22 Ago 2017

Industria avícola argentina busca lograr equilibrio en su producción

Industria avícola argentina busca equilibrio en su producción de pollos


AUTOR

María de los Angeles Gutiérrez

Diamond V

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

El presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), Roberto Domenech, expresó que la situación de sobreoferta de la producción avícola todavía no ha logrado encontrar un equilibrio entre el consumo interno y las necesidades de exportación. Por lo cual, la industria avícola tendrá que comenzar a anticipar las vacaciones de sus trabajadores, desde el próximo mes.

Tras la crisis que afecta a la industria avícola argentina, las empresas comenzarán a anticipar las vacaciones de sus trabajadores desde el próximo mes. A pesar del difícil momento que enfrenta el sector de carne de pollo, el presidente de CEPA confía en una mejoría en los meses venideros.

 

Por la sobreoferta, actualmente, las empresas están comercializando el kilo de pollo por debajo del precio que permitiría cubrir su ecuación de costos. El presidente de CEPA informó que «El sector debería vender el kilo de pollo a $24 (US$1,39) más IVA a la salida de fábrica, y hoy estamos en $19,50(US$1,13) ó $20(US$1,15) más IVA en el mejor de los casos».

El líder de los productores reconoció que algunas industrias han tenido que desarmar sus líneas de producción para reducir la oferta. De esta manera, los productores pretendían encontrar un equilibrio y disminuir sus pérdidas.

La situación anterior, fue ilustrada en cifras por Roberto Domenech, es decir, contra una producción de 2,12 millones de toneladas logradas en 2016 mientras para este año el sector cerraría con un volumen de 2,02 millones de toneladas. Con lo cual, la producción disminuirá en aproximadamente 100.000 toneladas.

El año 2016, la producción carne de ave alcanzó 2,12 millones de toneladas, sin embargo, se estima que este año el sector cerraría con un volumen de 2,02 millones de toneladas.

Entre tanto, algunas empresas recortaron la producción, otras lo están haciendo ahora, y en ese marco se inscribe el plan de anticipar vacaciones al personal. «El sector está muy complicado y hay empresas con dificultades. Se han anticipado vacaciones y en los próximos 60 días se van a dar más movimientos de este tipo. Lo que debería empezar en noviembre-diciembre se va a dar en los próximos 15 ó 20 días», precisó el representante de CEPA en La Nación.

De acuerdo, a la explicación de Domenech, la merma en la producción que se aplicó en la actividad es, entre otros objetivos, «para evitar una guerra de precios». En esta línea, apuntó: «Algunas empresas hicieron la reducción de producción y están encontrando un equilibrio. Estamos tratando de evitar la guerra de precios y preservarnos para adelante, porque esto va a cambiar».

La última corrección en el tipo de cambio podría otorgar una mayor competitividad a las exportaciones. Según las cifras del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), en el primer semestre de 2017, las exportaciones de pollo (carne y subproductos) se ubicaron en 106.433 toneladas, 2% menor con respecto a igual período del año anterior.

El primer semestre de 2017, las exportaciones de carne de pollo alcanzaron 106.433 toneladas, significando una caída de 2% ante igual período del año previo – informado en aviNews.

Además, el presidente de CEPA manifestó que existió un mal precio en el mercado interno, y esto mismo sucedió con la exportación por el dólar atrasado. Ante ese escenario, detalló que se tuvo que optar por perder dinero con la exportación.

Asimismo, Roberto Domenech agregó que «La cantidad exportada no alcanzó para mejorar el mercado interno y encontrar un equilibrio. Y precisó que la sobreoferta de la carne de ave es muy grande». Con el nuevo valor del dólar en Argentina, indicó que los productores: «Esperamos que con la variable del tipo de cambio podamos recuperar».

Se prevé que este año finalizaría con un volumen de exportación de carne de pollo fluctuaría entre 220.000 a 225.000 toneladas. Cabe señalar que el año 2016, el volumen exportado fue de 214.797 toneladas, 12% inferior al del año previo.

Debido a la reducción de la producción, también disminuirá la oferta para el consumo interno. El año pasado, el consumo fue de 45,8 kilos por habitante al año. En tanto, este año concluiría con 42 kilos per cápita anual. El dirigente de CEPA señaló que no se le puede pedir al consumidor argentino que consuma más pollo, ya que éste está ya llegó a un techo. Bajo este escenario, el sector avícola argentino afirma que está tratando de evitar una guerra de precios para que no se castigue más la operación de las empresas.



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube