19 Jun. 2019

Otros Patología & Salud animal

Otros Patología & Salud animal

La importancia de una buena estrategia de control de la coccidiosis

La introducción del primer anticoccidiósico ionóforo (monensina) en los años 70 resultó ser crucial para el desarrollo de avicultura moderna.

Antes de esto, los brotes de coccidiosis eran frecuentes y más difícil de tratar o prevenir, ya que solo había anticoccidiósicos no ionóforo (p. ej., químicos o sintéticos) disponibles.

Se observaban fallos con regularidad debido al rápido desarrollo de resistencias por parte del parásito frente a los compuestos químicos empleados.

  • El empleo de ionóforos ayudó significativamente al crecimiento del sector avícola y mejoró la salud y bienestar de los animales.

  • La quimioterapia preventiva a través de la administración continua de coccidiostáticos sintéticos y/o ionóforos en el pienso es la forma más habitual de controlar la coccidiosis en todo el mundo.

Si un producto está registrado como anticoccidiósico significa que tiene eficacia probada frente a la coccidiosis.

En los últimos años, los productores a veces han sustituido los anticoccidiósicos por productos alternativos (principalmente al final de la producción), pero esto puede tener consecuencias importantes.

Los productos alternativos tienen un efecto positivo sobre la microbiota intestinal, pero no están registrados como anticoccidiósicos, lo que implica que no tienen eficacia probada a la hora de enfrentarse a un verdadero desafío con coccidios.

 

DESARROLLO DE BAJA SENSIBILIDAD O RESISTENCIA FRENTE A ANTICOCCIDIÓSICOS

Es de esperar que un control subóptimo de la coccidiosis reduzca el rendimiento, pero también conduce a un incremento en el uso de productos antimicrobianos. Asimismo, un control subóptimo de la coccidiosis se puede producir cuando aparecen resistencias frente a un anticoccidiósico determinado.

Importante para prevenir el desarrollo de resistencias o una menor sensibilidad:

CALIDAD DEL PRODUCTO

Cuando no se garantiza la concentración real del ingrediente activo en el producto, la concentración del anticoccidiósico en el pienso puede ser insuficiente.

Dado que hay un claro efecto dependiente de la dosis a la hora de usar anticoccidiósicos, usar una concentración demasiado baja resultará en un control subóptimo de la coccidiosis, pudiendo acelerar el desarrollo de una sensibilidad reducida.

En la siguiente tabla, se muestra un resumen de diferentes productos genéricos, pudiendo concluirse que 7 de las 16 muestras no contenían la concentración esperada del ingrediente activo y 4 muestras estaban contaminadas con metales pesados o micotoxinas.

Tabla 1: Resumen de los resultados del análisis de 16 muestras genéricas diferentes
(muestras recolectadas en 2018).
*BD: debajo de los límites detectables
Resultados en rojo: resultados fuera de los límites de especificación

 

PROGRAMA DE ROTACIÓN DE ANTICOCCIDIÓSICOS

Se ha demostrado que el uso continuado del mismo programa de anticoccidiósicos llevará, eventualmente, al desarrollo de resistencias. Los productos perderán eficacia y el rendimiento se verá perjudicado.

Cambiar periódicamente de un producto a otro ayudará a preservar la eficacia de todos los compuestos anticoccidiósicos.

 

ELEGIR EL MEJOR ANTICOCCIDIÓSICO

Existen claras diferencias cuando se trata del desarrollo de resistencias frente a diferentes anticoccidiósicos.

Las resistencias se desarrollan más rápidamente frente a productos químicos seguidos por ionóforo y productos combinados.

Debido al hecho de que un producto combinado consta de un compuesto químico junto con un ionóforo, la resistencia frente al producto combinado se desarrolla más lentamente en la población de parásitos.

Existen diferentes productos combinados, siendo importante evaluar qué combinación es la más potente para el control de la coccidiosis. Se ha realizado un ensayo de sensibilidad anticoccidiósica para responder a esta cuestión, comparando los compuestos individuales de las principales combinaciones y la combinación de dichos compuestos (Tabla 2). 7 avicultura.info | Leer artículo online

A raíz de este ensayo, se puede concluir que la combinación de nicarbacina con monensina es la más potente. Añadir narasina no resultó en una mejora significativa en comparación con la narasina sola. Sin embargo, ¡añadir monensina a la nicarbacina sí que resultó en una mejora significativa!

Tabla 2: Resultados de puntuación de lesiones del ensayo de sensibilidad
anticoccidiósica realizad apara demostrar la eficacia individual y combinada de los
productos
Diferentes letras indican diferencias significativas entre tratamientos con p<0,05

Además, en lo que respecta al desarrollo de resistencias, existen diferencias entre los productos: Chapman (Chapman D, Poultry science Rev 5, 1994) demostró que la resistencia frente a una mezcla 50 ppm de nicarbacina y 50 ppm de narasina puede aparecer tras 11 pases seriadas de E. tenella en aves medicadas. Por otro lado, se necesitaron hasta 60 pases para que apareciera resistencia frente a una mezcla de nicarbacina y monensina.

Estos resultados indican que la resistencia se desarrollo 5 veces más despacio frente a la combinación de nicarbacina y monensina, en comparación con la combinación de nicarbacina con narasina.

 

USO DE ANTICOCCIDIÓSICOS HASTA EL SACRIFICIO

Otro método importante para prevenir la resistencia es el uso de anticoccidiósicos hasta el final del lote. En 2018, Sacox® obtuvo un nuevo registro con un periodo de retirada de 0 días.

La razón por la que esto fue posible ha sido la mejora en la tecnología (mejores sistemas de medición), siendo capaces de detectar concentraciones mucho más bajas en diferentes órganos.

Esto ha permitido llegar a la conclusión de que es seguro usar Sacox®con un periodo de retirada de 0 días. Esto es muy importante, ya que permite a los productores mantener los anticoccidiósicos en el pienso hasta el último día.

Al comparar el uso hasta el último día con su inclusión hasta el clareo (Gráfica 1), se demuestra claramente que la excreción de ooquistes aumenta cuando no se administran anticoccidiósicos en el pienso durante la etapa final de la vida del ave. Esto incrementa la presión de coccidiosis en el siguiente lote.

Gráfica 1: Comparación de la excreción de ooquistes con la
administración de Sacox® hasta el clareo (día 32) y hasta el sacrificio (día 40).

 

CONCLUSIÓN

coccidiosis

Existe riesgo de que se desarrollen resistencias frente a estos productos, siendo necesaria una buena estrategia de control para evitar que ocurra:

Las claves del éxito son:

coccidiosis

Siguiendo estas reglas básicas lograremos controlar la coccidiosis eficientemente y, en consecuencia, aumentará el rendimiento.



Deja tu comentario