29 Sep 2020

CONTROL DE ROEDORES: una tarea continua y necesaria

control roedores


AUTOR

Equipo técnico de Bioplagen

Diamond V

Los roedores hicieron su aparición en la tierra hace millones de años, muchísimo antes que el hombre, y hoy constituyen una de las especies animales de mayor población en el planeta, debido a su capacidad de adaptación y a su gran actividad reproductiva.

Los roedores son mamíferos que se caracterizan por su dentición, poseen un par de incisivos en cada mandíbula que les sirve para alimentarse y construir sus madrigueras. Dentro de este grupo encontramos 400 géneros y cerca de 2000 especies que se adaptaron a distintos ambientes de agua dulce. Los más conocidos son:

  • La rata parda, noruega o de agua (Rattus norvegicus)
  • La negra o rata de los tejados (Rattus rattus)
  • El ratón doméstico (Mus musculus) denominados roedores comensales por compartir la vivienda y los alimentos con el hombre

Otras especies silvestres de roedores, que debido a su lugar de anidamiento, han tenido poco contacto con el hombre, han podido servir de reservorio de agentes infecciosos por un largo periodo de tiempo.

Los roedores comensales, por sus hábitos de vida, pueden tomar contacto con estas especies, produciéndose la infección cruzada, bien de forma directa (a través de orina, excreciones, heces, alimentos infectados) o indirecta (picaduras o mordeduras de insectos, garrapatas, pulgas, piojos, mosquitos y otros).

Cuando de nuevo vuelven al hábitat que comparten con el hombre y los animales domésticos, se pueden generar zoonosis. En general a las especies del género Rattus se las denomina ratas y al resto de los géneros y especies ratones

Los perjuicios sanitarios causados por los roedores, representan un importante riesgo tanto a nivel humano como pecuario, y el incorrecto almacenamiento de alimentos, junto a malas prácticas de higiene, conducen a un aumento en la posibilidad de que se desarrollen enfermedades zoonóticas. Entendemos como tales, a las enfermedades que en condiciones naturales son transmitidas desde los animales al hombre.

control roedores

La proximidad entre hombres y roedores puede llegar a ser muy estrecha, puesto que vamos a encontrar a los roedores tanto en ambientes urbanos, como en ambientes rurales y en instalaciones pecuarias. Ello hace que se potencien los riesgos de contraer enfermedades por favorecer el incremento de las poblaciones de los roedores.

Una vez expuesto todo lo anterior, creemos necesario el planteamiento de una correcta estrategia de control para prevenir estas enfermedades y evitar pérdidas, tanto económicas como productivas, directamente asociadas a la presencia de roedores. Así, deberemos implementar un programa eficaz de control de los mismos, bien diseñado, y con los productos y sus formas farmacéuticas correctamente definidas; además, mantendremos un control exhaustivo de los cebaderos y de los puntos críticos, donde la monitorización para determinar la eficacia de éstos será clave.

BIOLOGÍA DE LOS ROEDORES

control de roedores bioplagen

Con estos datos, podemos afirmar que una pareja de roedores es capaz de producir hasta 1.500 individuos en un solo año (en condiciones óptimas de agua, comida y refugio).

control roedores

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR LOS ROEDORES

Los roedores son portadores y transmisores de enfermedades que, no sólo afectan a nuestros animales en las granjas, sino que el ser humano es susceptible a la mayoría de ellas. Nos centraremos en las que suponen riesgo de zoonosis.

Las vías de transmisión son numerosas:

  • Contaminación o contacto directo de orina, heces y saliva de roedores, aerosoles y partículas contaminadas.
  • Mordeduras y arañazos.
  • Ingesta de alimento y bebidas contaminadas.
  • Vía parásitos externos (normalmente hematófagos como garrapatas o pulgas, que previamente han parasitado a algún roedor).
  • Animales de compañía, como perros y gatos, que pueden servir de hospedadores intermediarios.
roedores
bioplagen control roedores

MEDIDAS DE BIOSEGURIDAD EN GRANJAS (FÍSICAS Y DE CONTROL)

MEDIDAS FÍSICAS DE CONTROL ACTIVO

control roedores

De acuerdo con el esquema adjunto, comentaremos las medidas físicas de control activo que debemos tomar para el control de roedores en las distintas zonas señaladas:

  • Zona 1: Zona externa del vallado perimetral o setos de separación. Esta parte externa, contigua al vallado perimetral, es recomendable mantenerla lo más libre posible tanto de residuos como de vegetación. Se recomienda la observación y seguimiento de posibles anidamientos cercanos.
  • Zona 2: Zona de anchura determinada (entre 2-5 metros) situada en el lado interno del vallado perimetral. Esta zona 2 deberá estar libre de vegetación y es dónde se localizará la primer línea de cebaderos que deberán colocarse a una distancia de 10 m entre ellos.
  • Zona 3: Zona comprendida hasta el borde externo de grava o concreto que rodea a los galpones. Esta zona es la más extensa, y se recomienda que no haya elementos que puedan servir de refugio a los roedores (equipos de las instalaciones, restos de materiales apilados, etc.). Se evitará la deposición y acumulación de basuras, restos orgánicos, malezas, material de trabajo de los galpones, etc., en esta zona para evitar que sea foco de anidamiento.
  • Zona 4: Es la zona más próxima al galpón. Normalmente está formada por una capa de grava o concreto que rodea al mismo. En ésta, colocaremos la segunda línea de cebaderos. Se dispondrán cada 10 m lineales de separación.
  • Zona 5: Interior de los galpones. Se debe revisar continuamente el interior de los galpones, en busca de huecos a través de los cuales los roedores pueden acceder. Hay que recordar que una abertura de 1-2 cms es más que suficiente para que un roedor pueda pasar.
roedores

Medidas de control:

Colocar cebos rodenticidas en las zonas ya comentadas (2 y 4). Se hará un plano de la granja, marcando la ubicación exacta de los cebaderos. Su reposición será periódica, aunque se recomienda la revisión semanal de los mismos; el responsable será la persona encargada de la bioseguridad. Esto nos ayudará en el programa de control de estos roedores. El hecho de colocar los cebos en el interior de los cebaderos supone una serie de ventajas:

  • Aseguran la conservación de los cebos (los protege de la suciedad)
  • Prolongan la apetencia de los mismos por los roedores Impide que otros animales y personas tengan acceso a los cebos
  • Permite colocar tanto cebos sólidos como líquidos.

 

Las revisiones de los puntos de cebado, los cebos consumidos, así como el número de roedores encontrados muertos, deben ser registrados en el libro de registro.

No hay que olvidar que el control de roedores es una tarea que se lleva a cabo de forma continua y permanente.

Adicionalmente, se eliminará cualquier posible fuente de alimentación (tanto alimento concentrado como agua), para que los roedores no tengan acceso a los mismos durante el vacío sanitario. Durante este período, aumentaremos el número de puntos de cebado para así ayudar a llevar un control más intenso de los roedores, debido a la ausencia de agua y alimento dentro del galpón. En todas las instalaciones, sobre todo en almacenes donde pueda haber presencia de alimento, se mantendrá un férreo control tanto de orden como de limpieza, evitando que los roedores puedan emplearlos como zona de refugio y anidamiento.

Los cadáveres, tanto de roedores como de animales, deberán ser retirados y procesados para su eliminación a la mayor brevedad posible, ya que suponen una fuente de contaminación.

IATs Y FORMATOS DE CEBO

El cebo rodenticida es el producto final, que resulta de la unión del IAT (Ingrediente Activo Técnico) junto al formato o tipo de cebo.

  • Los IATs de rodenticidas anticoagulantes se dividen en dos clase
    • 1ª generación: (Warfarina, Difacinona y Clorofacinona)
    • 2ª generación: (Brodifacoum, Bromadiolona y Difenacoum).

La eficacia de los de 1ª generación es inferior a los de segunda generación, debido a que para los primeros son necesarias ingestas múltiples, mientras que para los de 2ª generación son de ingesta única, suficiente para provocar la muerte del roedor. Las características de los rodenticidas anticoagulantes se muestran en la siguiente tabla:

roedoresDurante el desplazamiento de los roedores, normalmente por la noche o en condiciones de baja luminosidad, se golpean contra elementos que se encuentran en su camino, ya que tienen un bajo desarrollo del sentido de la vista. Estos golpes provocan hemorragias internas, muriendo a consecuencia de las mismas. Esta se da normalmente, en la madriguera o nido, debido al malestar generado por estas hemorragias. Para determinar que la causa de la muerte del roedor se ha producido por una hemorragia, observaremos si existen restos de sangre en las mucosas orales, nasales o anales.

Con respecto a los distintos tipos de cebo existentes, en Bioplagen recomendamos el uso de los siguientes:

RATOLÍ

Cebo Fresco: para ser empleado en las granjas y en zonas en las que hay competencia por el alimento concentrado.

roedores

Cereales: para ser empleados en las granjas y en zonas en las que hay competencia por el grano.

Cebo Líquido: para aquellos lugares donde haya ausencia de agua, en la fábrica de alimento concentrado, etc.

RATIGEN

Bloque parafinado: para zonas de exterior, alta incidencia de luz, zonas altas y zonas húmedas

Pellets: para zonas al aire libre y con constancia de existencia de ratones.

CEBADEROS DE SEGURIDAD

 

 

 

 

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


aviagen
Logo Ceva
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube

 
Síguenos en Youtube AgrinewsTV