionales les resulta imposible desarrollar su comportamiento y debido a ello surgieron las jaulas acondicionadas cuyo fin era dispensarles al menos 600 cm2 de superficie para cada una y con ello, poder extender las alas y realizar otros movimientos necesarios para su confort, vale aclarar que las jaulas acondicionadas respecto a las jaulas convencionales no permiten una libertad total, pero les consienten la posibilidad de poder manifestar los comportamientos más significativos.

Bajo cualquier circunstancia parece que este movimiento se ha iniciado sin vuelta a atrás, con la mayor defensa esgrimida por países que han iniciado esta transformación, de que es cierto que resulta más barato producir huevos en jaulas en batería convencionales, pero no es “moralmente” aceptable.



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube