21 Ene. 2020

Patología & Salud animal

Patología & Salud animal

reproductoras

Enfermedades frecuentes en reproductoras pesadas alrededor del mundo. Parte II


Escrito por: Nick Dorko

Este artículo es la segunda parte de una serie de artículos que versan sobre un breve resumen de las enfermedades encontradas con mayor frecuencia por veterinarios, productores y el propio autor en las reproductoras pesadas en parvadas de reproductoras en varias zonas productoras de pollo de engorda del mundo.

Hepatitis por cuerpos de inclusión (IBH)

Esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en los pollos de engorda, pero regularmente el virus causante procede de las parvadas de reproductoras o incluso de las abuelas. Normalmente, las gallinas jóvenes se infectan durante la postura y transmiten el virus a su progenie durante varias semanas. Está enfermedad es causada por varios serotipos de Adenovirus aviares del grupo 1 (FADV1) que causan una hepatitis aguda (Figura 1).

Históricamente, los adenovirus han estado presentes en la mayoría de los galpones avícolas de la industria y la mayoría de las parvadas seroconvierten (producen anticuerpos) de forma natural al ser expuestas a los FADV1 antes de iniciar la fase de producción.

El problema ocurre cuando las pollitas son llevadas a galpones nuevos muy limpios y no se exponen a FADV1 antes del inicio de la producción, de modo que carecen de inmunidad cuando son expuestas al virus en los galpones de postura. Por ello, también se conoce como el síndrome del galpón limpio o síndrome del nuevo galpón.

El riesgo de que las pollitas no seroconviertan debido a la falta de exposición a FADV1 ha aumentado en los últimos años debido a las mejoras en bioseguridad y prácticas de limpieza y desinfección para controlar enfermedades como la influenza aviar y la salmonelosis.

reproductoras

Es importante tener en cuenta que las reproductoras expuestas durante la postura normalmente no muestran signos de enfermedad (no hay mortalidad ni problemas de caída de postura o de eclosionabilidad) pero su progenie corre el riesgo de sufrir una infección debido a la transmisión vertical de un adenovirus causante de la hepatitis con cuerpos de inclusión. Si esto convierte que se repite, se debe vacunar a las pollitas durante el levante con una vacuna inactivada que contenga al serotipo específico causante de los brotes.

Actualmente, los serotipos aislados en el mundo con mayor frecuencia son 4, 8A, 8B y 11. Un gran problema en muchas regiones es que no existen vacunas inactivadas comerciales disponibles contra los serotipos causantes de la enfermedad. En estos casos es necesario recurrir al uso de una vacuna autógena.

Influenza Aviar H9N2

La influenza aviar, causada por el virus del serotipo H9N2 (y a veces el H9N3) se observa en Asia, el Medio Oriente y algunas partes de Europa. En aves no vacunadas, este virus puede provocar una importante caída en la postura que nunca llega a recuperarse. En reproductoras, se suele presentar como una leve infección respiratoria con un ligero incremento de la mortalidad (0.5-1.0% semanal que continua durante varias semanas). Esta mortalidad puede ser mas severa en combinación y/o seguida de complicaciones con otras enfermedades respiratorias (enfermedad de Newcastle, bronquitis infecciosa, micoplasmas, etc. y/o condiciones ambientales deficientes (demasiado frío o calor, exceso de amoniaco).

El mayor impacto es sobre la producción de huevos. Típicamente, en aves sin vacunar la producción de huevos cae en un 30-50% durante varios días y puede tardar 2-3 semanas hasta recuperarse, aunque nunca se vuelve a los niveles esperados de producción.

El tracto reproductivo de las gallinas también puede ser afectado, causando problemas en la calidad de la cáscara. Típicamente se encuentran huevos de cáscara blanda.

Una vez que el virus se vuelve endémico en una región, las aves deben vacunarse con una vacuna inactivada. La mejor protección se logra empleando un virus en la vacuna que es homologo o se asemeja lo mas posible al virus presente en el campo.

Virus de la Bronquitis Infecciosa (IBV)

Esta podría ser sin duda la enfermedad observada con mayor frecuencia causante de problemas reproductivos y respiratorios en reproductoras y pollos de engorda en todo el mundo (Figura 2). La mayoría de las compañías vacunan contra el virus de la bronquitis infecciosa (del Inglés, IBV).

Sin embargo, cuando no hay una protección adecuada, la enfermedad puede causar caídas en la postura (normalmente del 5-15%) y huevos con embriones muertos (debido a alteraciones en calidad de la cáscara y de la albumina).

Uno de los mayores problemas para el control de IBV es la existencia de numerosas variantes distintas por todo el mundo. Estas variantes son capaces de causar problemas respiratorios y falsas ponedoras en reproductoras, y problemas respiratorios y renales severos en pollos de engorda.

Cuando hay evidencias de la presencia de cepas variantes en la zona, se recomienda incluir diferentes cepas de vacunas vivas en el programa de vacunación para incrementar el espectro de protección. Esto se debe a que muchas veces no hay vacunas contra los virus variantes disponibles comercialmente en la zona.

En ausencia de una vacuna especifica la exposición a edad temprana (primeras 2-3 semanas) a un virus variante (como QX) puede dar lugar a la aparición de gallinas que no ponen huevos “falsas ponedoras”, debido a los daños ocasionados en el oviducto de las aves.

reproductoras

Síndromes metabólicos

Esta categoría abarca enfermedades que se presentan en gallinas en producción como consecuencia de problemas de manejo o nutricionales. La principal enfermedad de en esta categoría es la peritonitis con yema de huevo (del inglés, Egg Yolk Peritonitis – EYP), pero existen otras condiciones frecuentes como el síndrome de la tetania de calcio (Calcium Tetany Syndrome), síndrome de muerte súbita (Sudden Death Syndrome – SDS), prolapso del oviducto y síndrome de hígado graso hemorrágico (Fatty Liver Hemorrhagic Syndrome – FLHS).

Todos estos síndromes están relacionados con las condiciónes de desarrollo y físicas de las pollitas a su entrada en producción. Estas se asocian a:

  • Uniformidad
  • Peso corporal (peso excesivo o insuficiente)
  • Momento e intensidad de la estimulación lumínica
  • Problemas nutricionales o de alimentación

Las aves con exceso de peso o que reciben demasiado alimento a su entrada en producción pueden tener predisposición al síndrome de la ovoposición errática y huevos defectuosos (Defective Egg Syndrome – EODES). En esta condición se observa que las gallinas tienen demasiados folículos maduros (Figura 6).

reproductoras

Figura 6. Un ejemplo del número normal de folículos maduros (izquierda) y demasiados folículos maduros (derecha) como resultado del síndrome de ovoposición errática y huevos defectuosos (EODES).

El exceso de folículos maduros puede causar postura abdominal interna y peritonitis con yema de huevo (EYP). Esto también puede ocurrir como consecuencia de enfermedades como el cólera aviar (Pasteurella multocida), salmonelosis, colibacilosis, enfermedades respiratorias/ inmunosupresoras con infecciones secundarias, así como por la fuerte contaminación bacteriana en las granjas (malas condiciones del agua, cama, etc.).

Un buen manejo de las parvadas (uniformidad, control de peso corporal, iluminación, ventilación) y nutrición/ programa de alimentación pueden ayudar a prevenir los problemas de peritonitis. Las vacunas vivas y/o inactivadas contra E. coli también pueden ser útiles en algunos casos.

Diamond V





Deja tu comentario