Veterinario de profesión, ha estado siempre vinculado al mundo de la avicultura y producción animal, puesto que goza de una amplia tradición familiar en el sector. Arpisa es una empresa familiar que se crea hace más de 40 años, pero la raíz de la misma arranca antes -hace más de 50 años- dando lugar después a esta reconocida empresa.

Queremos intensificar nuestros esfuerzos en el mercado de la gran distribución y la exportación

¿Qué nos puede contar sobre la trayectoria de ARPISA?

El origen de ARPISA fue básicamente la avicultura, con la importación, hace ya 50 años, de las primeras gallinas reproductoras procedentes de EEUU. A continuación comenzamos con la actividad de producción y venta de pollos a mataderos libres. Posteriormente se construye el matadero industrial de aves –AVINORSA- lo que supuso la integración vertical de todo el proceso. Con el paso de los años los mataderos libres atravesaron momentos complicados y fueron desapareciendo, con lo cual el matadero propio adquirió un mayor protagonismo. La integración de ganado porcino se desarrolló con posterioridad

¿Actualmente cuántos trabajadores tiene ARPISA y cómo se estructuran?

ARPISA tiene unos 180 asalariados directos, más una gran cantidad de trabajadores indirectos afectos a nuestra actividad como granjeros, cooperativas de servicios o personal de logística.

En la integración avícola tenemos unos cien granjeros colaboradores de engorde, además también contamos con colaboradores con granjas de reproductoras productoras de huevo incubable.

En la integración porcina, las granjas de abuelas son de nuestra propiedad, mientras que tenemos 12 granjas integradas productoras de lechón y unas 100 granjas de engorde. Nuestra cifra de negocios se sitúa en los 100 millones de euros aproximadamente, repartidos un 55% en porcino y el resto en avicultura.

¿A qué tipo de mercado van dirigidos sus productos?

Como el mercado es cambiante, nos hemos ido adaptando. Hace unos años estábamos enfocados fundamentalmente en el mercado tradicional, pero hoy en día nuestra apuesta está más centrada en la gran distribución y en el mercado horeca. También estamos explorando el mercado de exportación y ver qué oportunidades nos puede ofrecer.

¿Cuáles son los objetivos de la empresa a medio-largo plazo?

Como he indicado queremos intensificar nuestros esfuerzos en el mercado de la gran distribución y la exportación. Los márgenes son reducidos pero son los mercados que están creciendo, donde existe una mayor demanda.

El producto europeo debe diferenciarse dentro del mercado internacional y si no es así, no podremos incorporar valor añadido a nuestras producciones

Hoy por hoy en el mercado de la exportación se trabaja básicamente en Europa, ya que en otros países es más difícil competir, sobre todo debido a temas relacionados con el coste de las materias primas, pero debemos estar atentos, saber diferenciar nuestro producto y poder posicionarnos incluso en este otro tipo de mercados.

¿Cuáles cree que son los puntos críticos en la producción y comercialización de carne de pollo?

Indudablemente hay que preocuparse mucho por el mercado de materias primas ya que es enormemente complejo, y más en España que al ser deficitaria nos hace depender del mercado internacional.

La sanidad, el bienestar animal y en un futuro próximo, la producción sin antibióticos son también puntos críticos en la producción de carne.

Debemos estar muy atentos a la evolución de los mercados internacionales de materias primas

En cuanto a la comercialización de la carne, debemos preocuparnos por la sanidad, por la calidad, por elaborar productos respetuosos con el medio ambiente…Debemos trabajar en esas líneas no sólo para cumplir la normativa vigente, sino también para ofrecer al mercado un producto diferenciado que nos ayude a ser más competitivos.

¿Por dónde cree que van a ir los tiros en relación a la normativa de bienestar animal?

Desde hace unos años es una normativa enormemente exigente en Europa, donde no hay vuelta atrás; es una normativa que hay que cumplir. El reto debe ser siempre para toda la producción europea, el sector avícola siempre ha reivindicado que todos cumplamos el mismo objetivo, las mismas bases, para competir todos por igual.

Europa tiene retos complejos y duros, pero por otra parte necesarios, el producto europeo debe diferenciarse dentro del mercado internacional, y si no lo vemos así no podremos aportar valor añadido a nuestras empresas.

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube