04 Jul. 2019

Manejo & Bienestar TENDENCIA

Manejo & Bienestar TENDENCIA

Empresa de gallinas de postura: Verifica emisiones de CO2 en Chile

Empresa de gallinas de postura: Verifica emisiones de CO2 en Chile

La empresa chilena productora de huevos, Avícola Coliumo, se ha aventurado en medir y verificar las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de su rubro, alcanzando la certificación AENOR.

Esta certificación ha sido realizada con la finalidad de contabilizar el impacto que genera en el cambio climático, para así determinar puntos críticos y efectuar medidas concretas que permitan disminuir esos impactos.

Esta empresa está ubicada en la Región del Ñuble, Chile. Desde su fundación en 1962, Avícola Coliumo, productora y distribuidora de huevos, ha tenido un crecimiento sostenido, incorporando tecnología de punta en todas las etapas del proceso productivo. A partir de la siembra de granos, para la alimentación de las gallinas, hasta la selección y despacho de los huevos.

En 2017, cuando comenzó el proceso con la identificación de las principales fuentes de emisión y remoción que se incluirían en el inventario, la empresa tenía aproximadamente 250.000 aves en total, de raza Hyline, 82% de postura y 18% de pollas en crianza, además de contar con 418 hectáreas sembradas de maíz.

Esta empresa avícola chilena ha logrado integrar el área avícola con la agricultura y ganadería, donde el guano de las aves se usa para la fertilización de las tierras que posteriormente son utilizadas para la producción de maíz, uno de los componentes principales del alimento para gallinas. A su vez, la ganadería se integra con el uso del guano en los períodos invernales, ya que permite el ingreso de la maquinaria agrícola para las aplicaciones adecuadas del guano.

Es así como, Avícola Coliumo se ha convertido en la primera empresa productora y distribuidora de huevos en Chile que mide y verifica las emisiones de gases de efecto invernadero y ha conseguido el Certificado AENOR – verificación voluntaria Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, GEI, según ISO 14064. Lo cual ha sido realizado, con el fin de contabilizar el impacto que genera en el cambio climático, para así determinar puntos críticos y efectuar medidas concretas que permitan disminuir esos impactos.

De esta manera contribuye a construir un mundo más sostenible, ya que dentro de los rubros más afectados se encuentran la agriculturaaltamente dependiente del estado general de los recursos naturales y del clima-, el turismo relacionado con el medio ambiente, la infraestructura y las rutas comerciales. Por ende, las economías basadas en estos sectores son las más frágiles, lo que obliga a realizar un gran esfuerzo de adaptación -Papendieck, 2010.

Esta verificación logra situar a Avícola Coliumo como un referente para la industria, satisfacer la demanda creciente de información ambiental por parte de los stakeholders y obtener eco-etiquetados que muestran a los consumidores los esfuerzos realizados para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Además, la medición de Huella de Carbono sirve como análisis de eficiencia interna, llevando a constantes mejoras en el uso de los recursos. La verificación ha revolucionado la manera de pensar y tomar decisiones de la alta gerencia lo que se traduce en mayor ambición en cuanto a trabajar de manera sostenible, ya que desde que se ha comenzado a indagar en este ámbito, la evaluación de una acción siempre está analizada por el ámbito de sostenibilidad.

La proteína animal más sustentable del mundo es el Huevo. Conforme a los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes del huevo son las que generan menos impacto. Aun así, el promedio mundial publicado por la FAO de las emisiones es de 31 kg CO2 eq/kg de proteína de huevos.

Avícola Coliumo, considerando las categorías del Modelo de Evaluación Ambiental de la Ganadería Mundial, GLEAM, de la FAO y adicionando las categorías de remoción (captura) por incorporación de guano y rastrojo, genera emisiones de apenas 6,53 kg CO2 eq/kg de proteína del huevo. Esto se debe a las buenas prácticas y a que los factores utilizados se ajustaron a la realidad de la empresa.

 

Aunque los resultados actuales son positivos se aspira a seguir trabajando para contribuir a un mundo mejor. Para lo cual, desde 2018 incorpora la marca La Castellana, huevos de gallinas libres de jaula, aportando así al bienestar animal, y se compromete a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero al desarrollar un Plan de Gestión y Reducción de Emisiones.

Diamond V

Deja tu comentario