get_the_title
  • Av. de los Reyes Católicos, 6, 28220 Majadahonda, Madrid Madrid 28220
    España
  • 916 36 32 51
  • qualivet.es



AUTOR

Santiago Bellés

Diamond V

Ya estamos en otro verano, y como todos los años, sabemos que los resultados productivos nos van a empeorar, aunque es cierto, que cada año, las instalaciones y los manejos mejoran y reducen el impacto del estrés calórico. De todos modos, en un mundo y en un sector tan competitivo como es el avícola, los pequeños detalles pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

En muchos artículos se han hecho revisiones de los efectos del calor sobre las producciones avícolas, y las herramientas que disponemos para reducir su impacto.

En este artículo me voy a centrar en qué hacer, cómo hacerlo, y quizás lo más importante, cuándo hacerlo ya que, en la lucha contra los efectos del calor sobre nuestras aves, muchas veces llegamos tarde. Para ello, lo voy a ordenar de la siguiente forma, lo que hay que hacer antes de alojar los pollitos en las crianzas de riesgo, lo que hay que hacer durante la crianza de riesgo, y lo que hay que hacer el dia del golpe de calor.

ANTES DE ALOJAR LOS POLLITOS es el momento de:

La formación en materias de manejo, mantenimientos de instalaciones, etc. Para que en los momentos en los que haya que actuar, sepamos qué hacer y cómo hacerlo.

Revisar la nave y realizar las labores de mantenimiento pre-verano

Aislamiento:

Debemos recordar que el aislamiento es importante todo el año por lo que se debe revisar su estado frecuentemente.

Estanqueidad:

Aunque es más importante en invierno, también en verano debemos conseguir que el aire entre por donde nosotros queramos y como nosotros queramos, es decir a través del panel refrigerador, y no por grietas o cierres mal sellados. Para ello recomiendo hacer la prueba de estanqueidad que consiste en cerrar todas las trampillas, arrancar un extractor de aproximadamente 35.000 m3/h, y debemos conseguir una depresión superior a 40 Pa. De no ser así, debemos revisar entradas parásitas de aire.

verano

Mantenimiento y preparación general de la nave

  • Limpiar las entradas de aire para que todo el aire que pueda entrar, entre sin obstáculos.
  • Calibrar las sondas de temperatura y humedad para garantizar que las lecturas que le llegan al ordenador sean precisas y fiables.
  • Revisar el cuadro eléctrico y la programación del ordenador de control.
  • Comprobar que alarmas y generadores eléctricos están en perfecto funcionamiento. NO pueden fallar.
  • Comprobar la calidad del agua y los sistemas de higienización para que en esta crianza en la que los pollos van a beber casi el doble respecto a invierno, esta no sea una fuente de problemas.
  • Disponer de suficiente aprovisionamiento de agua. Al mayor consumo de agua de los pollos en verano se suma el uso de la refrigeración evaporativa.
  • El sistema de bebederos debe funcionar correctamente, tanto en presión como caudal de las tetinas.
  • El sistema de iluminación debe poder funcionar al 100%, ya que lo vamos a necesitar en las noches del verano.

Mantenimiento y preparación de los sistemas de ventilación.

Revisar todas las ventanas o trampillas para que la apertura sea uniforme, y que la apertura corresponda realmente con la que indica el ordenador de control ambiental.

Revisar todos los ventiladores, comprobando que motores, poleas y correas permitan extraer la capacidad optima de aire del extractor. Se debe verificar el estado de limpieza de las aspas, mallas y persianas.

verano

Mantenimiento y preparación de los sistemas de refrigeración

Con sistemas de ventilación longitudinal y túnel, debemos disponer de mallas anti-migraciones transversales para cada 30-40 m de la longitud de la nave, y se deben eliminar todos los obstáculos que impidan una circulación adecuada del aire. Debemos comprobar que la velocidad del aire en túnel llegue a los 3 m/s.

Técnicas de enfriamiento nave:

  • Pulverización (se debe revisar)

Boquillas obstruidas: limpiarlas o sustituirlas

Boquillas mal orientadas que originen condensaciones

Equipo de presión. Debe proporcionar la presión establecida por el montador del sistema de nebulización.

