22 Abr. 2019

Patología & Salud animal

Patología & Salud animal

patología avícola

GALLIBACTERIUM ANATIS, ¿un patógeno emergente en avicultura?

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

Gallibacterium anatis bv, haemolytica (anteriormente conocido como Pasteurella haemolytica) es un comensal habitual del tracto respiratorio superior y tracto reproductivo inferior de gallinas sanas, pero esta bacteria también se ha identificado como causante de salpingitis y peritonitis en gallinas reproductoras pesadas y gallinas de postura en muchos países, conduciendo a una reducción en la producción de huevos y un aumento de la mortalidad.

El reciente incremento en el aislamiento y los reportes significativos de enfermedad, mortalidad y pérdidas económicas asociadas a las infecciones por G. anatis sugieren que esta bacteria podría ser un patógeno emergente en la avicultura.

Biovares de G. anatis

Gallibacterium anatis, un miembro de la familia Pasteurellaceae, presenta dos biovares: G. anatis bv. haemolytica y G. anatis bv. anatis

La bacteria patógena G. anatis bv. haemolytica, nombrada así por su capacidad para provocar la hemólisis de los eritrocitos, anteriormente fue designada como Pasteurella haemolytica. G. anatis está asociada a la salpingitis y peritonitis en gallinas de postura, y también ha sido aislada como causante de enfermedad en patos, gansos y avestruces.

La transición de comensal a patógeno

A pesar de haber sido identificada como causante de enfermedad en gallinas, particularmente en gallinas de postura –Gráfica 1–, el potencial patógeno de G. anatis es controvertido. Por un lado, G. anatis puede aparecer formando parte de la microbiota del tracto respiratorio superior y el tracto reproductivo inferior de las gallinas, sin provocar ningún tipo de efecto adverso sobre su salud o productividad.

G. anatis se ha identificado también como causante de septicemia, pericarditis, hepatitis, ooforitis, salpingitis, peritonitis y degeneración folicular, con los efectos negativos consiguientes sobre la supervivencia y productividad del lote

patología avícola

Gráfica 1. Aislamiento de Gallibacterium anatis en el PRDL (Poultry Research and Diagnostic Laboratory, Mississippi State University)

 

Factores que contribuyen a la potencial acción patógena de G. anatis

Si bien el mecanismo por el que se produce el cambio de comensal a patógeno aun no es del todo conocido, existe una serie de factores dependientes del hospedador que contribuyen a la potencial acción patógena de G. anatis:

  • Edad
  • Influencias hormonales
  • Estrés
  • Cambios estacionales
  • Inmunosupresión
  • Predisposición genética (posiblemente)

G. anatis es aislada con mayor frecuencia en gallinas reproductoras y de postura en torno al pico de postura, aunque también se ha aislado durante todas las fases productivas.

G. anatis también es aislada con frecuencia junto con E. coli, siendo muy posible que la coinfección con esta bacteria u otros microorganismos pueda potenciar la acción patógena de G. anatis. No obstante, también puede aislarse G. anatis a partir de lesiones mediante cultivos puros.

patología avícola

Diversidad de cepas

Además de los factores extrínsecos a la bacteria, existen factores intrínsecos, específicos de la cepa que parecen tener un importante papel, determinando la presentación y magnitud de la infección. Estudios realizados mediante técnicas moleculares para la diferenciación de cepas han identificado múltiples cepas de G. anatis con importantes variaciones en relación a su virulencia.

La diferenciación de cepas de G. anatis es una importante herramienta que facilita la investigación, los estudios epidemiológicos y el desarrollo de vacunas

Epizootiología

Transmisión horizontal vs vertical

A pesar de que la transmisión horizontal es aceptada como vía principal de transmisión entre lotes, existen evidencias que sugieren la posibilidad de que se produzca una transmisión vertical – transovárica– de G. anatis. En el PRDL, G. anatis ha sido aislada junto con E. coli a partir del encéfalo de broilers de 4 días de vida con encefalitis. Esto podría tratarse del aislamiento más temprano de G. anatis, lo cual nos hace plantearnos si en este caso se produjo una transmisión transovárica.

patología aviar

Factores de virulencia

Las variaciones en la expresión de factores de virulencia entre las diferentes cepas podrían explicar las diversas presentaciones de la infección por G. anatis. En la actualidad, se están llevando a cabo estudios para identificar los factores de virulencia asociados a G. anatis con el fin de esclarecer su acción patógena en el organismo, pudiendo también sentar las bases para el desarrollo de vacunas.

  • El factor de virulencia mejor caracterizado de Gallibacterium anatis, la toxina GtxA –Gallibacterium toxina A–, tiene actividad hemolítica y leucotóxica.
  • La fimbria FlfA –familia de fimbrias F17-like– también ha demostrado ser importante para la virulencia de G. anatis.
  • Otros posibles factores de virulencia incluyen la capacidad de G. anatis de producir material capsular, secretar metaloproteasas capaces de degradar las IgG de la gallina, formar biopelículas y producir la hemaglutinación de eritrocitos.

patología aviarSignos clínicos y patogenia

G. anatis es cada vez más reconocida como una importante causante de salpingitis y peritonitis en gallinas de postura, resultando en una elevada mortalidad y una reducción de la producción de huevos. Tras la infección natural y experimental de gallinas reproductoras y de postura, se ha observado:

  • Hepatitis –Figura 1–.
  • Lesiones del tracto respiratorio superior.
  • Foliculitis con hemorragias rotura y regresión de los folículos ováricos, yemas en la cavidad celómica –Figura 2–.
  • Peritonitis y salpingitis –Figura 3–.
  • Hemorragias en el oviducto y caídas en la producción de huevos.

Las lesiones asociadas a la infección por G. anatis no son patognomónicas y pueden ser indistinguibles de las producidas por E. coli.

 

 

Coinfección de G. anatis con otros patógenos aviares: Puede incrementar la severidad

Se ha demostrado que casos de Coriza Infecciosa se exacerbaban y tenían mayor mortalidad cuando se producía la coinfección con Avibacterium paragallinarum y G. anatis. En gallinas de postura de América Latina diagnosticadas con Tifosis Aviar –causada por Salmonella gallinarum–, G. anatis pudo ser aislada a partir de tráquea, folículos ováricos y oviductos.

La mortalidad y la caída de la postura fue mayor en los galpones infectados con Salmonella Gallinarum y G. anatis que en aquellos afectados solamente por Salmonella Gallinarum. Además de los signos asociados a la Tifosis Aviar, las gallinas coinfectadas con Salmonella Gallinarum y G. anatis presentaban mayores signos de enfermedad respiratoria.

En el PRDL (Poultry Research and Diagnostic Laboratory, Mississippi State University), recientemente hemos identificado como causa de la elevada mortalidad en un lote de gallinas reproductoras de 42 semanas una coinfección con G. anatis y E. coli O128:H14

  • La mortalidad diaria en el galpón más afectado alcanzó un pico del 2,36% (231 gallinas), precedido de una caída en la producción diaria de huevos del 16% durante un período de 10 días.
  • Se observaron lesiones hemorrágicas en múltiples órganos internos, incluyendo los folículos ováricos y vísceras –Figuras 4a-d–, como resultado de una severa bacteriemia multiorgánica con vasculitis.
  • Estas lesiones fueron confirmadas mediante histología –Figura 4e–. G. anatis y E. coli fueron aislados a partir de muestras de bazo y médula ósea, sin que se pudieran detectar otros patógenos mediante cultivo bacteriano, aislamiento de virus o PCR.
patología aviar

Antibióticos Tratamiento & resistencia

G. anatis es notorio por su gran resistencia antimicrobiana y constituye un reto desde el punto de vista terapéutico, lo cual pone de manifiesto la importancia de aplicar técnicas de cultivo e identificación bacteriana, incluyendo la determinación de la sensibilidad antimicrobiana –antibiograma–, para implementar un tratamiento adecuado del lote.

patología aviar

Gráfica 2. Sensibilidad antibiótica de 49 aislados de G. anatis recientemente evaluados en el PRDL (Poultry Research and Diagnostic Laboratory, Mississippi State University)

 

46 de 49 (94%) aislados de G. anatis evaluados recientemente por el PRDL resultaron ser multirresistentes (resistentes a tres o más clases de productos antimicrobianos) –Gráfica 2–:

  • Resistencia general a clindamicina, novobiocina, tetraciclinas y tilosina.
  • Sensibilidad general a los aminoglucósidos, ceftiofur, enrofloxacina, florfenicol y sulfatrimetroprim.
  • Sensibilidad intermedia a eritromicina, espectinomicina y sulfatiazol.
  • Resistencia variable a β-lactámicos y sulfadimetoxina

Resultados similares han sido reportados por otros autores.

Prevención & control

Al igual que en otras enfermedades aviares, excelentes medidas de bioseguridad, altos estándares de manejo del lote, condiciones ambientales adecuadas y la atención al bienestar animal son herramientas importantes para la prevención y control de las infecciones por G. anatis. Dado que G. anatis se manifiesta frecuentemente como un patógeno oportunista, la prevención y control de enfermedades inmunosupresoras es importante.

Teniendo en cuenta la capacidad de G. anatis para formar biopelículas, deben implementarse medidas especiales para prevenir su formación, incluyendo una calidad excelente del agua de bebida y la limpieza y desinfección regular de las conducciones del agua

El desarrollo de vacunas eficaces frente a G. anatis constituye un reto debido a gran diversidad genética de esta bacteria, existiendo aún dudas sobre la validez de estas vacunas en condiciones de campo. Las bacterinas para G. anatis (normalmente contienen la cepa más prevalente en una región o país) se utilizan actualmente en algunos países.

Algunas vacunas de subunidad y de membrana externa han sido desarrolladas y aplicadas experimentalmente

La reciente aparición de G. anatis como patógeno relevante para la producción avícola es cada vez más evidente, tal y como se deduce del aumento del aislamiento de esta bacteria y los reportes cada vez más frecuentes de casos severos de enfermedad, mortalidad y pérdidas en la producción de huevos.

Recientes estudios han ampliado nuestros conocimientos sobre la diversidad de cepas y factores de virulencia de G. anatis, pero aún queda mucho por descubrir sobre la epizootiología y patogénesis de este organismo.

La propagación de G. anatis resistente a los antimicrobianos resalta la necesidad de medidas de control alternativas, incluyendo el desarrollo y la aplicación de vacunas seguras y eficaces.

Diamond V

Deja tu comentario