07/07/2016
Incubación

Incubadoras, la importancia del microclima

Escrito por Donna Hill

La clave para la incubación simple es que la temperatura del embrión y la pérdida de peso del huevo correcta deben ser homogéneas. Además, el volteo debe satisfacer las necesidades de los embriones. Aunque estos parámetros son dictados principalmente por el diseño de los equipos, es mucho lo que el manejo en una planta de incubación puede hacer para mantener la uniformidad óptima en la masa del huevo.

La característica más importante en la planta de incubación es que los estándares de mantenimiento sean muy altos. La máquina debe funcionar de acuerdo a aquello para lo que fue diseñada cuando era nueva. A pesar de que hay variaciones de flujo de aire basadas en el diseño, un mantenimiento deficiente la aumenta.

La temperatura real del embrión es el resultado acumulativo de la producción de calor del embrión, el flujo de aire sobre el huevo, la temperatura y la capacidad de transferencia del calor del aire que rodea al embrión.

La no uniformidad de la temperatura del aire y de su velocidad, y por otra parte, el sistema de humidificación (que crea zonas frías dentro de la masa del huevo) son las principales razones de que la pérdida de peso de los huevos no sean uniformes.

Si bien el concepto de temperatura del embrión ha estado en la literatura desde que fue expuesto por Kashkin en 1961 (Kashkin, 1961), la primera referencia a la temperatura real del embrión y su impacto en el ámbito del rendimiento no se publicó hasta el año 2000 o posteriormente (Gladys, 2000; Lourens, 2005).

French (French, 1997) publicó un artículo basado en una revisión exhaustiva de la física de la incubación moderna sobre la fisiología del embrión, y su desarrollo y temperatura.

La clave para la incubación simple es que la temperatura del embrión y la pérdida de peso del huevo sean homogéneas

En este artículo, el autor señaló que los huevos absorben el calor del aire circundante durante la primera mitad de la incubación, ya que la temperatura del embrión es más baja que la temperatura de la incubadora.

Los embriones deben perder calor durante la segunda mitad del periodo de incubación, en la medida en que su tasa metabólica y producción de calor aumentan. Dado que la mayoría de los estudios realizados con anterioridad a estos artículos se realizaron utilizando la temperatura del aire, es difícil comparar resultados, porque los diferentes diseños de los equipos producen diferentes temperaturas en los embriones.

Desde la publicación de estos artículos más recientes, la investigación actual incluye ahora la temperatura del embrión. Esta nueva investigación basada en la temperatura ha demostrado el impacto de los sistemas de incubación actuales no sólo en el desarrollo del embrión, sino también en el rendimiento.

La incubación comienza en realidad con el período de activación, que ocurre inmediatamente antes de la incubación real. Es dentro de los primeros 19 días de incubación cuando se desarrolla el embrión.

La temperatura óptima de la cáscara debe ser de 37.8oC (100oF) hasta los 19 días de incubación ya que es crucial para obtener el porcentaje más alto de nacimientos y de calidad del pollito, junto con el máximo peso corporal libre de yema y la mayor longitud posible de los pollitos al nacimiento (Lourens, 2005; Lourens, 2007; Molenaar, 2011ª; Molenaar, 2011b).

Sozcu (Sozcu, 2015) demostró el mejor rendimiento con una temperatura del embrión de 37.3oC (99.1oF) en los días 19 a 21 en las siguientes áreas:

  • Rendimiento, definido por la tasa de conversión alimenticia y la mortalidad
  • Desarrollo del corazón
  • Incidencia de ascitis después de la exposición al frío
  • Peso corporal a los 44 días
  • Incubabilidad y tasa de eliminación de aves no viables

Estos resultados validan el énfasis de la industria actual en la mejora del ambiente en la incubadora.

La actualización más común consiste en instalar nuevos controladores en equipos antiguos de etapa múltiple. Si bien los nuevos controladores no cambian los patrones de flujo de aire en la masa del huevo, permiten a la nacedora reducir la temperatura para mantener mejor la temperatura óptima del embrión de 37.3oC (99.1oF).

Con los nuevos controladores en nacedoras también es posible disminuir la temperatura del aire después de la eclosión. Cuando los pollitos están en un ambiente confortable después del nacimiento no se deshidratan.

1ª SEMANA DE VIDA

El desarrollo durante la primera semana de vida de un pollito es importante para su desarrollo futuro, porque los procesos fisiológicos como la hiperplasia y la hipertrofia, la maduración de los sistemas de termorregulación e inmunológicos, así como el crecimiento y la diferenciación del tracto gastrointestinal influirían posteriormente en el peso corporal y la conversión alimenticia hasta la edad de mercado. (Moraes, 2002).

INCUBACIÓN

Leksrisompong (Leksrisompong, 2009) demostró que la temperatura de incubación durante las últimas etapas y las necesidades del pollito en los primeros días de vida están también relacionadas con la productividad.

El exceso de temperatura de la cáscara durante las últimas etapas de incubación redujo el consumo de alimento y el peso corporal a los 21 días.

Sin embargo, los resultados mostraron que una temperatura experimental de 36.1 oC (96.9 oF) favoreció el aumento del consumo de alimento durante los primeros días de vida del pollito incluso para los que habían estado sometidos a una alta temperatura de incubación.

Esto explica por qué la industria ha reconocido que ha sido necesario aumentar las temperaturas durante los primeros días de vida con la llegada de las estirpes de alto rendimiento de carne.

Además del flujo de aire sobre los huevos, el sistema de humidificación es un importante contribuyente para la uniformidad de la temperatura del embrión. La capacidad de transferencia de calor del aire es esencialmente la humedad relativa del aire y la calidad del aire. El tamaño de las gotas de humedad define la calidad del aire. Cuanto más pequeño es el tamaño de la gota, más uniformidad de calidad del aire se produce.

Cuando se introduce humedad en el aire en un equipo, mientras más pequeño sea el tamaño de las gotitas, más uniformemente se distribuye a través de la masa del huevo. Cuando se evapora la humedad, el efecto de enfriamiento por evaporación es uniforme con un tamaño pequeño de las gotas. Con gotas grandes, la refrigeración no será uniforme y la temperatura de los embriones tampoco. 

Hay muchos procedimientos diferentes en la práctica hoy día que son intentos de mejorar el rendimiento de las incubadoras de carga única y carga múltiple existentes. Es importante entender correctamente que estos son intentos de mejorar el ambiente general dentro de la máquina. Estos procedimientos no son necesariamente los que necesita el embrión, pero es la mejor manera de operar con el diseño del equipo y las condiciones que se tienen en el ambiente de las salas de incubación

  • Un ejemplo de esto es la tendencia a eliminar la humidificación en las nacedoras y confinarla solo a las incubadoras. Idealmente, la humedad relativa en la máquina es lo suficientemente alta como para promover la uniformidad de la temperatura en los embriones y lo suficientemente baja como para mantener la pérdida de peso. Pero cuando el sistema de humidificación se activa, las gotas de humedad pueden ser grandes y crean zonas localizadas de enfriamiento. En general, es mejor apagar el aspersor, pero esto no es debido a que el embrión necesite una humedad relativa inferior para el nacimiento, sino porque es la mejor función del sistema actual.

DISEÑO DE MÁQUINAS

servivetDado que el diseño de las máquinas ha cambiado, las prácticas que se utilizan para mejorar la uniformidad de la masa del huevo pueden ser diferentes según el tipo de máquina.

PROCEDIMIENTOS QUE SE UTILIZAN PARA MAXIMIZAR LA TASA DE INCUBABILIDAD EN LOS SISTEMAS DE INCUBACIÓN CON TEMPERATURAS DEL EMBRIÓN NO UNIFORMES Y PÉRDIDAS DE PESO DEL HUEVO

  • Ajustes de los parámetros a la transferencia
  • Monitoreo de la nacedora y observación de indicadores de inicio de nacimientos para ajustar las condiciones de la incubadora:
    • Aumentar o disminuir la temperatura de la nacedora
    • Aumentar o disminuir los niveles de dióxido de carbono
  • Determinar el punto de programación de la temperatura del aire según las temperaturas de los huevos infértiles
  • Obtener fotografías térmicas (FLIR) y las temperaturas de los embriones para evaluar la variabilidad de las máquinas
  • Alterar las posiciones de los carritos dentro de la incubadora durante la incubación
  • Monitoreo de la ventana de nacimientos
  • Tiempo de transferencia
  • Reducción de los parámetros programados para la humedad relativa en las incubadoras y nacedoras
  • Aumento de la humedad relativa en la toma de aire para reducir al mínimo la actividad de aspersión de agua dentro de las máquinas
  • Instalación de nuevos controladores y sensores de temperatura en las máquinas
  • Ajuste de los perfiles de descenso de temperatura en las nacedoras multietapas
  • Nivelar las bandejas para aumentar el flujo de aire sobre los huevos
  • No rellenar la cámara con huevos a la hora de la transferencia
  • Respetar el diseño original de la máquina en lo que se refiere a la capacidad de huevos

Actualmente los fabricantes de equipos de incubación diseñan máquinas que son más adecuadas para embriones de alto rendimiento de carne. LOS CAMBIOS EN LOS DISEÑOS QUE ESTÁN SIENDO IMPLEMENTADOS EN LA ACTUALIDAD INCLUYEN:

  • Los equipos de carga única constituyen el único diseño que puede satisfacer las necesidades de los embriones en todas las etapas
  • Monitorización directa de la temperatura del embrión para determinar la temperatura del aire necesaria en la incubadora
  • Mejora de diseños y capacidades de los dispositivos de enfriamiento
  • Incubación en compartimientos con control de gases
  • Flujo de aire laminar
  • Ventilación diseñada específicamente para las necesidades de la máquina
  • Adición de humedad de alta calidad para la toma de aire del equipo
  • Un diseño para minimizar la variabilidad del flujo de aire dentro de la masa del huevo
  • Software avanzado para permitir que el equipo satisfaga las necesidades de los embriones
  • Reconocimiento de la importancia período de activación temprano del desarrollo embrionario y del hardware y software para satisfacer las necesidades del embrión
  • Control por zonas o en microclimas para minimizar la variación
  • Sistemas de humidificación mejorados
  • Incubación circadiana

 

Acerca del autor

Donna Hill

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, cookies de terceros de análisis y publicidad. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Para configurar pinche en el siguiente enlace: Como configurar. ACEPTAR

Aviso de cookies