10 Oct. 2019

Patología & Salud animal TENDENCIA

Patología & Salud animal TENDENCIA

Avances tecnológicos, desarrollando herramientas para proteger la salud de las aves


Escrito por: A. Gregorio Rosales

La industria avícola se ha convertido en una fuente creciente e indispensable de proteína animal de alta calidad y bajo costo para la población del mundo gracias a los avances logrados constante y gradualmente en las áreas de genética, nutrición, manejo y salud animal.


En materia de salud, el desarrollo y disponibilidad de vacunas aviares que protegen contra los signos clínicos y perdidas ocasionadas por un sinnúmero de agentes patógenos, han permitido que la industria continúe siendo eficiente y productiva. Incluso, en varios casos las vacunas han permitido que la industria perdure y progrese a pesar de la presencia de enfermedades que han o continúan siendo una amenaza para su subsistencia.

La primera generación de vacunas, compuestas por gérmenes vivos atenuados o inactivados para inducir inmunidad y protección, ha sido usada exitosamente durante décadas para proteger a las parvadas. En años mas recientes apareció una segunda generación de vacunas usando gérmenes que sirven como vectores conteniendo secuencias de ADN o genes (inserciones) que codifican los antígenos específicos para estimular inmunidad contra otros gérmenes diferentes al vector.

Las vacunas vectorizadas o recombinantes son utilizadas para inmunizar simultáneamente a las parvadas contra la enfermedad del germen usado como vector (generalmente es un virus como es el caso del virus herpes de pavo) y otra enfermedad (otro virus distinto al vector) en una sola aplicación. Varias de estas vacunas se utilizan hoy para inmunizar a las parvadas contra enfermedades como Marek, Viruela Aviar, Newcastle, Influenza Aviar, Infección de la Bolsa de Fabricio, Laringotraqueitis, etc. Durante este ultimo año han aparecido nuevas vacunas que cuentan con un vector con dos antígenos (inserciones) en lugar de uno y por lo tanto son llamadas dobles recombinantes.

Todas las vacunas recombinantes (con una o dos inserciones) tienen la gran ventaja de poder ser administradas en la incubadora, y de no incluir virus vivos que pueden replicarse y contribuir a la diseminación de virus que pueden volverse mas virulentos y/o sufrir cambios genéticos resultado en nuevos serotipos o variantes de estos.

Es indispensable conocer los atributos de las vacunas recombinantes para utilizarlas de la mejor manera posible solas, en combinación y/o seguidas de vacunas convencionales (de primera generación) para estimular los niveles y tipos de inmunidad requeridos para proteger a las aves contra ciertas enfermedades.

Así mismo, avances en las técnicas de diagnóstico moleculares como son las pruebas de PCR siguen progresando y hoy también contamos con pruebas de PCR en tiempo real (rtPCR) y cuantitativas (qPCR). Estas pruebas han probado ser herramientas sumamente útiles, rápidas y especificas para la confirmación de ciertas enfermedades como el Mycoplasma gallisepticum (MG), M. synoviae (MS), Newcastle, Bronquitis infecciosa, Influenza Aviar, etc., una vez que estas son detectadas por métodos serológicos o por la aparición de lesiones y signos clínicos presuntivos.

Los métodos de diagnostico continúan evolucionando rápidamente al punto que es posible que pronto tengamos la oportunidad de enviar muestras al laboratorio y que un agente patógeno no solo pueda ser detectado molecularmente, sino además que se pueda hacer su secuenciación genética (por medio del método de secuenciación de nueva generación) para caracterizarlo, clasificarlo, compararlo con previos aislamientos del virus y/o cepas vacunales.

Todos estos procedimientos están convirtiéndose en nuevas y mejores herramientas para el diagnóstico y diseño de estrategias para proteger la salud de las aves.

Diamond V


Deja tu comentario