29 May. 2019

TENDENCIA

TENDENCIA

producción huevo

Desafíos presentes y futuros en la industria del huevo, experiencia europea


Escrito por: Antonio Hernándiz

«La Industria productora de huevos, como ente vivo, debe ser plástico y adaptarse en cada momento a las circunstancias que le rodean»

Ponencia presentada por  Antonio Hernándiz -Director de Sanidad animal en Grupo Huevos Guillén- durante el LPN Miami Congress & Expo 2018 

Desde que el DR. Charles Darwin describió en su libro “El Origen de las Especies” el proceso evolutivo que ha regido la existencia desde el origen de la vida, hemos aprendido que, los seres vivos de este planeta, si quieren tener éxito, deben adaptarse al medio que les rodea. Éste proceso es continuo y puede tener puntos de inflexión más pronunciados en función de la exigencia de las circunstancias de este medio.

La Industria productora de huevos, como ente vivo, debe ser plástico y adaptarse en cada momento a las circunstancias que le rodean. Así, estos medios son distintos en diferentes regiones del mundo, dependiendo de la propia geografía, de la disponibilidad de suelo, agua o cereales, de la disposición de mayores factores tecnológicos de producción o de las preferencias del consumidor. Incluso dentro de cada región, cada actor de esta industria puede (y debe) centrarse en sus capacidades y circunstancias y así, especializarse.

En este sentido, la región Europea, con unas circunstancias concretas que determinan su sino (recursos, medios, consumidor, legal, medioambiental) es una de las regiones mundiales que mayor presión evolutiva está ejerciendo sobre las Industrias productoras de huevo que allí están presentes. De entre todos los factores que está ejerciendo presión, se pueden destacar aquellos que, a juicio del autor, resultan más determinantes, mostrándose clasificados dentro de un esquema de preparación para el reto evolutivo

Fortalezas

Los actores de la Industria Avícola pueden realizar un acto de reflexión sobre el producto que manejan. El huevo es un alimento de excelente calidad, rico nutricionalmente y con una enorme capacidad de penetración en dietas de culturas de todo el mundo.

Pero eso no es suficiente, pues debe conocerse cómo fortalecerse todavía más para afrontar el reto evolutivo:

  • Ser especialista: la experiencia europea da la oportunidad de saber que la especialización dentro de la cadena productiva es muy efectiva para tomar fortaleza dentro del sector. Por ello, el modelo de integración vertical es el que podemos destacar como interesante.
  • Ser eficaz: estudiar profundamente el modelo de negocio es necesario para la correcta gestión de los recursos necesarios para producir, optimizar costes y maximizar los márgenes.
  • Ser confiable: la capacidad de dar respuesta en servicio al mercado, de forma clara, trazable y transparente, ofreciendo productos seguros, son factores muy determinantes a la hora de fidelizarse en un mercado
  • Ser escalable: tener la máxima capacidad para crecer o decrecer de forma flexible es importantísimo para ser capaz y soportar distintos momentos del mercado.
  • Ser exigente con la calidad del producto: el huevo no necesita de complementos; solamente debemos cuidar aquello que lo caracteriza: cáscara, clara y yema, alcanzando al máximo en cada detalle.
  • Ser exigente con la sanidad de las aves: los actores avícolas serán más fuertes en la medida que enfoquen la gestión de la sanidad animal con la óptica de “One world, One Health”.

Debilidades

Como cualquier ser, la Industria productora de huevos tiene debilidades. Si se desea tener éxito evolutivo, la estrategia que cualquier actor debe seguir es trabajarlas, corrigiéndolas, o en su caso, minimizándolas. Conocer las debilidades nos permite reaccionar ante ellas, prevenirlas y combatirlas. De entre ellas destacan:

  • Ser más respetuosos con el capital productivo: Las aves: Las prácticas productivas no van a entenderse en culturas desarrolladas sin el respecto necesario por los animales. Para ello se debe conocer y respetar el comportamiento y bienestar animal, sin sesgos y sin cortapisas.
  • Ser más respetuosos con las herramientas para sanar sus enfermedades: los actores avícolas serán menos débiles en la medida que se cambien políticas terapéuticas o metafilácticas por prácticas profilácticas y preventivas, reduciendo en la medida de lo posible el uso de antibióticos y las resistencias de las bacterias a estos.
  • Ser más respetuosos con el medio ambiente que nos rodea: la puesta en marcha de las técnicas mejores disponibles para reducir las emisiones y residuos de la actividad avícola, reduce la fragilidad de cualquier actor

Imagen

En muchas ocasiones, el actor más fuerte y con debilidades mejor gestionadas no es el que termina teniendo éxito, pues se requiere además de una óptima proyección de imagen, en concreto, imagen positiva. Cualquier estrategia para gestionar adecuadamente la imagen de un actor avícola, es enriquecedora y permite que éste, se adapte mejor al cambio. De todas las estrategias que puedan estar incluidas en esta idea destacan:

  • Plan de comunicación: refiriéndose a la estrategia que alguien se establece para transmitir a alguien un mensaje. Así, es importante definirse como emisor del mensaje, establecer los mensajes que se desea transmitir, los medios a través de los cuales se quiere hacer y caracterizar al receptor del mensaje. Debe estar incluida en ésta estrategia la actuación en caso de crisis.
  • Identificarse con una marca: puede ser interesante (o no) la idea de anclar a una imagen o a un eslogan los rasgos o características que a un actor le identifican.
  • Disponer de una política de Responsabilidad Social Corporativa: que proyecte la idea de que al actor no sólo le preocupa el capital, sino que otros objetivos más altruistas, positivos para la sociedad, están incluidos en su estrategia global.
  • Disponer de una política de Respeto por el medio ambiente: que proyecte la idea de que al actor no solo le preocupar el capital, la sociedad, la cultura, sino que también se preocupa de que su actividad tenga el menor impacto sobre la salud del medio ambiente.

En la medida que un actor de la Industria de producción de huevos tome en consideración sus fortalezas, decida ampliarlas, reducir sus debilidades y proyectar una imagen positiva de sí mismo. Si consigue estar en consonancia con los puntos descritos anteriormente (que son fruto de una experiencia europea) conseguirá ser más eficaz en el proceso de adaptación evolutiva

 



Deja tu comentario