06 Jun. 2019

Manejo & Bienestar

Manejo & Bienestar

¿De cuántas maneras le está afectando el estrés por calor?

El problema del estrés ambiental se ha convertido rápidamente en un gran punto de interés para la agricultura animal, en particular debido a la conciencia pública y las preocupaciones.

Las aves de corral parecen ser especialmente sensibles a los desafíos ambientales relacionados con la temperatura, sobre todo el estrés por calor: esta es la razón por la que entender y controlar las condiciones ambientales es crucial para el éxito de la producción y el bienestar de las aves.

 

EFECTOS CONDUCTUALES Y FISIOLÓGICOS DEL ESTRÉS POR CALOR

En condiciones de alta temperatura, las aves modifican su comportamiento y la homeostasis fisiológica con el fin de buscar la termorregulación, por lo que disminuye la temperatura corporal: pasan menos tiempo alimentándose, más tiempo bebiendo y jadeando, así como más tiempo con las alas elevadas, menos tiempo moviéndose o caminando y más tiempo descansando.

 

EFECTO DEL ESTRÉS POR CALOR EN LA RESPUESTA INMUNITARIA

En un estudio realizado en Estados Unidos, se calculó una pérdida económica anual total por estrés por calor en el sector ganadero de 1,55 a 2,10 mil millones de euros; de este total, entre 115 y 150 millones de euros se producen en el sector avícola.

 

  • Los animales de engorde sometidos a estrés por calor crónico presentaron una reducción significativa de la ingesta de alimento (16,4 %), menor peso corporal (32,6 %) y mayor índice de conversión de alimento (+25,6 %) a los 42 días de edad.
  • En la producción de huevos, un período de estrés por calor de 12 días provocó una reducción de la ingesta diaria de alimento de 28,58 g/ave, lo que dio como resultado una disminución del 28,8 % en la producción de huevos.

En general, el estrés por calor provocó una disminución en el rendimiento de la producción, así como un menor grosor de la cáscara de los huevos y un aumento de la rotura de los mismos.

Además, se ha demostrado que el estrés por calor reduce significativamente el peso del huevo (3,24 %), el grosor de la cáscara del huevo (1,2 %), el peso de la cáscara del huevo (9,93 %) y el porcentaje de cáscara del huevo (0,66 %).

 

IMPACTO EN LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

El estrés por calor durante el período de crecimiento de los animales de engorde se ha asociado con características indeseables de la carne y pérdida de calidad.

Asimismo, se ha demostrado también que el transporte de los animales de engorde desde las granjas a las instalaciones de procesamiento en condiciones de alta temperatura causa pérdidas en la calidad de la carne.

En gallinas ponedoras, se ha comprobado que el estrés por calor afecta negativamente a la producción y la calidad de los huevos.

 

EL CONTROL DE LA TEMPERATURA ES LA CLAVE

Una buena ventilación es esencial durante el estrés por calor cuando la temperatura ambiente está por encima de la zona de confort de las aves; el control de la temperatura es necesario para eliminar el exceso de calor de la estructura mediante aire a alta velocidad con el fin de enfriar las aves y reducir la temperatura del aire antes de que entre en contacto con las aves.

En verano, cuando la temperatura ambiente aumenta por encima de la zona de confort de las aves, estas deben compensar y mantener su cuerpo más fresco por medio de la evaporación, la radiación, la conducción y la convección.

Durante el estrés por calor, algunas aves permanecerán inmóviles, mientras que otras se agacharán junto a las paredes y los bebedores y extenderán sus alas.

  • EVAPORACIÓN: la respiración evapora el agua (de manera similar a un perro), el ave puede aumentar la frecuencia respiratoria normalmente más de 10 veces. Pero eso requiere energía.
  • RADIACIÓN: el calor corporal transferido al ambiente circundante disminuye con temperaturas elevadas. A 40 °C
    de temperatura ambiente, se produce una pérdida de calor de casi cero.
  • CONDUCCIÓN: muy poca transferencia de calor, ya que la superficie de contacto es pequeña.
  • CONVECCIÓN: el ave extenderá las alas y levantará las plumas a fin de obtener más movimientos de aire en la piel y así aumentar la convección.

La conducción y la evaporación son los principales métodos de disipación de calor cuando hace calor; a medida que aumenta la temperatura del lugar, un ave comenzará a jadear en un esfuerzo por aumentar la pérdida de calor por evaporación.

El jadeo de las aves no es deseable en la producción avícola, ya que produce deshidratación y la energía de las aves no se destina al crecimiento y el desarrollo. De 25 a 35 °C, la densidad de población debe reducirse (–37 %) debido a la
mayor cantidad de espacio por ave necesario para evitar el estrés por calor.

La necesidad de alimentar a las aves cuando el tiempo es caluroso causa problemas de estrés por calor. La forma más eficaz de eliminar el calor de un ave es a través del movimiento de aire, y también es la forma más económica de mantener frescos a los animales.

Consiste en crear una velocidad del viento a través del edificio de 2,5-3 m/s. Una buena velocidad del viento permite que una mayor parte del calor se elimine mediante el aire frío que entra en contacto con la piel del ave.

Cuando los pollos están expuestos al movimiento de aire durante los períodos de calor, seguirán comiendo y produciendo, ya que están expuestos a una temperatura más baja.

 

PERO, ¿CÓMO HACER QUE UNA GRANJA SEA EFICIENTE Y RENTABLE?

Al controlar la temperatura, el agricultor obtiene la condición adecuada para equiparar el rendimiento de la producción,
la eficiencia y la rentabilidad. Munters ofrece un paquete de soluciones de ventilación y enfriamiento para controlar y ajustar el ambiente del edificio de gallinas ponedoras:

  • TEMPERATURA DEL AIRE
  • VELOCIDAD DEL AIRE
  • INTERCAMBIO DE AIRE
  • HUMEDAD RELATIVA

Estas operaciones se pueden gestionar mediante un sistema de control.

Munters ofrece una solución a medida para el edificio de gallinas ponedoras, teniendo en cuenta factores externos y ambientales, así como los objetivos de rendimiento de producción.

La experiencia, la alta calidad y los productos duraderos marcan la diferencia y añaden valor a la hora de decidirse por la solución climática.

La innovación forma parte de nuestro trabajo diario y este año presentamos la revolucionaria canaleta de plástico Munters (MPG), el sistema plástico de distribución de agua para el sistema de enfriamiento por evaporación SIN PEGAMENTO.

Se utiliza plástico para evitar por completo el riesgo de corrosión que tienen los sistemas metálicos de distribución estándar. El hecho de que no tenga pegamento es clave para evitar grietas (y los derrames de agua resultantes) y el tiempo de secado (e inactividad) durante la instalación.

Queríamos simplificar el uso y el mantenimiento y, por ello, la MPG cuenta con un soporte tipo panal de gran tamaño: se evitan obstrucciones y se facilita la sustitución del panel y la limpieza de la MPG a la vez, por lo que también aumenta el tiempo entre los trabajos de mantenimiento.

Una vez fijado el bastidor principal en la pared, la MPG cuenta con un sistema de enganche que facilita la inspección visual, el desmontaje para la limpieza o la sustitución del panel y la descarga de agua.

El papel utilizado en Munters CELdek® es un papel fino de calidad especial, desarrollado exclusivamente para Munters. Como resultado, CELdek® se humedece más rápido que cualquier otro panel existente en el mercado.

Una humectación más rápida significa un enfriamiento inmediato y, posiblemente, menos tiempo de funcionamiento del sistema, por lo que ahorra agua, energía y dinero. Si el panel no se seca por completo, podría romperse desde dentro hacia afuera, reduciéndose así su vida útil. Como precaución adicional, CELdek® se trata químicamente para resistir el deterioro.

En la actualidad, el panel de enfriamiento por evaporación de la serie CELdek® se usa en sistemas donde se requiere
un enfriamiento de alta eficacia y una velocidad del aire elevada.

El enfriamiento por evaporación es la respuesta de la naturaleza al control climático eficaz. Es el mismo principio de enfriamiento que usa nuestro cuerpo cuando la humedad (sudor) se evapora y enfría la piel. Al requerir un bajo consumo de energía, el enfriamiento por evaporación es ideal para aplicaciones donde es indispensable reducir las temperaturas altas y ahorrar consumo de energía.

La MPG resulta adecuada para el panel de plástico RCP de Munters, donde el agua de baja calidad o las altas concentraciones de minerales en la canaleta MPG pueden dificultar el uso del panel de papel, y también para garantizar una vida útil más prolongada del sistema de enfriamiento.

 

¿POR QUÉ MUNTERS?

Munters cuenta con una vasta experiencia en «Your Perfect Climate» (su clima perfecto), por lo que se maximiza el
rendimiento de la producción, la rentabilidad, el consumo de energía y el bienestar animal. Tomamos las condiciones climáticas externas indeseables y las cambiamos por condiciones totalmente deseables para el interior del edificio.
Esto es lo que hace Munters:

proporciona el «clima perfecto», lo que se traduce en un consumo correcto de energía, bienestar animal, rentabilidad y tranquilidad.

 

Descubra cómo creamos la solución climática «todo el año» para la Granja Pinilla en: https://youtu.be/OVv7IAuhFp4

Deja tu comentario