28 Oct. 2019

Otros Patología & Salud animal

Otros Patología & Salud animal

Es necesaria una fuerte protección contra los desafíos intestinales en las aves de corral

PROTEGE EL INTESTINO DE TUS AVES DE FORMA NATURAL

Imagínese: Sobre unas verdes colinas encontramos un gran castillo rodeado de muros. Los guapos (apuestos) caballeros esperan sobre los muros del castillo para poder defenderlo y pelear. Pero la inmensa cantidad de enemigos que atacan los muros abruman a los caballeros que intentan defender el castillo. Por ello, la primera línea de defensa no es lo suficientemente fuerte.

Los gérmenes patógenos, como Eimeria, pueden invadir fácilmente la mucosa intestinal y causar coccidiosis, una enfermedad que da lugar a una pérdida económica de más de 2 mil millones de euros al año.

Las antiguas herramientas milagro están en debate: Con el aumento de la presión sobre las resistencias creadas por el uso no adecuado de antibióticos, el uso de coccidiostatos, que era la herramienta usada con carácter profiláctico, ahora también es criticada. Además, como ocurrió en el 2006 con los antibióticos, incluso se llega a hablar de prohibiciones en su uso; siendo Noruega pionera en esto donde ya la prohibición de su uso es una realidad.

No obstante, los oocitos de los coccidios son muy resistentes: sobreviven a casi todas las condiciones ambientales adversas, incluso a la limpieza y desinfección.

De este modo, no sólo las infecciones coccidiales primarias, sino, sobre todo, las infecciones bacterianas secundarias, producen inflamación que destruye las células epiteliales de la pared intestinal, al igual que el fuego que destruye las paredes del castillo en el ejemplo que comentábamos al principio de este artículo.

Todo esto trae como consecuencia, una reducción de la ingesta de alimentos y la pérdida de la integridad intestinal.

 

¿PROBLEMAS DE SALUD INTESTINAL? ¡NUNCA MÁS!

Especialmente las infecciones secundarias como la enteritis necrótica causan una reducción del índice de conversión, problemas relacionados con las camas húmedas y una mala uniformidad del lote, además de una disminución del bienestar animal y grandes pérdidas de beneficios en los mataderos y salas de despiece. 

Estas infecciones primarias y secundarias no sólo afectan al animal y al productor, sino también al consumidor debido a la migración de bacterias como Clostridia (Clostridium) o E. coli a través de la barrera intestinal hacia los tejidos corporales, la seguridad alimentaria está en riesgo.

Pero, ¿qué alternativa natural a los antibióticos combina tanto los efectos directos contra los patógenos como el apoyo indirecto a la salud intestinal?

La solución es simple:

Los fitogénicos vegetales son armas seguras y eficaces que evitan la colonización y el ataque de coccidios no sólo de manera directa sino también indirecta, para un control sostenible de las infecciones primarias y secundarias.

SUS AVES ESTÁN CONTENTAS CUANDO SUS INTESTINOS ESTÁN SANOS, -PROTEGER ES MEJOR QUE CURAR

En el primer nivel de defensa, la interrupción del ciclo de reproducción de la Eimeria puede llevar a una notable reducción de la excreción de los ooquistes de Eimeria, reduciendo así la acumulación de Eimeria en la cama del galpón avícola.

Además, la inhibición de la detección de quórum (la interrupción de las vías de comunicación bacteriana) en un segundo nivel conduce a una menor virulencia bacteriana (por ejemplo, mediante la supresión de la producción de toxina alfa por parte de C. perfringens), impidiendo directamente que los patógenos colonicen y dañen la pared intestinal, estabilizando así la microbiota intestinal.

Los efectos indirectos en un tercer nivel de defensa mejoran la resiliencia: Al igual que los incendios, las inflamaciones emergentes se extinguen por las propiedades antioxidantes e inmunomoduladoras de las sustancias fitogénicas.

Los efectos antioxidantes pueden ser mediados a través de la regulación de las enzimas antioxidantes, mientras que las moléculas pro-inflamatorias pueden ser inhibidas por las propiedades beneficiosas de las sustancias fitogénicas. Además, el arrastre directo de especies reactivas de oxígeno (ROS) mejora la eficacia antioxidante.

¿EL RESULTADO?

Reducción de las lesiones patógenas y mejora de la integridad intestinal.

Con los aditivos fitogénicos vegetales para piensos, el enemigo se mantiene bajo control: la salud intestinal aumenta, al igual que el rendimiento en condiciones de desafío.






Deja tu comentario