21 Dic 2021

Cobb destaca nutrición y salud intestinal de las reproductoras de pollos de engorde

get_the_title
  • Rodovia Assis Chateaubriand, Km 10. Guapiaçu - SP 15.110-970/ PO.Box 2
    Brasil
  • +55 (17) 3267 999
  • www.cobb-vantress.com/



Diamond V

Las aves de engorde dependen de una excelente salud intestinal para digerir el alimento de manera eficiente. Sin embargo, la composición del alimento en sí puede afectar directa e indirectamente la salud intestinal. Por ejemplo, los contaminantes de los alimentos, como las micotoxinas, pueden dañar directamente el tracto gastrointestinal. Algunos ingredientes del alimento y los cambios en su formulación pueden afectar indirectamente la salud intestinal al seleccionar y enriquecer el crecimiento de especies específicas de bacterias en el intestino. En algunos casos, estos cambios pueden hacer que la población de la microbiota se vuelva inestable y ocasione problemas de salud intestinal.

El acceso al alimento, la formulación, la digestibilidad, la calidad, el procesamiento y los aditivos son factores importantes involucrados en la promoción y el mantenimiento de la salud intestinal. El propósito de este artículo es considerar algunos de los elementos nutricionales que son importantes para la salud intestinal.

Acceso al alimento

El objetivo principal del manejo después de colocar los pollitos en la granja es conseguir el máximo de ingesta de agua y alimento posible para apoyar el crecimiento y la salud intestinal. El incumplimiento de este objetivo dará lugar a problemas irreversibles con el desempeño del lote, lo que afectará negativamente su crecimiento, la conversión alimenticia, la uniformidad y la salud intestinal.  Al colocar los pollitos en la granja, asegúrese de que tengan fácil acceso al alimento y al agua. Chequéelos para asegurarse de que estén recibiendo suficiente agua y comida examinando los buches.  Para obtener información detallada sobre la colocación y el manejo de los pollitos, consulte nuestra Guía del Criador Cobb recientemente actualizada (www.cobb-vantress.com/resources).

El acceso al alimento y agua para los pollitos es importante para apoyar el crecimiento y el desarrollo intestinal. La ingesta de alimento estimula el desarrollo intestinal (alargamiento de las vellosidades, proliferación de criptas, aumento de la actividad enzimática, secreción de moco y desarrollo de enterocitos). Además, la ingesta de alimento hará que los intestinos aumenten su longitud total. Estos desarrollos aumentan la superficie disponible para la absorción de nutrientes y proporcionan un entorno acogedor para la microbiota. Retrasos en el acceso al alimento y al agua atrasarán el desarrollo intestinal y el establecimiento de la microbiota intestinal. Dado que la microbiota actúa como una barrera contra las infecciones patógenas, la aparición precoz también puede brindar a los pollitos protección contra las enfermedades.

El acceso al alimento y al agua es importante no solo para el desarrollo de los pollitos, sino para toda la vida del lote.  La retirada del alimento puede provocar cambios de composición en la microbiota, adelgazamiento de los intestinos y reducción de la altura de las vellosidades. A diferencia de los pollos que se alimentan ad libitum, los programas de alimentación de reproductoras están diseñados para controlar el peso corporal y promover la producción de huevos. Por lo tanto, las reproductoras de pollos de engorde generalmente se alimentan una vez al día, pero algunos productores utilizan planes de alimentación alternativos. Las reproductoras se han adaptado a estos programas de alimentación, aumentando el tiempo de retención de alimento en el tracto gastrointestinal para poder extraer la máxima cantidad de nutrientes del alimento.  Sin embargo, es importante alimentar las aves a la misma hora del día para evitar el estrés y mantener estable la población de microbiota. También es fundamental asegurarse de que el comedero y el espacio para el agua estén correctos basados en la densidad de aves. El espacio de agua / alimento incorrecto puede ser una cuestión de salud intestinal, desempeño de la producción y bienestar animal.


Formulación de alimento e ingredientes

En muchas regiones, las reproductoras de pollos de engorde se alimentan con una dieta basada en harina de maíz y soja. Otras regiones utilizarán cereales (trigo, cebada) como alternativas al maíz. Asimismo, se puede utilizar fuentes de proteínas distintas de la harina de soja, como el altramuz, la harina de girasol, la harina de canola o la harina de colza. Una diferencia notable entre estos ingredientes es la cantidad y los tipos de polisacáridos no amiláceos (PNA) en estos ingredientes vegetales (Tabla 1).

Algunos consideran que los PNAs son antinutritivos debido a su impacto en la viscosidad digestiva. Sin embargo, estos polisacáridos complejos se pueden fermentar para mantener una comunidad microbiana sana y producir ácidos grasos que el pollo puede usar como fuente de energía. Diferentes PNA son fermentados selectivamente por diferentes bacterias y, por lo tanto, se puede llevar a cabo un enriquecimiento dirigido de especies bacterianas utilizando un PNA específico. Dadas las diferencias en los tipos de PNA en las dietas a base de maíz y salvado de soja y trigo, surge la pregunta de cuál es la mejor dieta para la salud intestinal.

Desafortunadamente, hay demasiadas variables de confusión involucradas para responder a la pregunta. Por ejemplo, en el tracto digestivo, los PNA son estructuralmente complejos e interactúan con otros nutrientes y componentes digestivos, lo que dificulta determinar sus destinos. Otros factores a considerar incluyen el impacto del procesamiento en los ingredientes del alimento y la variabilidad de la calidad (del maíz o el trigo).

Los aditivos alimentarios pueden ser utilizados para promover la absorción de nutrientes (acidificar), extender la vida útil (antioxidantes) y mejorar la digestibilidad (enzimas). Los acidificantes del alimento reducen el pH gastrointestinal, lo que promueve la absorción de calcio y proteínas y selecciona especies bacterianas beneficiosas. Los antioxidantes pueden ser usados para prevenir el rancio de la grasa, ya que se ha demostrado que la grasa rancia en el intestino desafía la estabilidad de la microbiota y poblaciones seleccionadas de E. coli. Aunque se puede agregar enzimas para mejorar la digestibilidad, es más usada en la producción de pollos de engorde que en producción de reproductoras. En general, es muy recomendable probar cualquier aditivo alimentario antes de incorporarlo a su programa de nutrición.

Calidad del alimento

La seguridad alimentaria es un criterio importante para la selección de ingredientes. Los contaminantes en los alimentos pueden afectar la salud intestinal, dañando directamente los intestinos o alterando el microbiota. Para reducir el riesgo de contaminación, es prudente realizar evaluaciones de la seguridad del alimento con pruebas y auditorías. Podemos clasificar los peligros de los ingredientes en 3 grupos principales: químicos, biológicos y físicos. Los peligros químicos incluyen pesticidas, metales pesados, dioxinas, melamina y residuos de antibióticos.

Los pesticidas son controlados sobre todo en los productos de granos, mientras que los metales pesados ​​son problemas asociados con las fuentes minerales. Los microbios presentan riesgos biológicos que pueden causar problemas de salud e incluyen bacterias, particularmente Salmonella, así como hongos, que pueden producir micotoxinas. El último grupo, los riesgos físicos, son los contaminantes como el plástico, el vidrio o el metal. Los peligros físicos pueden ser detectados con intervenciones en el proceso (imanes) y análisis de laboratorio.


El procesamiento

Cabe señalar que el procesamiento de ingredientes puede afectar la calidad del alimento. Por ejemplo, cocinar de forma insuficiente o excesiva la soja puede afectar la digestibilidad y disponibilidad de las proteínas. Dependiendo de las condiciones de procesamiento y almacenamiento del maíz, se puede formar almidón retrógrado, que es menos digerible. Como se observó, los granos mantenidos en malas condiciones de almacenamiento pueden enmohecerse, lo que lleva a la contaminación por micotoxinas. Las micotoxinas son termoestables, por lo que una vez presentes no se les puede eliminar y los productores se limitan a utilizar aglutinantes de micotoxinas.

La elección de la forma del alimento (peletizado, triturado o salvado) depende de varios factores, como la edad del lote y la formulación del alimento.  Entre las formas de alimentación, el tamaño de las partículas y la uniformidad son importantes en el alimento triturado y el salvado, pero no tan importantes en el alimento peletizado, porque el alimento peletizado está altamente procesado. El tamaño de las partículas para el alimento salvado y los triturados son consideraciones importantes para la edad, ya que los pollitos pueden tener dificultades para digerir partículas grandes, ya que la molleja y el tracto intestinal no están completamente desarrollados. La uniformidad del tamaño de las partículas también es importante porque las aves más viejas pueden seleccionar partículas más grandes y dejar las partículas finas. Ambos casos pueden ocasionar problemas nutricionales, de salud intestinal y de salud general.

En términos de tamaño, las partículas pequeñas proporcionan más área de superficie para que las enzimas digestivas y las secreciones alcancen su objetivo y son consideradas más fáciles de digerir. Por otro lado, se cree que las partículas de gran tamaño estimulan el desarrollo y la actividad de la molleja, y las partículas más grandes se retienen por más tiempo en el tracto intestinal. Un tiempo de retención más prolongado puede ayudar a liberar más almidón en los granos de cereales, lo que facilitará la fermentación bacteriana. Actualmente, es recomendable un tamaño de partícula de 900 a 1100 µm para una digestibilidad ideal.

Conclusiones

El alimento, junto con sus ingredientes, debe evaluarse por su calidad porque él tiene un mayor impacto en la salud intestinal que cualquier otro factor. Considere los contaminantes y el tamaño de las partículas porque pueden afectar la salud intestinal directamente o mediante la modulación de las poblaciones bacterianas en el intestino. El acceso al alimento con el espacio de comedero correcto es crucial para los lotes de todas las edades. Sin embargo, no se olvide del agua, el nutriente más importante. El acceso a agua de buena calidad es necesario para una buena digestión y salud intestinal.

Tabla 1:

Ingrediente para alimento Polisacárido principal sin almidón (NPA) presente
Maíz, Trigo, Triticale Arabinoxilano
Cebada, Avena β-Glucano
Soja, Colza Arabinogalactan
guisantes, colza Arabina
Altramuz Galactan

 

Cobb - Vitor Hugo

*Vitor Hugo Brandalize es graduado en Medicina Veterinaria y Servicios Técnicos Mundiales de Cobb-Vantress.

 

 

 




REVISTA AVINEWS +


Noticias sectoriales

 
 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



logo