16 Oct. 2019

Marketing & Economía Mercados

Marketing & Economía Mercados

ricardo santin omc ue carne de pollo salada

Carne de pollo: ABPA- Brasil vuelve a pedir apertura de panel en la OMC contra la UE


Escrito por: Priscila Beck

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

La ABPA, Asociación Brasileña de Proteína Animal, reiteró al gobierno federal la solicitud de apertura del litigio contra la Unión Europea, UE, en la OMC, Organización Mundial del Comercio, tras traba del bloque a la carne de pollo brasileña.

 

La información fue publicada el lunes (14/10) por el periódico Valor Econômico. Según el medio, la reanudación fue motivada por la regulación de las atribuciones de la Secretaria Ejecutiva de Camex, Cámara de Comercio Exterior.

En la práctica, los exportadores brasileños cuestionan los criterios sanitarios aplicados por la Unión Europea para la carne de pollo salada, el principal producto exportado por Brasil. En el Valor Econômico, la abogada Ana Caetano, quien representa a la ABPA, informó que desde 2011 el bloque europeo se ha exigido que el pollo salado no tenga ningún tipo de salmonela, pero no tiene una base científica para ello.

Actualmente, Brasil tiene una cuota de alrededor de 170 mil toneladas para exportar carne de pollo salada a la Unión Europea. Dentro de esta cuota, la tarifa de importación es menor, 15.4%, de acuerdo a Ana Caetano. La ventaja arancelaria hace que los exportadores brasileños prefieran exportar pollo con sal.

Si exportaran carne de pollo in natura, tendrían que pagar un arancel «obstaculizador» de € 1.024 por tonelada, conforme a la abogada.

El problema es que, para los europeos, el pollo salado no puede tener ninguno de los más de 2.500 tipos de salmonella, mientras que para el producto in natura sólo está excluido si tiene dos tipos de salmonella (typhimurium y enteritidis), precisamente los más asociados con la intoxicación alimentaria.

El argumento brasileño es que el pollo salado debe tener los mismos criterios que el pollo in natura, ya que ambos no son cocidos y, por lo tanto, no pueden evitar la bacteria. El proceso de cocción mata las salmonellas.

Además, Ana Caetano agregó a Valor Econômico, el pollo salado exportado por Brasil estaría destinado a la industria de procesamiento. Por tanto, se cocinaría antes de llegar al consumidor.

“Si pones sal a una mitad de la pechuga de pollo y no pagas la tarifa de cuota-extra, la Unión Europea dice que es un problema de salud pública. Pero si toma la misma pechuga y vende la otra mitad sin poner un gramo de sal y paga una tarifa de más de € 1.000, no tiene salud pública. En resumen, es sólo un proteccionismo europeo», criticó el vicepresidente de mercados de la ABPA, Ricardo Santin – Valor Econômico.

En la evaluación de la Asociación, la apertura de un litigio contra la Unión Europea en la OMC está justificada porque Brasil ya ha agotado el intento de resolver el problema dentro del Comité Fitosanitario de la OMC. Según la abogada, hubo tres intentos de resolver el impase, pero sin éxito.

Para que se instale el litigio, el gobierno brasileño aún debe aceptar el reclamo de ABPA. “La señal del Ministerio de Agricultura y de Itamaraty es que tenemos los fundamentos técnicos para abrir el tema. Y tenemos buenas posibilidades de ganar, pero ahora depende de una decisión política de Camex”, señaló Santin (VE).

A pesar de este optimismo, aún no está claro cuándo el gobierno brasileño tomará la decisión sobre la solicitud, dijo al Valor Econômico una fuente de alto rango del Ministerio de Agricultura.

Paralelamente con el litigio, la ministra Tereza Cristina quiere asegurar la liberación de los 20 mataderos de aves de corral a los que se les prohibió vender a la Unión Europea en 2018. Las plantas fueron vetadas a raíz de la tercera fase de la Operación Carne Débil. Sin embargo, para que esto suceda, los europeos deben enviar una misión de técnicos a Brasil.

Fuente: Valor Econômico

Diamond V


Deja tu comentario