01 Abr. 2019

Otros

Otros

La última chance de los antibióticos como promotores de crecimiento

SITUACIÓN GLOBAL DE LOS ANTIBIÓTICOS COMO PROMOTORES DE CRECIMIENTO

Por ejemplo, El Consejo Nacional del Pollo (National Chicken Council, USA) publicó las estadísticas sobre consumo de carne de pollo y rendimiento en Estados Unidos en los últimos años, indicando un:

El uso de antibióticos en bajas dosis como promotores de crecimiento (AGP, por sus siglas en inglés) es una práctica extendida para ayudar a los animales a modular la microflora intestinal, suprimiendo levemente las bacterias entero-patógenas. China es el país con mayor consumo de antibióticos bajo esa estrategia. India introdujo límites para residuos de antibióticos en la carne sólo a partir de 2011 y los AGP actualmente son ampliamente utilizados.

En Brasil, México y otros países de América Latina los antibióticos, en algunas Empresas, siguen siendo utilizados tanto en forma terapéutica como herramientas de promoción de crecimiento. Existen algunas excepciones a nivel mundial: Los AGP fueron prohibidos algunos años atrás en Chile, Turquía, Unión Europea, Corea del Sur y Estados Unidos, aunque fueron ampliamente utilizados en el pasado.

 

¿POR QUÉ LOS AGP SON UN PROBLEMA?

El uso continuo de antibióticos en dosis sub terapéuticas elimina las bacterias sensibles a esas moléculas, al mismo tiempo que se seleccionan cepas resistentes. Además, patógenos importantes tanto para animales como para humanos, adquieren cada vez más resistencia a diferentes antibióticos, estos patógenos son ampliamente distribuidos en el ambiente, y están presentes en la carne y en productos de origen animal, siendo ésta una de las fuentes de infección más relevantes para humanos.

Bacterias resistentes a múltiples antibióticos causan infecciones muy difíciles de tratar, resultando en enfermedades prolongadas y generando incapacidad.

Esto se traduce en problemas de salud graves, aunado a pérdidas económicas importantes en tratamientos médicos tanto para humanos como para animales. La resistencia antimicrobiana es un problema complejo con muchos factores interconectados, pero, por seguro, los AGP son una de las causas más importantes.

 

LA NUEVA TENDENCIA GLOBAL

Casi todos los países están adoptando medidas para enfrentar este creciente problema, entre las cuales está la reducción de uso de antibióticos como promotores de crecimiento. Por ejemplo, el gobierno de China decidió controlar la resistencia a antibióticos en bacterias de origen animal al 2020, implementando regulaciones estrictas en el registro, mercadeo y vigilancia de uso de estas moléculas, la reducción de AGP en planes a nivel nacional y realizando pruebas de residuos en productos de origen animal.

En 2012, la FDA promovió un programa voluntario sin supervisión para reducir el uso de AGP en los Estados Unidos durante los próximos años, algunas acciones fueron promulgadas para preservar la eficacia de los tratamientos antibióticos, con la prohibición de AGP en 2017 con la nueva legislación (VFD).

La asociación de veterinarios de Nueva Zelanda quiere eliminar completamente el uso de antibióticos a través del gerenciamiento de la salud y bienestar animal hacia el 2030.

 

HERRAMIENTAS DISPONIBLES PARA REDUCIR EL USO DE AGP EN PRODUCCIÓN AVÍCOLA

Para lograr reducir la administración de antibióticos en dosis sub terapéuticas, se debe tener en cuenta que los animales se enfrentarán a una presión patógena ambiental proporcional y que ellos estén en capacidad de poder afrontarla. Esto tiene relación con 4 tópicos fundamentales: densidad animal, bioseguridad, medidas preventivas y nutrición.

Dado que los patógenos se diseminan en el ambiente a través de las heces, una menor densidad de aves genera una cama menos sucia y consecuentemente surgen menos problemas de salud.

El protocolo de crianza todo dentro todo fuera, una desinfección efectiva al final del ciclo, una cama limpia y fuertes medidas de bioseguridad durante el período de crecimiento de las aves, son extremadamente importantes para controlar la carga microbiana y prevenir infecciones bacterianas. Un tópico principal en la prevención es el uso de vacunas para mejorar la respuesta inmune a los patógenos y reducir los signos clínicos de infecciones.

Por último, aunque no menos importante, la nutrición es una herramienta importante para lidiar con bacterias resistentes.

Una deficiencia nutricional puede afectar el sistema inmune y la respuesta ante desafíos por parte de los animales, el uso de aditivos nutricionales puede ayudar a equilibrar las dietas para aves.

De igual forma, los aditivos nutricionales pueden mejorar el crecimiento y el desempeño productivo con una mejor salud intestinal. Por ejemplo, los ácidos orgánicos y los compuestos naturales idénticos (NIC, por sus siglas en inglés) tienen una fuerte actividad antimicrobiana en contra de diferentes patógenos intestinales.

Cuando logran combinarse, estas moléculas tienen un modo de acción sinérgico: los ácidos orgánicos atraviesan la membrana de las bacterias, causando muerte celular por pérdida de energía, mientras los NIC son agentes formadores de poros en la membrana celular de las bacterias, matando las bacterias y facilitando la entrada de los ácidos orgánicos para el control de
estos patógenos. Esta sinergia resulta en una fuerte actividad antimicrobiana en contra de un número importante de patógenos,
incluyendo bacterias multi resistentes.

  • Un estudio conducido en la Universidad de Carolina del Norte, se demostró que los ingredientes presentes en AviPlus® tienen un efecto anti inflamatorio en la mucosa intestinal, además de mejorar la función de la barrera del intestino en contra de toxinas y bacterias, permitiendo una mejor absorción de nutrientes.
  • Diferentes investigaciones han demostrado que la combinación de ingredientes presentes en AviPlus®, pueden eliminar distintos patógenos de forma efectiva.
  • Las ultimas investigaciones presentadas en la Conferencia Científica de la PSA en Latinoamérica, confirman que la combinación entre ácido sórbico y timol pueden eliminar cepas de E.coli resistentes a diferentes antibióticos convencionales, isoladas de aves con colibacilosis.

 

EL PRÓXIMO PASO

En un contexto global de reducción de AGP, debido al incremento de la resistencia a antibióticos y un aumento en las infecciones difíciles de tratar tanto en humanos como en animales, se requiere un enfoque multifactorial.

Deja tu comentario