Hay muchos factores de estrés relacionados con la producción de pavo y el objetivo es reducirlos. Para ellos la Bioseguridad en pavos es la mejor defensa que se puede interponer para producir pavos sanos.

El control de plagas debe ser muy estricto pues es uno de los reservorios más importantes de enfermedades en las explotaciones ya que son vectores de gran importancia que permiten la permanencia de las enfermedades en cada manada de animales que entra. Moscas, mosquitos, escarabajos y cucarachas por un lado y el control de roedores y pájaros silvestres por otro.

Muchísima importancia dan en países como EE.UU. al control de pájaros silvestres, posiblemente por la gran cantidad de ocasiones en que han sido los vectores de enfermedades víricas o bacterianas que posteriormente han afectado a instalaciones de pavos.

La revisión se ha de hacer dos veces al día mínimo y cuatro veces si hay brotes de enfermedad para eliminar las aves muertas. Se recomiendo realizar esta labor con ropa y botas específicas y de fácil limpieza de uso exclusivo, evitando asi la propagación de enfermedades. Del mismo modo es conveniente cambiarse el calzado para ir de una nave a otra y evitar el propagar las enfermedades entre naves.

El control de las tuberías para evitar el biofilm es otro punto crítico en la cría de pavos ya que los animales permanecen durante bastante tiempo en la nave y no se realizan vacíos sanitarios frecuentes.

Trabajar para obtener un desarrollo del intestino sano y libre de gérmenes patógenos es otro criterio de trabajo básico. Un sistema digestivo sano y fuerte tiene un buen nivel inmunitario que hará una barrera efectiva frente a las enfermedaddes. Para ello debemos sembrar y alimentar la flora beneficiosa y segar o desbrozar flora patógena para que no crezca («seed, feed, weed» como dicen los americanos). Para ello se recomienda:

1. Sembrar en la propia incubadora con bacterias para el tracto gastrointestinal, para que así los pavipollos lleguen a las instalaciones con su flora.

2. Alimentación acompañada de ácidos orgánicos para promover el crecimiento de la flora saprófita.

3. Desbrozar la flora patógena con mananooligosacáridos  para evitar que las bacterias se unan al tracto gastrointestinal.

Un manejo adecuado de la cama y un buen uso de los ventiladores permiten trabajar con un ambiente adecuado que evite la formación de amoníaco o otros gases nocivos así como la presencia de camas mojadas que permiten la proliferación de bacterias.

Para que las normas de bioseguridad en una granja de pavos puedan ser puestas en práctica de forma correcta deben incluir:

1.Ubicación en una zona de baja densidad de aves de corral.

2. Alejada de otras producciones ganaderas

3. Alejada de las rutas de transporte utilizadas para transportar aves

4. Lejos o muy lejos de las concentraciones de aves silvestres y sobretodo de acuáticas.

5. Naves diseñadas con un único punto de entrada (con una ducha situada en este punto de entrada ya es lo máximo)

6. que la instalación evite el contacto con aves silvestres y sobretodo con los parásitos que estas llevan.

7. Reducir la entrada de vehículos a los estrictamente necesarios (silos que se puedan descargar desde el exterior de la valla perimetral)

8. Evitar que entre personal proveniente de otra explotación.

 

 

 



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Marzo 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube