20 Abr. 2020

Nutrición Animal

Nutrición Animal

antibióticos promotores

Desafíos del reemplazo de los antibióticos promotores del crecimiento

En entrevista con Francisco Bersch, Gerente Corporativo de Operaciones, San Fernando, Perú, y representante brasileño del Comité Técnico de la Asociación Latinoamericana de Sanidad Avícola y Francisco E. Dias, Doctor en Medicina Veterinaria, DVM, y Corporate Technical Services para DELACON, Austria, cuentan acerca de los principales retos que tiene la industria avícola en cuanto al reemplazo de los antibióticos promotores de crecimiento y cómo Latinoamérica se está desafiando ante esta nueva exigencia.

Asimismo, explican sobre el papel protagónico que han jugado los fitogénicos en este contexto, los cuales han tenido buenos resultados como una alternativa de reemplazo de los APC, múltiples estudios comprueban su eficacia.

aviNews – ¿Cuál es la situación del uso de antibióticos como promotores de crecimiento (APC) en Brasil y en otros países de América Latina?

Francisco Bersch – Todas las empresas buscan la forma ideal de cambiar la tecnología actual de utilización de promotores de crecimiento por un producto alternativo. Reducir o eliminar la participación de estos productos es la intención que tenemos todos, pero sabemos que aún no dominamos totalmente estos cambios y en algunos lugares no hay lo suficiente para implementar esa tecnología e incluso, el mercado no es tan exigente para ello.

En Brasil, por el hecho de tener una avicultura industrial, mayormente dirigida a la exportación, los cambios están más avanzados y con varias pruebas a parte del uso continuado de productos alternativos en algunas regiones. Básicamente, lo utilizan con el fin de atender algunas demandas de exportación dictadas por los clientes.

El uso de promotores de crecimiento de forma responsable, obedeciendo los períodos de carencia todavía es la tecnología más utilizada.

AN – Actualmente, ¿en Latinoamérica el consumidor se está sumando a esta tendencia de consumir cada día más productos sin antibióticos?

Francisco Bersch – Sí, creo que sí. Por esto, las grandes empresas están haciendo su deber, empezando por conocer y probar ese nuevo modelo. Llegará el momento en que el cambio total de la tecnología será inevitable.

AN – Con respecto a la pregunta anterior, ¿cuál ha sido la respuesta de la avicultura latinoamericana a estas demandas y exigencias del mercado?

Francisco Bersch – La avicultura responde acorde con lo que el cliente solicita. Algunos países han empezado de forma más activa y otros no.

Las empresas y los consumidores, de modo general, quieren esos cambios, sería mejor hacerlo. Lo que les impide es tener acceso a esas nuevas opciones, ya que no estamos hablando sólo de cambios de productos, sino también del cambio del modelo de producción, y eso exige más de lo que parece.

AN – ¿Cuáles son los cuestionamientos que surgen en el sector si se dejan de usar los antibióticos promotores de crecimiento?

Francisco Bersch – Los cuestionamientos que surgen son sobre los aumentos de temas sanitarios, que ponen en serio riesgo la producción y los costos de estos problemas, y pueden poner en riesgo todo el negocio.

El costo de producción en la cadena de la avicultura en América Latina es fundamental para la viabilidad del negocio. Y quien paga la cuenta de este cambio tecnológico aún no está muy claro o definido.

Francisco Dias – La prohibición del uso de APC en Europa, en enero de 2006, fue un marco. Esta prohibición generó un impacto global, especialmente para las empresas que exportan a ese continente, ya que la Unión Europea exige que los productos de origen animal (importados para consumo humano) estén en conformidad con este reglamento. La realidad es que los productores de todo el mundo tuvieron que adecuarse a la prohibición de los APC, lo que significa mantener la productividad de los planteles avícolas en un mismo nivel, o sea, el balance económico final debe ser por lo menos igual al alcanzado cuando se utilizó el APC.

Los productos llamados alternativos a los APC se están consolidando en el mercado. Son muchos los indicados, pero al final, todos deben mantener sano el sistema digestivo de los pollos, protegiendo la salud de las aves como un todo.

Los fitogénicos tienen un papel muy importante en ese contexto, por varios motivos. El principal es su origen vegetal. Dependiendo de la fuente, son varias las fitomoléculas potencialmente benéficas encontradas en una sola planta con acciones antiinflamatorias, antimicrobianas, antiparasitarias, antioxidantes, que mejoran la digestión y ayuda, incluso, en la reducción de los gases como amoníaco y CO2.

Son varios los estudios que demuestran los beneficios del uso de esos productos en la producción de los pollos de engorde, compatibles con el uso de APC en costo y calidad final de la crianza. Y eso no ocurre parcialmente, sino totalmente. Los estudios han sido publicados e incluso los realizados en condiciones totalmente controladas demostraron la eficacia del uso de las sustancias fitogénicas.

Cuando hay retos ambientales, común en la industria avícola, los resultados son más prometedores. Aunque, seguramente, muchos ajustes en el sistema de producción se hacen aún necesarios para sustituir definitivamente a los antibióticos promotores de crecimiento por otros productos y, uno de ellos, el más importante, es el manejo adecuado del plantel con enfoque en el ambiente y la sanidad.

AN – En cuanto a nutrición animal, ¿en qué productos nutricionales puede apoyarse el sector para poder lograr una producción libre de antibióticos?

Francisco Bersch – No creo que se trate solamente de productos de nutrición, ya que es importante entender que los productos pueden darnos un apoyo. La nutrición quizá sea uno de los principales aspectos en esta nueva tecnología, debido a que, al retirar los promotores de crecimiento, los niveles nutricionales también poseen indicaciones sobre la revisión en las fórmulas. El producto exacto que vamos a utilizar es importante y el alimento, juntamente con la calidad del agua son los principales medios que ayudan esas nuevas tecnologías.

AN – ¿Qué importancia le atribuye a la bioseguridad en una producción libre de APC?

Francisco Dias – La aplicación rigurosa de los conceptos de bioseguridad en la producción libre de APC es de gran importancia. Definir y usar controles rígidos de bioseguridad en una empresa avícola significa no solamente dejar de usar productos en la alimentación animal como forma de prevención, sino también proteger el plantel contra enfermedades devastadoras en la producción avícola. Y eso no es todo, la práctica de bioseguridad se debe sumar a la mayor tecnificación, sin olvidar el ambiente y las prácticas nutricionales de precisión. Cada producto utilizado como aditivo sustituto de los APC debe ser constantemente evaluado. Cada ciclo de producción debe ser monitoreado para recibir el tratamiento adecuado, observando el período de crianza, la línea genética con que se trabaja, la disponibilidad y la calidad de los ingredientes de la alimentación balanceada, la mecanización del sistema de crianza y, además, la mano de obra disponible.

AN – En lo referente a la legislación ¿se observa algún cambio en el marco legal? En caso afirmativo, ¿en qué países y en qué medida?

Francisco Bersch – Sí, ya se observa en muchos países de América Latina, que no permiten el uso de antibióticos o familias de antibióticos, y eso es positivo, desde mi punto de vista. En Brasil y Perú lugares donde trabajo actualmente ya ponen restricciones a algunas drogas.

AN – La industria avícola de América Latina, ¿está preparada para asumir estos retos y en qué medida?

Francisco Bersch – De forma general, todavía no. El cambio de tecnología no pasa solamente por el producto, sino también por otras prácticas que exigen inversiones y mucha capacitación, en todos los sectores. Los procesos hechos en el modelo actual deben ser tratados con mucha más atención en la retirada de promotores o antibióticos. No conozco y no creo que un único producto al ser sustituido por antibióticos tenga la capacidad de mantener el rendimiento actual si no se trabajan todos los demás aspectos de la producción.

AN – ¿Qué tiene que cambiar o cambiará en una producción agropecuaria libre de APC?

Francisco Dias – La técnica del sistema de crianza es la clave para el éxito de la producción avícola libre de APC.

Además, debemos mencionar la responsabilidad técnica que cada actor de la cadena productiva deberá tener. Eso es lo que necesita cambiar: mire hacia el futuro, no cerca, sino distante. La experiencia mundial que se tiene con el uso de antibióticos como promotores de crecimiento (APC) muestra que los posibles sustitutos, sean cuales sean, deben ser continuamente monitoreados y seguir las recomendaciones técnicas precisas, superiores al uso de los APC, aparte de cumplir con las normas de seguridad y calidad propia de cada producto para que sea utilizado ahora y siempre.

Francisco Bersch – A mi parecer, todo. Aspectos como, vacío sanitario, procesos de limpieza y desinfección, densidad, controles rigurosos del agua, bases nutricionales diferentes y ambientes (tecnología en los depósitos). Esos son algunos de los cambios en el proceso de producción sin antibióticos.

AN – ¿Qué se espera para el futuro cercano y para el porvenir en la industria avícola latinoamericana en cuanto a una producción libre de antibióticos?

Francisco Bersch – Los cambios vendrán de forma gradual y según la exigencia de los clientes y de la población local. Mientras tanto, la utilización de manera responsable es lo que más la industria domina, aunque solamente desde hace poco tiempo

Francisco Dias – Lo que debemos esperar con el uso de productos que sustituyan los APC en la alimentación de las aves es:

  1. Un aumento del consumo de alimento balanceado,
  2. Un aumento de la producción de secreciones digestivas (mejor digestibilidad y mejor aprovechamiento de los nutrientes),
  3. Protección antioxidante,
  4. Protección antiinflamatoria,
  5. Promueve la eubiosis (condición de equilibrio de la flora saludable del tracto gastrointestinal de los animales),
  6. La reducción de la resistencia antimicrobiana, a través de la sensibilidad del “quorum sensing” y, como consecuencia, una mejor productividad.

 






Leave a Comment