AUTOR

María de los Angeles Gutiérrez

Diamond V

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

El Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria (APHIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) confirmó la presencia de la enfermedad de Newcastle virulenta en un pequeño lote de pollos de traspatio en el condado de Los Ángeles, California, EE.UU. Es importante señalar que la presencia de la enfermedad no es un problema de inocuidad alimentaria. Este es el primer caso de la enfermedad de Newcastle virulenta, previamente referida como Enfermedad Exótica de Newcastle, en EE.UU., desde 2003.

Conforme al comunicado del Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria de EE.UU, no se han producido casos humanos de la enfermedad de Newcastle por el consumo de productos avícolas. Estos productos bien cocidos son seguros de consumir.

Asimusmo, se explica que en casos muy escasos, las personas que trabajan directamente con aves enfermas se pueden infectar. Los síntomas generalmente son muy leves y se limitan a conjuntivitis y/o síntomas parecidos a la influenza. La infección se previene fácilmente mediante el uso de equipo de protección personal estándar.

APHIS informa que se está trabajando estrechamente con el Departamento de Alimentos y Agricultura de California para responder a la detección de Newcastle. Los socios federales y estatales también están realizando controles y pruebas adicionales en el área.

De acuerdo con la publicación del APHIS, es esencial que todos los propietarios de las aves sigan las buenas prácticas de bioseguridad para ayudar a proteger a sus aves de enfermedades infecciosas. Éstas incluyen pasos simples como lavarse las manos y limpiar botas antes y después de ingresar a un área avícola; limpiar y desinfectar las llantas y el equipo antes de salir de la propiedad; y aislar a las aves que regresan de las muestras durante 30 días antes de colocarlas con el resto del lote.

La enfermedad de Newcastle virulenta es una enfermedad viral contagiosa y mortal, afectando los sistemas respiratorio, nervioso y digestivo tanto de aves domésticas como aves de planteles avícolas. La enfermedad es tan virulenta que muchas aves domésticas y aves de planteles avícolas mueren sin mostrar ningún signo clínico. Una tasa de mortandad de casi 100% puede ocurrir en lotes de aves no vacunadas en planteles avícolas. La enfermedad de Newcastle virulenta puede infectar y causar la muerte incluso en aves vacunadas de planteles avícolas.

Los signos clínicos de la enfermedad de Newcastle virulenta incluyen: muerte súbita y aumento de la pérdida de la mortalidad en el lote; estornudos; falta de aire; secreción nasal; tos; diarrea acuosa y verdosa; disminución de la actividad; temblores; alas caídas; torcer la cabeza y el cuello; dar vuelta sobre si mismas; completa rigidez; e hinchazón alrededor de los ojos y el cuello.



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Marzo 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube