13 Jul 2018

Hotraco presenta un enfoque sostenible del ácaro rojo de las gallinas

hotraco ácaro roxo
get_the_title



AUTOR

Eddy Teenstra Wageningen Livestock Research

Diamond V

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

Probablemente, los ácaros rojos de las gallinas (Dermanyssus gallinae) son la plaga más grande para las gallinas ponedoras en todo el mundo. En cualquier caso, es la más irritante para la gallina ponedora. Es un ácaro astuto que, cuando la gallina duerme, sale de su escondite en la oscuridad para chupar la sangre de la gallina y volver a esconderse rápidamente. Y no lo hace solo, sino que a menudo son muchos miles a la vez. Las consecuencias pueden adivinarse. Pero hay una solución: la gestión integrada de plagas.

Como propietario de gallinas ponedoras, a menudo te das cuenta de la existencia de una plaga de ácaros demasiado tarde, porque en la oscuridad, justo cuando emergen los ácaros, no entras en el establo. La pulverización de veneno parece una solución simple, pero finalmente resulta ser contraproducente. Monique Mul, investigadora de salud animal de Wageningen University & Research, explica por qué. Junto con sus colegas europeos, ha realizado investigaciones sobre los ácaros rojos de las gallinas. Para realizar dichas investigaciones, se ha observado el ciclo de vida de los ácaros rojos de las gallinas y se
han analizado las consecuencias de una infestación de ácaros. A continuación, se desarrolló un método integrado para hacer que la población de ácaros fuera más manejable. Una parte importante de esto fue el desarrollo de métodos preventivos y de un sistema de seguimiento y advertencia fiable para el productor de gallinas ponedoras.

¿Cómo vive el ácaro rojo de las gallinas?

El ácaro rojo de las gallinas es un ectoparásito arácnido, tan pequeño como el punto de un bolígrafo (figura 1).

Es habitual en casi todo el mundo. El ácaro necesita sangre para completar su ciclo de vida; para cambiar de protoninfa a deutoninfa, para cambiar deutoninfa a ácaro adulto y para poner huevos (figura 2).

Figura 1. El ácaro rojo de las gallinas (Dermanyssus gallinae) se ha aumentado 245 veces (Wageningen
Electron Microscopy Centre).

Figura 2. Ciclo de vida del ácaro rojo de las gallinas.

El ciclo de vida es más rápido y más exitoso con sangre de ave. El ácaro se esconde en orificios y grietas, en lugares cercanos a aquellos donde duerme la gallina ponedora. Una vez cada pocos días, en la oscuridad del establo, el ácaro se dirige a la gallina para chuparle la sangre.

El ácaro se mueve a través del aseladero y las patas de la gallina para llegar hasta el cuello y el lomo de la gallina. La gallina no
puede llegar a estos lugares. Después de entre media hora y una hora de succión de sangre, el ácaro desciende nuevamente al aseladero y se va en busca de refugio; un orificio o grieta. Y estos están presentes en la mayoría de los establos de gallinas ponedoras.

El ciclo total de huevo a huevo dura alrededor de 8-10 días a las temperaturas correctas. El ácaro rojo de las gallinas produce entre 30 y 50 huevos en total. En las condiciones ideales (huésped, temperatura, humedad) una población de tan solo
2 ácaros adultos puede crecer hasta una población de más de ¡10 millones en 17 semanas! Sin embargo, las temperaturas superiores a 45°C e inferiores a -20°C son mortales. Aunque la vida promedio de un ácaro rojo de las gallinas es de tan solo 20 días, a veces, los ácaros rojos de las gallinas pueden sobrevivir más de 9 meses debido a la falta de huéspedes. “Por lo tanto, mantener el establo vacío por un corto período de tiempo, tampoco es una solución”, dice Monique Mul.

Una gallina ponedora, 2.000 ácaros rojos de las gallinas, ¿qué hacemos…?

La investigación demuestra que en el caso de una infestación fuerte puede haber entre 150.000 y 200.000 (!) ácaros rojos de las gallinas. Monique Mul, “imagínese lo productivo que sería si tuviera que dormir en una habitación con 2.000 mosquitos cada noche, por ejemplo”. Dormir sería igualmente difícil, aunque “solo” hubiera 100 mosquitos. No podría aguantar mucho tiempo. La gallina ponedora tampoco.

Por consiguiente, tanto el bienestar como la salud de las gallinas, así como su producción y la calidad de los huevos, entran en una espiral descendente, que incluso, en casos extremos, puede acabar en la muerte (figura 3).

Figura 3. Consecuencias de una plaga de ácaros rojos de las gallinas.

Muchos ácaros rojos de las gallinas en un establo pueden provocar estrés, picoteo agresivo, mortalidad, transmisión de enfermedades (como salmonela y gripe aviar), anemia, mayor transformación de los piensos y menor producción de huevos, así como huevos con una peor escala o con manchas de sangre de ácaros triturados en la cáscara del huevo. Esto permite que los ácaros rojos de las gallinas transmitan una infección por salmonela a la siguiente parvada. Las personas también pueden convertirse en víctimas.

Ni siquiera tienes que tener gallinas, porque estos ácaros también pueden vivir en nidos de aves, tanto en la casa como alrededor de esta. En los humanos, las picaduras causan picazón e irritación de la piel, una reacción alérgica.

Mul: “Especialmente cuando los jóvenes han volado, los ácaros de los pájaros buscan un nuevo huésped, más cercano, por ejemplo, los humanos”.

Pérdidas económicas invisibles

Sobre la base de una encuesta, se ha estimado que la pérdida de ingresos producida por los ácaros rojos de las gallinas en los Países Bajos era de 0,29 € por gallina en el año 2005, mientras que en el año 2011 aumentó hasta los 0,45 €. Este aumento es el resultado de una mayor retención de las gallinas y de la prohibición del tratamiento del pico. Por lo tanto, el estrés causado por los ácaros rojos de las gallinas puede tener consecuencias más graves. El daño asciende a aproximadamente el 15% del saldo por
gallina ponedora.

En el mundo occidental en particular, el problema con los ácaros ha aumentado enormemente como resultado del número limitado de opciones de desinfestación legalmente permitidas y efectivas.

El veneno es contraproducente

Muchos de los pesticidas químicos (sintéticos) usados ​​en el pasado eran dañinos para los humanos, los animales y/o el medio ambiente. Los productos actualmente permitidos a menudo solo son marginalmente eficientes, porque los ácaros apenas se tocan, o no se tocan en absoluto, con agentes de contacto.

Por un lado, porque los ácaros se esconden en orificios y grietas, mientras que, por otro lado, estos solo buscan succionar sangre una vez cada pocos días. Además, los pesticidas químicos también se vuelven ineficaces en poco tiempo, porque los ácaros pueden crear resistencia rápidamente. En todos los casos, el aumento de los ácaros continúa sin reducirse.

Solo la gestión integrada de plagas es eficaz

Algo similar está sucediendo en la agricultura y la horticultura. En estos sectores también hay plagas.
Actualmente, intentan controlarlas utilizando el método de gestión integrada de plagas (GIP) o Integrated Pest Management (IPM).

Traducido al ácaro rojo de las gallinas (figura 4), intenta mantener controlada la plaga de ácaros rojos de las gallinas aplicando todo tipo de técnicas y métodos que tienen los menores efectos posibles sobre los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

Estructuralmente, esto siempre se trata de la prevención y la determinación del tamaño de la población (pasos 1 y 2). Mul, “para la prevención, hemos desarrollado una lista de verificación práctica que permite a los productores de gallinas ponedoras saber cómo los ácaros llegan a sus granjas, cómo se diseminan una vez allí y cómo pueden prevenirlas”.

Figura 4. Ocho pasos de la gestión integrada de plagas de ácaros rojos de las gallinas (©I. Vänninen LUKE, Finlandia)

El valor umbral determina la acción

Sin embargo, si el número de ácaros aumenta, a pesar de las medidas preventivas y, finalmente, este número excede determinado valor umbral (paso 3), entonces se aplica, inicialmente, el control no químico (paso 4). Como el uso de ácaros depredadores, el soplado de los ácaros y el enjuague con agua.

Solo se usa un pesticida químico (sintético) si los demás medios no ayudan y la cantidad de ácaros sigue aumentando (paso 5). Y si se usa, se debe intentar aplicarlo únicamente en ciertos lugares (paso 6) y se deben alternar los diferentes agentes químicos con un mecanismo de acción diferente (paso 7). Siempre se deben contar/seguir la cantidad de ácaros. De esta manera podrá saber cuán efectivos son los productos y los métodos (paso 8).

Contar la cantidad de ácaros rojos de las gallinas es crucial para un control efectivo

La GIP depende de la determinación el tamaño de la población de ácaros. Sin esta información, el control efectivo de los ácaros es imposible. Pero contar ácaros es difícil y requiere mucho tiempo, por lo que es un gran cuello de botella para aplicar la GIP. Después de todo, ¿cómo se cuentan los ácaros que se esconden en la oscuridad, sin mucho esfuerzo? La solución se encontró en un contador automático de ácaros rojos de las gallinas (figura 5). Este atrae al ácaro a un refugio artificial en un aseladero falso
donde un sensor “ve” y cuenta el número de ácaros. El contador automático de ácaros rojos de las gallinas ha sido validado y parece que puede realizar un buen seguimiento de la población.

Figura 5. El aseladero falso con el contador automático de ácaros rojos de las gallinas de Hotraco.

Recuento y asesoramiento

Junto con la temperatura registrada simultáneamente, el tamaño de la población actual en un modelo de población desarrollada se convierte en un pronóstico de crecimiento o disminución de la población. Un modelo económico puede determinar el daño esperado de la población de ácaros. Por último, sobre la base de los datos de los modelos, un algoritmo ofrece un asesoramiento de control al productor avícola.

El contador automático de ácaros rojos de las gallinas, junto con los modelos correspondientes y con el algoritmo de asesoramiento para el productor avícola, son comercializados por un tercero.

Con el desarrollo de la lista de verificación de prevención, el contador automático de ácaros rojos de las gallinas, ambos modelos y el algoritmo de asesoramiento, Wageningen University & Research contribuye a simplificar un enfoque sostenible del ácaro rojo de las gallinas con la GIP. Mul: “Esto significa que el ácaro rojo de las gallinas se aborda de manera efectiva y sostenible, lo que limita la formación de resistencia y los residuos no deseados en los huevos.

 

 

¿Desea obtener más información? www.wur.nl\vogelmijt Monique.Mul@wur.nl



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube