Sala

Incubación y Genética

 
04 Jul 2017

Disminuir la mortalidad temprana en la granja por Juan Carlos López



AUTOR

Juan Carlos López

Médico veterinario zootecnista por la Universidad de Tolima

Diamond V

JUAN CARLOS LÓPEZ DVM, MVSc, Ph D

Especialista en incubación en HENDRIX GENETICS Especialista en incubación en HENDRIX GENETICS. Médico veterinario zootecnista por la Universidad de Tolima (Colombia), con un Máster en Patología Aviar por la Universidad Austral de Chile y PhD en Inmunología en la Lincoln University de Nueva Zelanda.

PUNTOS A TENER EN CUENTA

  • Los manejos y prácticas realizados en la planta pueden ayudar a expresar todo el potencial genético que poseen los pollitos, comprometerlo y en el peor de los casos ser la causa de la mortalidad al llegar a granja.
  • Los agentes patógenos que penetran pueden generar mortalidad embrionaria durante el proceso de incubación o estar presente en las aves al momento de nacer y ser causa de mortalidad en granja.
  • Si no hay un correcto nivel de oxígeno en nacedoras el mecanismo de utilización del saco de la yema se ve comprometido.
  • Temperatura embrionaria, pérdida de peso, ventana de nacimiento o temperatura cloacal son algunas de las mediciones necesarias realizar para garantizar el correcto desarrollo embrionario y el bienestar de las aves.

La tercera parte del ciclo total de vida de un pollo hasta llegar al matadero ocurre en la planta incubadora: 20-21 días de incubación + 35-40 días en granja. Los manejos y prácticas realizados en la planta pueden ayudar a expresar todo el potencial genético que poseen los pollitos, comprometerlo y en el peor de los casos ser la causa de la mortalidad al llegar a granja. A continuación se describirán algunos manejos que están involucrados:

CORRECTA DESINFECCIÓN DE LOS HUEVOS Y TRANSPORTE A GRANJA

Partiendo que nuestros huevos provienen de aves libres de enfermedades debemos verificar:

  • Que haya una recolección frecuente de los huevos
  • Que los nidos sean suficientes, estén limpios y que sean cerrados de noche

Debemos tener control sobre la temperatura de los huevos al ser bajados del camión y movilizados dentro de la planta

  • Que la desinfección independiente del producto a utilizar sea realizada lo más pronto posible
  • Que los huevos sean almacenados a una temperatura que este por debajo del cero fisiológico
  • Que el camión previamente limpio y desinfectado que transporte los huevos de la granja a la planta tenga una temperatura igual o menor del cuarto de almacenamiento de los huevos en la granja

RECEPCIÓN DE LOS HUEVOS FÉRTILES Y ALMACENAMIENTO EN PLANTA

Debemos tener control sobre la temperatura de los huevos al ser bajados del camión y movilizados dentro de la planta. Aumentos pueden generar que los huevos “suden”. Al bajar de nuevo la temperatura los patógenos que estaban en la superficie de la cascara pueden tener acceso al interior de los huevos. Los agentes patógenos que penetraron pueden generar mortalidad embrionaria durante el proceso de incubación o estar presente en las aves al momento de nacer y ser causa de mortalidad en granja.

manejo incubadoras

PRECALENTAMIENTO

El fin del precalentamiento es lograr que los huevos antes de ser colocados en la incubadora tengan una temperatura y un grado de desarrollo similar. Esto ayuda a que la mayor cantidad de aves nazcan al mismo tiempo y que no se deshidraten innecesariamente en las nacedoras a la espera de que las otras aves estén listas. El tiempo del precalentamiento debe ser el necesario para que la temperatura interna de los huevos alcance los 25°C ( 77°F ).

TEMPERATURA, HUMEDAD Y VENTILACIÓN

La temperatura embrionaria es el factor más determínante no solo para el nacimiento sino para un desarrollo corporal adecuado y por ende una buena supervivencia en granja. Temperaturas sobre 101°F (38,3°C) se han reportado asociadas a problemas de patas, malformaciones, mal posiciones (foto 1), problema de cicatrización umbilical (foto 2) y falta de utilización del saco de la yema (foto 3). Esa falta de utilización de saco de la yema (sacos de yema mayores al 15%) contribuye a la falta de deseo de las aves para buscar alimento y agua.

manejo incubadorasLa humedad de las incubadoras debe ser tal que al momento de la transferencia los huevos hayan perdido alrededor del 12% de su peso inicial. Pérdidas muy bajas de peso se reflejaran en cámaras de aire pequeñas que causarán dificultad para las aves salir y por ende laceraciones conocidas como codos rojos.

Una ave con problemas locomotores al llegar a la granja no caminará en busca de comida y alimento y morirá por inanición y deshidratación en la primera semana en granja.

Niveles muy altos de dióxido de carbono (más de 1000 ppm en la sala de incubadoras; más de 3000 ppm dentro de la incubadora) son el resultado de una ventilación inadecuada y debe ser revisada. En nacedoras el nivel más alto dentro de la máquina no debe pasar de 6000 ppm, usualmente esta alrededor de 3500-4500 ppm, después de que las aves nazcan el nivel debe ser inferior a 2500 ppm. Si no hay un correcto nivel de oxígeno en nacedoras el mecanismo de utilización del saco de la yema se ve comprometido.

VENTANA DE NACIMIENTO

Medir la ventana de nacimiento es una práctica que debe ser rutinaria. Nos suministra información vital sobre el número de horas de incubación total que están demandando los huevos ya que por diferentes manejos en granja la conductancia de las cáscaras puede cambiar y por ende el perfil de incubación que se ha venido usando con éxito puede ser ahora incorrecto. En pollos de engorde máximo el 2 % de las aves deben estar por fuera 30 horas de la hora programada para que sean procesadas.

TEMPERATURA CORPORAL DE LAS AVES EN NACEDORAS Y DURANTE SU ALMACENAMIENTO

Después de que la gran mayoría de las aves hayan salido del cascarón se debe medir la temperatura corporal de las mismas y hacer los ajustes necesarios para que estén entre 103-104°F (temperatura cloacal) (39,4 – 40 °C). Durante el proceso de determinación del sexo y la vacunación la temperatura corporal de las aves puede bajar pero en el cuarto de espera antes de ser transportadas deben recuperar la misma.

Temperaturas superiores o inferiores generan grandes pérdidas de peso.

Al terminar de ser procesadas las aves deben ser enviadas a la granja lo más pronto posible para que coman y beban. Espera innecesaria solo contribuirá a postergar el desarrollo intestinal, la utilización de anticuerpos, y pérdida de peso.

Temperatura embrionaria, pérdida de peso, ventana de nacimiento o temperatura cloacal son algunas de las mediciones necesarias realizar para garantizar el correcto desarrollo embrionario y el bienestar de las aves

CONCLUSIONES

La supervivencia de las aves al llegar a la granja depende en gran medida de cómo fueron las condiciones ambientales durante la incubación.

Temperatura embrionaria, pérdida de peso, ventana de nacimiento o temperatura cloacal son algunas de las mediciones necesarias realizar para garantizar el correcto desarrollo embrionario y el bienestar de las aves.



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube