get_the_title
  • Cummings Research Park 920 Explorer Boulevard NW Huntsville, AL 35806
    Estados Unidos
  • +1 256 890 3800
  • http://es.aviagen.com/



AUTOR

Luis Canela Urízar

Diamond V

Las plumas son un componente corporal fundamental para las aves con funciones tan variadas como la protección física, el control térmico y aislante, la exhibición sexual y el vuelo.

En el caso de las gallinas reproductoras pesadas, el emplume es fundamaental para poder alcanzar una producción óptima y un correcto grado de bienestar.

El plumaje, particularmente en la zona dorsal, es importante para la disposición de la hembra a aparearse.

Cuando la cobertura no es suficiente, se puede observar una pérdida en la fertilidad y en la producción de pollitos, normalmente en la segunda mitad del ciclo de producción.

En este artículo se pretende hacer una revisión de los factores que afectan a la calidad de emplume después de repasar aspectos sobre la biología, crecimiento, desarrollo y composición de la pluma.

 

BIOLOGÍA DE LAS PLUMAS

Estructuras del emplume

Las plumas cubren aproximadamente el 75% de la superficie del cuerpo de la gallina. Están distribuidas entre 20 a 30 áreas de crecimiento definidas, conocidas como tractos de plumas o pterylae y lo forman entre 6.000 y 9.000 plumas.

Figura 1. Vista dorsal de los tractos de plumas.

Las áreas de la piel que no tienen plumas (apteria), se encuentran debajo de las alas, en la quilla y en la porción central del pecho.

Los diferentes tipos de plumas son clasificados en cinco categorías:

  • Las plumas grandes y rígidas de las alas (rémiges) y la cola (timoneras o retrices)
  • Las plumas de contorno
  • Los plumones o plúmulas
  • Las filoplumas que parecen cabellos
  • Cerdas diminutas en el rostro (una categoría llamada semiplumas que se puede incluir entre plumas de contorno y plumones)

Las rémiges y las retrices son plumas grandes y rígidas caracterizadas por paletas asimétricas.

Las plumas de contorno constituyen la principal cubierta exterior protectora de todo el cuerpo.

Los plumones son los que están presentes al nacer (plumones natales) o los que se encuentran en la apteria de las aves gallináceas (plumones definitivos) y en las aves adultas parecen estar distribuidos de forma que sirvan como aislante.

Las filoplumas se localizan en todo el cuerpo del ave, preferentemente entre las plumas de contorno del dorso y la cabeza, son difíciles de ver y su función es sensorial ornamental.

plumas

 

CRECIMIENTO Y DESARROLLO DEL PLUMAJE

El reemplazo periódico de todo o parte del plumaje es conocido como la muda. Durante una muda, el folículo de la pluma entra en un período de crecimiento conocido como anágeno y la pluma nueva en crecimiento “empuja hacia afuera” la pluma existente.

La muda ocurre durante el desarrollo, a medida que el plumaje cambia del plumón natal a la madurez, y también por temporadas. Las plumas se reemplazan tres veces. A cualquier edad se presentarán más de una generación de plumas en un tracto y la variación dentro del grupo de aves es muy compleja. Antes de llegar a su madurez, un pollo pierde y desarrolla plumas de manera permanente en algún lugar del cuerpo.

La secuencia de las mudas en hembras reproductoras de engorde con un régimen de alimentación controlado no ha sido descrita detalladamente.

Sin embargo existe un estudio (Lucas y Stettenheim, 1972) en el que se muestra la secuencia de muda de los diferentes tractos corporales y rémiges primarios de los pollos Leghorn Blancos de Cresta Simple (SCWL por sus siglas en inglés).

 

COMPOSICION DE LA PLUMA

Las plumas son estructuras inertes formadas principalmente por proteínas, exactamente por queratina (un 90%), uno de los materiales biológicos más duraderos y con gran resistencia a las bacterias, a las enzimas y al agua.

plumas

Imagen 1. Marcas de estrés en plumas de reproductora (foto Aviagen)

Las proteínas contenidas en todas las plumas alcanzan hasta el 20-30% del total de proteínas contenidas en el cuerpo del ave.

Esto significa que cuando un ave muda su plumaje va a necesitar una dieta rica en proteínas para fabricar todas las plumas que está cambiando.

Dentro de los aminoácidos que forman las proteínas de las plumas son los aminoácidos ricos en azufre los más necesitados para fabricarlas.

Su déficit en la dieta puede producir marcas de estrés sobre las plumas, mientras que el exceso puede originar un plumaje débil.

Además de proteínas las plumas también contienen minerales.

 

FACTORES QUE PUEDEN AFECTAR A LA CALIDAD DE EMPLUME

Aunque puede ser difícil diagnosticar la causa específica de la pérdida de plumas una vez se ha dado, existen prácticas de manejo durante las etapas de recría y producción que pueden ayudar a que las reproductoras mantengan un buen grado de emplume.

MANEJO DURANTE LA RECRIA

Acceso a la totalidad del área de recría

Las aves deben tener acceso a toda el área de recría no más tarde de las 3 semanas de edad. Esto permitirá que las pollitas puedan utilizar todo el espacio de recría y, así disponer de una densidad adecuada, evitando una mayor competencia o agresividad, que podría derivar en un picoteo de plumas.

Reducción de la temperatura

Es importante reducir gradualmente la temperatura, de manera que hacia las 4 semanas de edad sea de 20°C, con el fin de estimular el crecimiento de las plumas.

Espacio de comedero, distribución y forma del alimento

Cualquiera que sea el sistema de alimentación utilizado, se deben tener en cuenta el espacio de comedero, distribución, presentación del pienso y se deben hacer ajustes a la ración de alimento cuando se detecte la existencia de problemas (como el que las aves pesen más o menos de lo debido o la uniformidad del lote se esté deteriorando).

La presentación del pienso también tiene impacto sobre el desarrollo de las plumas durante la recría. Un alimento con buena presentación es esencial para la ingesta óptima de nutrientes, y un tamaño de molienda adecuado y uniforme garantizará que todas las aves estén sacando el máximo provecho del alimento.

En muchas ocasiones, los alimentos que no se han granulado bien pueden causar un consumo insuficiente debido a la acumulación de partículas finas entre las plumas, lo cual puede llevar a las aves a picotearse.

Espacio de bebedero y manejo del agua

Tan importante como el espacio de comedero es el espacio de bebedero y su manejo.

Estado sanitario

La aparición de diferentes patologías como problemas intestinales, causados por coccidiosis o enteritis necrótica pueden derivar en camas húmedas y afectar el emplume cuando las aves se sientan en ella y además evitar el comportamiento de baño de polvo.

MANEJO DURANTE LA PRODUCCIÓN

Manejo del lote

Al igual que en la recría, las prácticas de manejo, tales como seguir las recomendaciones sobre densidad, mantener los espacios de comedero y bebedero también se aplican a la etapa de producción.

Adicionalmente, este es el punto en la vida de las hembras reproductoras de engorde en el que se juntan con machos, y por este motivo es esencial que haya una sincronización adecuada de la madurez sexual de ambos.

Cuando existe esta sincronización, los machos tienden a mantenerse más calmados y no se comportan excesivamente agresivos hacia las hembras durante el inicio de la producción. Esto previene daños severos en las plumas de las hembras, especialmente en la región dorsal.

Condiciones ambientales

Mantener una correcta ventilación ayuda a controlar los niveles de humedad relativa de la nave y garantiza que el aire se caliente antes de llegar a la cama.

Esto permite que todo exceso de humedad se evapore y la cama se mantenga seca y friable. La ventilación adecuada también ayuda a que los niveles de CO2 se mantengan por debajo de 3000 ppm y que los de NH3 se mantengan por debajo de 10 ppm. Esto es importante porque una cama y un ambiente de buena calidad pueden estimular el baño de polvo y, por lo tanto, el mantenimiento de las plumas en ambas etapas.

También debe tenerse en cuenta la iluminación, lo mejor es utilizar una intensidad lumínica de entre 30 y 60 lux, ya que las intensidades superiores a 100 lux aumentarán el riesgo de picoteo de plumas. Es importante además utilizar sistemas de iluminación con un espectro de luz cálido, temperaturas de color de entre 3.000 y 3.500º Kelvin y sistemas con ausencia de flicker o parpadeo.

Manejo del alimento

Así como en la etapa de recría, el alimento debe estar disponible para las aves en postura en cuanto se enciendan las luces y el sistema de comedero debe llenarse con las luces apagadas. Esto ayudará a que las hembras asocien “luces encendidas” con alimento. El alimento también se debe distribuir lo más rápidamente posible y se recomienda que todo el alimento se reparta dentro los primeros 3 minutos del inicio del sistema de comedero.

Estado sanitario

Al igual que en la recría se debe tener en cuenta cualquier problema patológico que pueda afectar a la calidad de la cama.

Algunos casos de picoteo de plumas pueden estar relacionados con infestación de ácaros u otros parásitos que puedan causar nerviosismo o picoteo a las gallinas.

Evaluación del plumaje

Además de las señales visuales, la evaluación numérica del emplume de la hembra es un método que puede utilizarse para identificar que aves tienen un emplume inferior al óptimo y en qué punto está ocurriendo la pérdida.

plumas

Nutrición

Aunque es difícil que con un solo cambio en la dieta se pueda solucionar los problemas de plumaje una vez que hayan ocurrido, hay una serie de medidas preventivas que deben tenerse en cuenta durante las etapas de recría y producción.

  • Fibra bruta: Se recomienda mantener unos niveles mínimos de fibra bruta con valores entre el 4 y 7%.Existe evidencia de que la ingesta de plumas puede estar asociada con la necesidad de fibra y que los niveles bajos de fibra en el alimento pueden conducir al picoteo entre las gallinas.

 

  • Sodio y cloro: Los niveles de sodio deben permanecer entre 0,18 y 0,20%, mientras que los de cloro no deben exceder en más de 10% los de sodio. El uso de bicarbonato de sodio como fuente de sodio puede ayudar con esto.

 

  • Aminoácidos: Existen varios aminoácidos que se utilizan para el desarrollo y mantenimiento de las plumas. La metionina y la cistina son dos de los más importantes para el desarrollo del plumaje.Además, se ha demostrado que agregar triptófano al agua que consumen las aves sirve para calmarlas, reduciendo así el picoteo.
plumas
  • Elementos traza: El zinc es uno de los elementos traza esenciales para el crecimiento de las plumas. Una deficiencia de zinc puede producir una supresión del sistema inmunológico, mal emplume, infertilidad y mala calidad de la cáscara del huevo. El selenio también es importante y su uso con el zinc en formas orgánicas puede representar una ventaja en la biodisponibilidad.

 

  • Vitaminas del complejo B: Así como en el caso de los elementos traza, las vitaminas del complejo B ayudan a garantizar que las aves estén recibiendo las proporciones adecuadas de nutrientes. La administración de vitaminas y elementos traza a través del agua puede ayudar a mejorar el emplume.

 

CONCLUSIONES

Al igual que otras actividades relacionadas con las reproductoras pesadas, el emplume es un área en la que intervienen muchos factores y por tanto requiere de una significativa cantidad de investigación, con el fin de entender a fondo sus mecanismos, manejo y soluciones.

Las necesidades nutricionales, el manejo de las aves para obtener un peso correcto, el monitoreo del comportamiento y el entendimiento de la biología del desarrollo de la pluma, tienen un papel clave en el desarrollo y persistencia del plumaje.



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube