14 Ago. 2018

Manejo & Bienestar Otros

Manejo & Bienestar Otros

aves

¿Cómo mejorar los índices productivos de las codornices?

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

Inicio de postura en las codornices


La codorniz debe llegar al inicio de postura con la canal formada y con un peso por encima de los 160 gramos. Para que esto ocurra, son necesarios cuidados especiales desde el inicio de la crianza.

Fase de producción

Las codornices tienen dificultad para hacer la reposición de calcio en los huesos durante su período de producción, lo que evidencia aún más la necesidad de aguardar la completa formación de la canal para alcanzar mejores resultados y, también, muestra cuán importante es la nutrición en la crianza.

Crianza

El inicio de la crianza requiere cuidados y tiene un manejo complicado debido a la necesidad de temperaturas más altas, entre 34ºC y 36ºC. Una falta de atención en esta fase puede resultar en pérdidas sensibles en el desarrollo de las codornices, perjudicando la ganancia de peso, la formación de la canal y la uniformidad.

La vida productiva de las codornices japonesas está influenciada por el manejo, nutrición y período de luz en la crianza, determinando la viabilidad y longevidad productiva del ave.

Temperatura

Uno de los problemas más comunes en esta fase es el exceso de calor, que causa deshidratación, apatía, reducción en el consumo de ración y amontonamiento, pudiendo llevar a tasas elevadas de mortalidad. Otro problema sería el frío. Cuando estas aves sienten frío, tienden a amontonarse buscando calefacción y, con esas situaciones, algunas codornices quedan impedidas de salir para alimentarse y beber agua, lo que genera desuniformidad y puede también llevar a altas tasas de mortalidad.

Después del período crítico entre 3 a 5 días de vida, es necesario reducir gradualmente la temperatura, preparando a la codorniz para retirar completamente la fuente de calor, lo que debe ocurrir entre los 10 y 15 días de vida. En las épocas más frías del año puede ser necesario suministro de calor por la noche, hasta el 15º día de vida, incluso la codorniz ya estando emplumada.

Luminosidad

La luminosidad es otro factor que debe ser controlado. En los primeros días, se proporciona 24 horas diarias de luz. Después de los 15 días de vida, se reduce gradualmente la luz suministrada, con el objetivo de retrasar la madurez sexual de las codornices, hasta alcanzar 13 horas de luz al día en el día 21°. Se mantiene así hasta el inicio de la producción de huevos.

Crianza en suelo

Para la crianza realizada en suelo –con estructuras de albañilería– se recomienda que: El anochecer sea natural Las luces sean encendidas antes del amanecer, pues las codornices tienden a amontonarse buscando los primeros haces de luz que entran por rendijas (puertas, ventanas, tejas), pudiendo generar altas mortalidades en función de esos amontonamientos.

codorniz

En algunas regiones puede ser necesario períodos de luz de hasta 18 horas, dependiendo del clima (calor) y de la necesidad de ampliar el consumo de alimento, siendo el período nocturno más fresco y, por lo tanto, más propicio para estimular el consumo. Este complemento de luz (de 16 a 18 horas) se puede añadir al final del día, al principio del día, o en un intervalo nocturno (en este caso sólo 1 hora).

Ajuste del pico

Otro punto importante es la fecha y la calidad del ajuste de pico. Es un procedimiento delicado y de costo elevado, pero es muy eficiente para reducir problemas de prolapso, desuniformidad y alcanzar pick de producción. El primer ajuste de pico (a los 10 días de vida) puede ser más suave, el segundo y más severo próximo a los 30 días. Estos procedimientos mejoran la ganancia de peso y al redondear la punta del pico en el primer ajuste, siendo que el segundo ajuste de pico es importante para un consumo más homogéneo de la ración (garantiza el consumo de la dieta balanceada), las aves “ciscan” menos y, en consecuencia, reducen el desperdicio de ración, además de evitar el picaje de la cloaca.

producción avicultura

Es importante que la persona que realiza el ajuste de pico tenga conocimiento para esto, pues si exagera puede “abrir el pico del ave” y si el corte es menor de lo necesario, el pico vuelve a crecer y puede traer problemas. En galpones climatizados, con sistema dark house (galpones oscuros) e iluminación controlada, con baja luminosidad, el ajuste de pico se torna opcional, pues la codorniz queda más calmada y la diferencia de mortalidad y producción se vuelve mucho menor cuando se compara con lotes que sufrieron ajuste de pico.

Densidad durante la crianza

Otro factor importante y que puede influir en la formación de la canal de la codorniz es la densidad utilizada en la crianza. Cuando está por encima de la recomendada, las codornices tienden a perjudicar su desarrollo y la uniformidad del lote queda comprometida. Además de respetar el área en cm² recomendada por la línea genética, es importante observar qué número de comederos es disponible por codorniz alojada y también el número de bebederos (nipple) disponibles para las codornices. El comedero debe ofrecer, como mínimo, 1,4 cm por codorniz y, por cada 20 codornices, se debe poseer al menos 1 nipple.

Transferencia al galpón de postura

Con el control de la luminosidad, manejo adecuado en la crianza, nutrición de calidad, las aves se van a desarrollar de forma adecuada y pueden ser transferidas para postura entre los 37 y 40 días, antes del inicio de la postura, que ocurrirá alrededor de los 42 a 45 días de vida. La fecha de la transferencia necesita un margen de seguridad que impida el transporte de codornices ya en postura, evitando que ocurra una postura interna, rompimiento huevos en el oviducto, además de lesiones en el ovario que pueden perjudicar el inicio de producción de las codornices e incluso la viabilidad.

La transferencia requiere muchos cuidados, el manejo de las aves debe ser realizado de forma suave y evitando causar lesiones en las aves:

  • Las cajas de transporte de las codornices deben estar limpias y desinfectadas
  • No se puede permitir que las codornices pasen la cabeza fuera de la caja, lo que aumenta el riesgo de muerte por decapitación o estrangulamiento
  • Deben tener un espacio entre el piso y el fondo de la caja para evitar la amputación de dedos al arrastrar una caja sobre la otra
  • La densidad y temperatura utilizadas en la caja deben ser adecuada,, visualizando que durante el día pueden ocurrir variaciones de temperatura y humedad en el ambiente que pueden interferir en la comodidad de la codorniz durante el transporte.

En el galpón de postura, es necesario verificar la presión y caudal del bebedero, así como el acceso a la ración en el comedero, pues en algunas situaciones las codornices pueden tener dificultad para beber agua o comer, lo que debe ser rápidamente observado y corregido. Es muy importante que los galpones tengan sólo una edad de aves y que se utilice el sistema todos dentro – todos fuera (all in all out). No existe limpieza y desinfección bien hecha, si dentro del galpón aún quedan aves de otro lote. El proceso adecuado de limpieza y desinfección rompe el ciclo de bacterias y virus patógenos presentes en el galpón y disminuye el desafío de la codorniz, haciendo la tarea de adaptarse al nuevo ambiente más fácil

producción avicultura

Conclusiones

Un lote de codornices que inicia la postura con las aves debajo del peso adecuado, sin completar el desarrollo de la canal y/o con baja uniformidad, tendrá mayor mortalidad en el inicio de producción y tendrá una vida productiva menor, cuando se compara con un lote que cumpla con esas exigencias.

La principal causa de mortalidad al inicio del ciclo productivo está relacionada con el prolapso y la causa de éste está directamente relacionado al peso corporal de la codorniz y su canal.

Otro factor importante en el tema del prolapso es el ajuste de pico, cuando tiene mayor luminosidad, para que las codornices no se realicen picaje de la cloaca unas a otras.

En las luminosidades mayores, o con luz natural, esto ocurre porque luego de la postura, debido a la coloración rojiza de la cloaca y su movimiento de contracción para volver a la forma original, las otras codornices, por curiosidad, podrían realizar picaje de la cloaca llevando a la formación de edema y dificultando el retorno a la forma normal, quedando expuesta a picajes consecutivos, aumentando el edema y ocasionando el prolapso en el momento de la postura del próximo huevo.

El alto índice de crecimiento del mercado de codornices en los últimos años y la demanda de huevos hicieron que los coturnicultores inviertan en granjas con estructuras costosas y modernas. Y, para honrar los compromisos financieros asumidos, además de la dificultad de encontrar mano de obra calificada, los granjeros y técnicos dejaron de lado algunas acciones de manejo que son extremadamente importantes para alcanzar altos niveles productivos. Como las instalaciones eran nuevas y las inversiones no dejaban de ocurrir, siempre alojando nuevos galpones, eso enmascaraba el problema que estaba por venir.

Sin embargo, el sector debe repensar la manera de abordar el manejo de la granja, priorizando el manejo sanitario y el bienestar de las aves, que deben tener sus necesidades atendidas para que logren expresar todo su potencial genético

Diamond V


Deja tu comentario