Proteger los sensores de temperatura y humedad.

  • Paneles húmedos:

El agua debe ser lo más blanda posible (9-15ºF) y pH 6-7

Se debe mojar toda la superficie del panel.

Comprobar la velocidad adecuada de paso de aire a través del panel (consultar al fabricante).

El sistema de panel debe limpiarse según las instrucciones del fabricante, teniendo en cuenta también los elementos adicionales como depósitos, tubos taladrados (y agujeros de salida de agua), canaleta de recogida y depósitos de reciclaje de agua. Hay que eliminar polvo, materia orgánica, algas, e incrustaciones calcáreas. Todo ello va a comprometer el funcionamiento óptimo del sistema.

Debe comprobarse el funcionamiento de las bombas de agua.

Planificar la entrada de los pollitos. La densidad de crianza deberá adaptarse a la legalidad, a la zona climática, al sistema de crianza, a la granja y al granjero, para poder optimizar el resultado por metro cuadrado. “Alojar más pollitos no es sinónimo de ganar más dinero”.

Extremar las medidas de Limpieza, Desinfección, desinsectación y desratización (L+DDD), así como la bioseguridad y medicina preventiva. En verano, los días de vacío sanitario se reducen y supone un mayor riesgo.

Asegurar riesgo. Existe la posibilidad de asegurar los animales frente a los golpes de calor. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publica cada año una Orden por la que se definen las explotaciones asegurables y las condiciones en relación con el seguro de explotación de ganado aviar de carne (ver BOE)

Establecer la Estrategia nutricional, como puntos básicos:

  • Vigilar la presentación del pienso (fundamental en verano) y la calidad de las materias primas
  • A nivel nutricional, aumentar nivel de aminoácidos (no de proteína), aumentar nivel de energía (mejor con grasas que con carbohidratos), adición de bicarbonato sódico (sustituyendo parte de la sal), revisar el balance electrolítico
    (220-240 mEq/kg).
  • Suplementos para el verano: Suplementar con Cromo, Zinc, betaina, vitaminas (E, D, A, C, B2), Simbióticos, probióticos, etc.

DURANTE LA CRIANZA

Debemos prestar atención diariamente a las predicciones meteorológicas.

Gestión de la crianza

Cama: En verano se puede poner menor cantidad de cama, con lo que la cercanía del suelo mejorará la sensación térmica de los pollos y se generará menor fermentación de esta e incremento de temperatura. Sin embargo, debemos mantenerla seca y friable en su superficie como siempre.

Ventilación y refrigeración:

Las ratios de ventilación deberán garantizar el mantenimiento de los niveles de calidad de aire adecuados, tanto en temperatura, humedad, polvo y gases, las 24 horas del dia durante toda la crianza.

En cuanto a la refrigeración:

Si se dispone de longitudinal o túnel, debemos observar continuamente el comportamiento de los pollos y su nivel de estrés térmico (No valen solo la Tª y la HR; la velocidad de aire a nivel de pollos no la estamos midiendo e influye de forma muy importante sobre la sensación térmica).

  • El aumento de caudal de aire debe hacerse de forma progresiva, ajustando los pasos de ventilación y la aceleración o amplitud de banda.
  • Entre la zona de entrada del aire y la zona de los extractores de túnel, nunca debe haber una diferencia de temperatura mayor de
    2,5-3 ºC.
  • Imprescindible el uso de vallas antimigratorias transversales (malla 5 x 5cm) cada 30-40 m.
  • Por encima de 32ºC, es menos efectivo y por encima de 37ºC, las calienta (perjudicial).
  • Pasar a Enfriamiento evaporativo cuando las aves nos lo indiquen.
  • Evaluar velocidad túnel (3m/s) y Tª, a 2-3 m de pared y 1,2-1,5 m del suelo. En el centro de la nave, la Tª es más baja.

Con la refrigeración evaporativa (nebulización o paneles). Debemos recordar que se produce un aumento 4,5 % de H.R. por cada 1 ºC de bajada de temperatura.

  • Antes de conectarla, apurar ventilación túnel.
  • Conectar antes de que las aves comiencen a sentirse incómodas. (27-29ºC) y más de 28 días edad.
  • No utilizar con HR interior > 80%
  • OJO con todos los extractores en marcha. Si la velocidad de paso de aire a través del panel es excesiva, se reduce su capacidad de refrigeración.
  • Los paneles deben estar completamente humedecidos.
  • La eficacia es mejor con diferencias de >11ºC entre día y noche, y con humedades bajas.
  • Con nebulización, vigilar boquillas obstruidas o excesiva nebulización que provoca mojado de la cama. Las gotas de agua deben evaporarse antes de que lleguen al suelo.

Durante la noche se recomienda de forma general parar la refrigeración evaporativa (que incrementa la humedad relativa), pero se deben mantener las velocidades altas de aire para conseguir refrigerar a los pollos.

Alimentación

  • Debemos estimular el consumo en las horas más frescas del día
  • Intentemos no almacenar por mucho tiempo el pienso, ya que el incremento de temperatura aumenta el nivel de oxidación y crecimiento fúngico. Se deben controlar las micotoxinas.

Agua

  • Debemos controlar y monitorizar el consumo de agua diariamente y debemos revisar continuamente el estado de los bebederos (altura, presión de agua, caudal, así como tetinas obstruidas o goteando) y filtros (limpieza)
  • Debemos conseguir que el agua esté lo más fresca posible (alrededor de 24ºC), y para ello podemos realizar drenajes de las líneas, por ejemplo, a las 13 y 17 h.
  • Hay que controlar estrictamente el sistema de higienización del agua, con comprobaciones diarias.
  • Debemos conseguir un pH del agua 5,5-6, y es recomendable el uso de ácidos orgánicos.
  • Se pueden añadir sales (cloruro potásico, cloruro amónico o sulfato potásico) para mejorar consumos de agua y crecimiento de los pollos.

Iluminación nocturna, a partir de los 25 días aproximadamente, para conseguir recuperar el ritmo de crecimiento que pierden durante el dia en los momentos de estrés calórico.

Gestión de los animales

Podemos hacer una aclimatación temprana de los pollos al calor consistente en subir la temperatura hasta los 36-38 ºC a los 5 días de edad durante 24 horas, con ello conseguiremos que, si viene un golpe de calor a partir de los 35 días, estarán más preparados para afrontarlo y habrá una menor mortalidad. (Oliveros et al, 2008)

DURANTE EL DÍA DEL GOLPE DE CALOR

Por la mañana

  • Controlar los animales y equipos (comederos y especialmente bebederos)
  • Sacar los muertos, despacio, sin molestar a los animales.
  • Comprobar las consignas en el ordenador de control ambiental y también el sistema de enfriamiento.
  • Si hay que manipular (pesaje) a los animales, ahora es el momento.

A mediodía

  • No molestarlos, solo comprobar el funcionamiento de los sistemas.
  • Observar a los animales
  • Luces apagadas
  • Con calor extremo, opción de ayuno antes de las horas más calurosas. Practicarlo con mucho cuidado.

Por la tarde

  • Drenar tuberías de agua para reponer agua fresca e incentivar el consumo de agua
  • Realimentar en caso de haber practicado ayuno
  • Parar enfriamiento evaporativo, pero mantener velocidad de aire

Por la noche

  • Dar iluminación por la noche para conseguir que coman, y no se penalice en exceso el crecimiento. Debemos intentar recuperar a los pollos del calor sufrido por la tarde.
  • Continuar con altas velocidades de aire, como de dÍa, pero sin utilizar la refrigeración evaporativa (nebulización o paneles). Por la noche la humedad va a subir de forma natural, y no debemos aumentarla con los sistemas de refrigeración.

No solo hay que hacer las cosas bien, es fundamental hacerlas en el momento adecuado.



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


aviagen
Logo Ceva
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube

 
Síguenos en Youtube AgrinewsTV