Sagrario Molina y su marido, Severiano Gómez de las Heras, para poder compaginar su actividad agrícola y no tener problemas con los proveedores decidieron iniciarse en la avicultura bajo un proyecto llave en mano. Después de valorar todas las propuestas se decantaron por las naves Gandaria, ya que el trato personal que les ofrecían y la calidad de su producto no les generó duda alguna.

“El trato cercano ofrecido por los técnicos de Gandaria y su prestigio hizo que nos decantáramos por ellos para nuestra nave”

EMPEZAR DE CERO

Sagrario reconoce que siempre le ha gustado el campo y los animales. Aunque no tiene antecedentes familiares en el terreno de la avicultura, sí los tiene en la agricultura, ya que durante años se ha dedicado al cultivo de cereal y del olivo. En este sentido, cierran el círculo, ya que la cama de los pollos, un residuo que genera la actividad avícola, ellos la usan para abonar sus campos.

La decisión de compaginar esta labor con una granja sobrevino “porque pensamos que es un negocio viable, pero te tiene que gustar. Buscábamos algo que pudiéramos compaginar con el campo, y por ejemplo tener gallinas no era lo mismo. Era más sacrificado”. Por tranquilidad y miras de futuro, buscaron la seguridad de un contrato de integración a varios años vista, que tuviera continuidad.

Severiano apunta que sufrieron una serie de problemas endémicos del sector agrícola como los robos continuos de aceitunas. Esto fue lo que precipitó la decisión de iniciar una nueva andadura. Sagrario y su marido están muy contentos con sus nuevas instalaciones y con el trato personal y cercano que le ofrecen desde Gandaria.

LA NAVE GANDARIA

La nave cuenta con unas dimensiones de 150 metros por 16. Hay dos cuartos técnicos a ambos lados del porche de entrada, en los que encontramos la sala de control, el vestuario, el taller y el grupo electrógeno. Su localización, en una finca de 6,5 hectáreas de terreno, favorece su aislamiento en cuanto a bioseguridad.

Además, la nave Gandaria cuenta con unos acabados muy cuidados:

Puertas con rotura de puente térmico entre otros extras. Un detalle muy importante es que realizan el montaje del perímetro panelando con sandwich desde la cimentación hasta llegar al encuentro con la cubierta, incluyendo el cubrimiento de la cámara del falso techo.

EXCELENCIA EN LOS ACABADOS

El hecho de que sea un proyecto llave en mano conlleva una tranquilidad a la hora de buscar al interlocutor. “Hablas con un solo proveedor y te olvidas”, repite Severiano, que asegura que optar por llave en mano “vives más tranquilo ya que solo tienes un único interlocutor”. El depósito de agua en el exterior de la nave también es de Gandaria y tiene capacidad para 36.000 m3.

NUEVAS TECNOLOGÍAS AL SERVICIO DE LA GRANJA

Para manejar y gestionar los equipos la nave está dotada con un ordenador de última generación con pantalla táctil. El cuadro eléctrico está realizado con mecanismos schneider y posee un sinóptico de grandes dimensiones donde están representados todos los elementos motorizados que posee la nave, donde con un pequeño vistazo identificas cual de ellos está funcionando mediante una luz verde o en su momento si hubiese una avería mediante una luz roja.

Con este equipo, los avicultores pueden instalar hasta diez alarmas para así controlar los silos, las temperaturas máximas y mínimas, la refrigeración o el grupo electrógeno, entre otras.

Todo ello se puede manejar con control remoto desde un periférico, por ejemplo desde el móvil. Hay cámaras instaladas en la nave que tienen como función tanto controlar el lote como evitar la entrada de personas ajenas a la granja. Así, desde el teléfono es posible ver a los animales, las tolvas, etc.

VENTILADORES Y COOLINGS

La nave consta de ventilación transversal, con 10 ventiladores grandes (VGX125T150) y 8 pequeños (VGX80T075) repartidos a lo largo de ella. Estos ventiladores son tanto de máxima -43.000 m3- como de mínima -19.000 m3-. A lo largo de la nave existen numerosas ventanas (4 por pórtico).

Estos ventiladores, fabricados por Gandaria, están construidos en acero galvanizado con aleación de zinc y magnesio, poseen hélices de palas curvas y cuentan con protección delantera de polipropileno.

También están fabricados por Gandaria los paneles cooling para la refrigeración en verano, que están repartidos en módulos 4,20 metros.

Estas naves, según nos cuentan, son las que mejores rendimientos están consiguiendo en la provincia. Gracias a este sistema de instalación de cooling son capaces de bajar la temperatura en verano garantizando el ambiente ideal para la cría de los pollos habiendo incluso 40°C de temperatura exterior.

En la nave hay 6 sondas de temperatura interior, una de temperatura exterior, una sonda de humedad, una de CO2 y un depresiómetro.

En cuanto al aislamiento, destaca la incorporación de panel sándwich de 3 centímetros de grosor y un falso techo de sándwich de 4 centímetros. Los laterales de la nave llevan, además, paneles de 5 centímetros para garantizar la estanquedad de la nave.

VENTILACIÓN TRANSVERSAL

Según podemos extraer de los comentarios de los avicultores y técnicos en la zona de Toledo se están obteniendo unos excelentes resultados mediante el uso de ventilación transversal en las naves. Por ello, los avicultores nos comentan que han decidido incorporar este tipo de ventilación en sus naves basándose en la experiencia de la zona.

Según la experiencia de los técnicos y avicultores de la zona este tipo de ventilación posibilita que se críen los pollitos de manera uniforme y que el lote sea más homogéneo.

Según la experiencia y los referentes en la zona la ventilación transversal es menos agresiva para las aves, sobre todo cuando hablamos de pollitos pequeños.

La nave cuenta con dos grupos de ventanas de tipo buzón, fabricada con poliuretano inyectado que evitan las turbulencias de aire en el interior de la nave y las fugas por los puentes térmicos. Las ventanas se distribuyen de manera simétrica a lo largo de la nave: cada grupo ocupa 75 metros.

Gandaria, durante el diseño de la nave, realiza un estudio para saber el número de ventanas que habrá a lo largo de la nave contemplando el caudal instalado y la velocidad de aire deseada

EQUIPOS DE ALIMENTACIÓN & BEBIDA

El pienso para la alimentación de los animales se almacena en tres silos de 18.000 kg con células de pesaje.

Esta nave cuenta con 8 líneas de comederos GAN 14 para el arranque del pollito. Este comedero para pollos destaca por su gran resistencia, permite el acceso fácil al pollo desde los primeros días y lleva un dosificador de seis posiciones que permite regular la cantidad de pienso acorde con el consumo según la edad del ave.

Otras ventajas son su fácil limpieza, desmontaje y su diseño, que evita la caída de alimento gracias a sus aletas y bordes anti-desperdicio, que impide que se vierta el pienso a la cama del pollo.

También hay 10 líneas de bebederos modelo Gandaria, con tetina multidireccional y alto caudal.

El suministro de agua en buenas condiciones de salubridad es primordial para el correcto desarrollo de los animales. A esto contribuye el sistema de línea de tetinas Gandaria, unos bebederos higiénicos, fiables y eficientes que cuentan con regulador de presión con sistema de enjuague; este proporciona a la línea la presión óptima para el ideal abastecimiento de agua.

Del bebedero también podemos destacar el indicador de nivel de agua y la tetina multidireccional en acero inoxidable y de máxima calidad, que garantiza su perfecto funcionamiento sin goteo ninguno.

UNOS CLIENTES SATISFECHOS

Aunque llevan aún poco tiempo con la nave en funcionamiento, la satisfacción de estos nuevos avicultores no puede ser más positiva.

Sagrario y Severiano comentan que vieron más naves, pero la de Gandaria es la que más les convenció, siendo ésta una empresa “muy fiable” con un personal “muy profesional” que les mostró el funcionamiento de los equipos antes de comenzar con la actividad.

“El ordenador no es complicado manejarlo, porque es intuitivo y aprendes tocándolo”, explican, y añaden que por ejemplo el programa de luz ya lo han configurado ellos mismos, si bien para aspectos más delicados, como la ventilación, lo consultan primero.

También han destacado de esta empresa su servicio postventa, “sirviéndonos lo que en el momento se requería y pudiéndolos llamar a cualquier hora del día”.

En este sentido, la primera noche, que Severiano la pasó en la granja, tenían la tranquilidad de que si hubiera pasado algo podrían haber avisado de madrugada.

DE CARA AL FUTURO

La experiencia está siendo positiva, y si bien quieren ir paso a paso, su idea es ampliar con dos naves más, porque además no tienen problemas de terreno. La primera pollada que han tenido han metido 33.000 pollos, pero la nave tiene capacidad para 39.000, para lo cual la integradora les ha dicho que harán clareo.

Así que todo marcha bien para plantearse próximas ampliaciones. También la ubicación de la granja, situada en el centro de la zona de influencia de la integradora.

Tienen la incubadora en Cazalegas y el matadero en Bargas, ambos en la provincia de Toledo, aproximadamente a unos 15 kilómetros. La fábrica de pienso que los surte, además, está en Barcience, a 13 kilómetros.

“La verdad es que hemos quedado muy conformes con el servicio recibido por Gandaria en todo momento”

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube